La mejor forma de disfrutar de Altea, a orillas del Mediterráneo

· 17 octubre, 2017

Disfrutar de Altea es realmente fácil, solo se necesita tiempo para estar allí, cuantos más días, mejor. Del resto se ocupa la propia población de la costa de Alicante, porque lo tiene todo. Magníficas playas, suculentos platos gastronómicos, un clima excepcional y un entorno natural de lo más atractivo. Síguenos y te vamos a dar más pistas de lo que te espera en Altea.

Disfrutar de Altea, un bellísimo pueblo mediterráneo

No es extraño que el núcleo histórico de Altea, conocido como El Fornet, aparezca en los habituales listados que se hacen con las poblaciones más bellas de la Comunidad Valenciana, e incluso de toda España. Y es que pasear por su laberinto de calles es una de las mejores formas de disfrutar de Altea.

Casco antiguo de Altea
Altea – Holbox

Y caminando se llega a rincones tan emblemáticos como las plazas de la Iglesia o del Convent, que son estampas clásicas de la población.

Eso sí, Altea pueblo es muy bonito por su arquitectura típica encalada y adornada siempre con floreadas macetas, pero también recomendamos llevar buen calzado para caminar cómodamente por su accidentada trama urbana, perfectamente adaptada a un paisaje muy quebrado.

El entorno serrano de Altea

Sierra deBernia, otra forma de disfrutar de Altea
sierra de Bernia – Vicente de Miguel / Flickr.com

La colina donde se asienta el viejo pueblo pescador de El Fornet es una más del conjunto serrano de los alrededores. Un entorno natural que se ha de recorrer si quiere disfrutar de Altea.

Estamos hablando de la hermosa Sierra de Bernia y de los paisajes protegidos del cercano Parque Natural de la Sierra Helada. Unos parajes atravesados por sendas y caminos ideales para el trekking, la mountain bike e incluso las rutas a caballo.

Las playas de Altea

Playa de Altea
Playa de Altea – holbox

Hemos hablado del pueblo histórico y de los alrededores naturales, pero todavía no hemos mencionado el gran motivo que tienen miles y miles de turistas para visitar Altea: sus playas. En total, la población cuenta con más de 6 kilómetros de litoral, y podemos decir que estos kilómetros están entre los más hermosos que posee toda la Costa Blanca de Alicante.

A lo largo de ellos hay playas y calas para todos los gustos, y cada una tiene su nombre: La Olla, La Barreta de Gualda, Cala de la Barra, Playa del Albir, Cala del Soio, Cap Blanch, Cap Negret, Cala del Metge, El Mascarat, La Solsida y La Roda.

En todas ellas se disfruta de unas aguas de oleaje sumamente calmado y de temperatura muy agradable. Y la gran ventaja es la variedad, ya que hay tranquilas y pequeñas calas rodeadas de acantilados y otras playas más grandes, como la de La Olla, plenamente urbanas.

Por cierto, es habitual en el litoral mediterráneo que los pueblos costeros tengan un gran paseo marítimo. También ocurre aquí, y de hecho este es uno de los mejores lugares para disfrutar en Altea, ya que en él se hallan numerosos bares, cafés y restaurantes.

Otro tipo de baños en Altea

Fuentes del Algar
Fuentes del Algar – Graham White / Flickr.com

En esta población alicantina, uno no solo se puede dar un chapuzón en el mar. También podemos adentrarnos hacia las tierras de interior hasta el municipio vecino de Callosa.

Es en este pueblo donde encontramos las Fuentes del Algar. Un paraje excepcional, con unos saltos de agua y unas piscinas naturales ideales para el baño. Eso sí, a una temperatura más fresca que la del mar, lo cual es de agradecer muchos días del caluroso verano.

Comer, otra forma de disfrutar de Altea

Elpuerto, un lugar para disfrutar de Altea
Puerto de Altea – holbox

Y no podíamos acabar un artículo dedicado a mostrarte como disfrutar en Altea sin hablar de su gastronomía. Unos platos tradicionales que vienen marcados por el pasado pescador de la población. A lo cual hay que sumar su eminente carácter valenciano, lo cual es sinónimo de buen arroz.

Así que si queréis probar el plato más típico de Altea, entonces os habréis de decantar por su caldero, el habitual plato de arroz que se comía antaño en la casa de los pescadores.

“El auténtico viaje de descubrimiento no consiste en buscar nuevos paisajes, sino en tener una mirada nueva.”

-Marcel Proust-

Ya lo has visto, es posible disfrutar de Altea de muchas formas diferentes. Sea lo que sea lo que buscas para esa escapada o esas vacaciones, en este pueblo del litoral alicantino seguro que lo encuentras.