Seguimos la Ruta del Románico en Navarra

Pedro 11 enero, 2017

¿Sueñas con una arquitectura casi mágica que te absorbe solo con verla? Pues hoy nos vamos de ruta por el Románico en Navarra. Prepara tus cinco sentidos para una viaje apasionante.

Disfruta de la Ruta del Románico en Navarra

El Románico es un estilo artístico que tuvo lugar en Europa sobre todo en los siglos XI, XII y XIII. Navarra fue uno de los lugares donde con más brillantez se desarrolló.

La importancia del antiguo Reyno de Navarra en el Camino de Santiago fue básica. Junto a ello, las artes espirituales y culturales de la Edad Media, ayudaron a que se tenga un amplísimo legado de iglesias, catedrales y monasterios. Pero también quedan obras de arquitectura civil para todos los amantes de este estilo artístico.

Monasterio de Leyre en Navarra
Monasterio de Leyre – Rufino Lasaosa / Flickr.com

Los edificios suelen tener como característica la robustez de los muros y contrafuertes. Además, son llamativos por la poca luz que suele filtrarse, lo que invita al recogimiento.

Una de las claves que lo identifican es el arco de medio punto. Unido a la bóveda de cañón y a la sobriedad de la ornamentación, que está centrada en capiteles y portadas, se convierte en algunos casos en retablos en piedra de gran originalidad.

La Ruta del Románico en Navarra está conformada por 54 monumentos que fueron declarados como Bien de Interés Cultural (BIC). Vamos a comentarte algunos puntos que merecen la visita.

“El mundo es un libro, y aquellos que no viajan leen solo una página.”

– San Agustín –

Lugares destacados de la ruta

1. Monasterio de la Oliva

Monasterio de la Oliva en Navarra
Monasterio de la Oliva – Quintanilla

Cuenta con una iglesia románica amplia que es uno de los ejemplos más claros de arte cisterciense de nuestro país. Podemos destacar la sala capitular, que es una de las que tiene más armonía del románico español, así como el claustro gótico.

En la fachada, correspondiente al siglo XIV, se han reutilizado algunos elementos de la anterior románica, caso del crismón del tímpano o los canecillos que pertenecen a la cornisa superior.

2. Recinto amurallado de Rada

Está situado estratégicamente en lo alto de un cabezo que tuvo gran relevancia defensiva en la Edad Media. Podemos ver restos de un castillo del siglo XII. También encontramos un lienzo de la muralla de la misma época y de unos 100 metros de longitud. Se le suma al grupo un viejo torreón circular románico y la iglesia de San Nicolás, que es de finales del siglo XII.

3. Monasterio de Fitero

Monasterio de Fitero en Navarra
Monasterio de Fietero – Miguel Ángel García. / Flickr.com

Fue el primer monasterio de la Orden del Císter en la península ibérica. Además, es de los pocos que se integran en un pueblo. La iglesia abacial tiene una cabecera de girola que cuenta con cinco capillas.

Es un claro ejemplar cisterciense que es único en nuestro país. Se conserva también una gran colección de arquetas de origen árabe, cofres medievales y un relicario gótico relevante.

4. Iglesia de Santa María Magdalena

En su portada principal, tiene una gran torre de tres cuerpos. Cuenta con el estilo románico de mayor pureza que se puede ver en Tudela. Esta construcción, al parecer, se levanta en lo que fue una iglesia mozárabe. Es por ello que la cabecera queda algo desplazada.

5. Catedral de Santa María de Pamplona

Catedral de Pamplona
Catedral de Pamplona – Sybille Yates

Se construyó en el siglo XII sobre la mezquita mayor. Tenía planta románica, dividida en 3 naves con sus 3 puertas de acceso. Tras un derrumbe se construyó en su lugar la catedral gótica que hoy se puede contemplar y cuya fachada es neoclásica.

A pesar de ello, se conservan algunos elementos románicos, como la portada de la Virgen, la capilla de Jesucristo o la puerta de la Cillería. La catedral tiene un interesante claustro románico de extraordinarias dimensiones que merece mucho la pena visitar.

6. Monasterio de Tulebras

En él está el primer cenobio femenino que el Cister funda en nuestro país. Es una iglesia que arquitectónicamente responde al estilo románico. Podemos notarlo en sus portadas, nave y cabecera, teniendo además una colección interesante de arte sacro que merece la pena ver.

7. Iglesia de San Juan de Jerusalén

San Juan de Jerusalén NAvarra
San Juan de Jerusalén – Araceli Merino / es.m.wikipedia.org

Es un templo de gran sencillez, que tiene una sola nave y una bella portada abocinada. Después de su restauración, se volvió a colocar donde estaba originalmente. En el caso de este templo, fue testigo de la misión de los monjes hospitalarios que se encargaron de atender a los peregrinos.

Esperamos que después de estos apuntes, te animes a realizar la Ruta del Románico en Navarra. Es una de las zonas donde con más belleza se desarrolló este estilo. Aunque mucha gente prefiere el gótico por su aparente mayor espectacularidad, el románico es quizás de mayor mérito en su construcción debido a su elevada antigüedad y a la complejidad en aquella época para realizar las construcciones. Merece la pena esta visita mágica al pasado medieval navarro.

Te puede gustar