¿Cuál es la mejor época para viajar a Nueva York?

Nueva York es la octava ciudad más visitada del mundo. No es de extrañar, ya que alberga numerosos encantos, desde pasear por Central Park hasta subir a lo más alto del Empire State Building. Sin embargo, es importante saber qué época es la mejor para viajar a Nueva York. Todo dependerá del propósito de nuestro viaje. A continuación hacemos un repaso a las posibilidades que ofrece cada estación del año.

Viajar a Nueva York en invierno

No es la mejor estación para viajar a Nueva York. Sobre todo por el tiempo: la temperatura promedio oscila entre los 2 y los -6 grados, habiendo días de frío extremo. Asimismo, los temporales pueden provocar la cancelación de los vuelos programados. De ahí que enero y febrero sean los meses en los que todo sale más barato.

Viajara Nueva York, Rockefeller center en Navidad
Rockefeller Center – Allan Harris / Flickr.com

Sin embargo, los que decidan aventurarse pueden disfrutar de igual modo de Nueva York: Puedes pasear por Central Park y ver todo cubierto por el manto blanco de la nieve; patinar sobre hielo; ir de compras –si coincide el Black Friday, mejor-; visitar los museos más emblemáticos o ir a uno de los musicales de Broadway. Estas últimas son las mejores opciones para refugiarse del frío.

Por otro lado, no podemos obviar que la ciudad estadounidense es uno de los mejores destinos del mundo para disfrutar de las fiestas navideñas. Las posibilidades son infinitas: desde visitar los mercadillos (Bryant Park, Union Square, Chelsea Market…) hasta disfrutar de la iluminación y decoración de los escaparates de las tiendas.

Pero, si hay un protagonista indiscutible de la Navidad en Nueva York es el Rockefeller Center. En dicho complejo está la pista de patinaje más famosa de la ciudad. Además, es donde se celebra el espectáculo de The Rockettes y donde se exhibe el árbol de Navidad cuyo encendido de luces marca el inicio de la festividad.

Centrándonos más en Año Nuevo, los que coincidan por entonces en Nueva York no pueden dejar de pasarse por Times Square para presenciar la cuenta atrás y los posteriores fuegos artificiales. Tampoco desmerece la pena asistir al Año Nuevo Chino con su desfile por Chinatown y su celebración en Queens.

Verano en Nueva York

De un extremo pasamos a otro. Y es que en verano la temperatura media suele ser de 28 grados, aunque en julio y agosto hay días que el termómetro supera incluso los 40 grados. Al calor se le suma la altísima humedad que hay en Nueva York debido a su proximidad al mar.

Coney Island en Nueva York
Coney Island – ExaMedia Photography

Los turistas pueden combatir el tiempo yendo a alguna de las playas que hay en la ciudad. Hay muchas opciones: Brighton Beach, en Brooklyn; Rockaway Beach, en Queens; Orchard Beach y Promenade, en el Bronx; las playas de Staten Island (Cedar Grove, Midland y South Beach).

Mención aparte requiere la playa más famosa de Nueva York: Coney Island. Además de bañarse, los turistas pueden recorrer el paseo marítimo, que está lleno de tiendas y bares; o visitar alguno de los parques de atracciones, que parecen salidos de otra época. El más conocido es el de Luna Park.

El buen tiempo también es ideal para recorrer la ciudad a pie y descubrir todos sus encantos. De hecho, hay diversos tours que facilitan este propósito, como aquellos que muestran los escenarios de películas y series conocidas. También es buen momento para dejarse caer por alguno de sus parques.

“¡Nueva York! Desde el principio me turbó tu belleza, esa muchacha de ojos grandes y de largas piernas.”

-Léopold Sédar Senghor-

Por otro lado, los turistas pueden asistir a alguno de los múltiples eventos gratis que se organizan al aire libre,  como a la representación de los musicales de Broadway en Bryant Park, o alguna función de cine.

Viajar a Nueva York en primavera y otoño

Por tanto, se podría decir que las mejores estaciones para viajar a Nueva York son las denominadas intermedias, es decir, primavera y otoño. Además, es cuando menos turistas hay, por lo que los lugares y atracciones típicas no estarán tan colapsadas de gente a la hora de visitarlas.

Viajar a Nueva York, Central Park en otoño
Central Park – Stuart Monk

En ambas es más que recomendable visitar Central Park. En otoño para ver los árboles con tonos de rojo, naranja y amarillo; y en primavera para disfrutar del colorido del parque y de sus plantas en todo su esplendor, como de los tulipanes. También merece la pena ir al Jardín Botánico de Brooklyn, con sus cerezos en flor.

Asimismo, tanto en una como en otra estación se pueden realizar actividades que hemos nombrado en otras épocas, como visitar Coney Island. Pero al igual que en invierno los turistas pueden disfrutar de la Navidad, primavera y otoño también tienen sus propias fechas señaladas.

De esta forma, en primavera tiene lugar el desfile del día de San Patricio, la celebración de Pascua, en la que destaca el desfile (Easter Bonnet Parade); y en otoño, el desfile de Halloween que se realiza en el Village; el de Macy’s por el día de Acción de Gracias o la Maratón de Nueva York.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar