La Laguna Negra, un paraje espectacular en Soria

Adrián Pérez 20 enero, 2017

De origen glaciar y en medio de los Picos de Urbión, la Laguna Negra nos espera con sus paisajes inigualables, rodeados de montañas, ríos y bosques. ¿Estás buscando un lugar para escaparte de todo un fin de semana? Entonces no puedes dejar de visitar este precioso rincón de la provincia de Soria.

La Laguna Negra y sus leyendas

Según cuenta un relato ancestral, la Laguna Negra no tiene fondo… esta historia incluso fue narrada por Antonio Machado en 1912 (bajo el título La tierra de Alvargonzález y que luego fue llevada al cine).

También se ha llegado a decir que estaba comunicada con el mar a través de cuevas y corrientes subterráneas. O que en las profundidades habita un ser que devora todo lo que cae en las aguas. Historias que le dan un cierto aire de misterio, aunque no sean reales.

Laguna Negra en Soria
Laguna Negra – JOSE RAMIRO LAGUNA

Lo cierto es que la profundidad máxima de la Laguna Negra oscila entre los 8 y los 12 metros, según la época del año. Y para ahuyentar a los “monstruos” cada primer domingo de agosto se celebra una travesía a nado.

La Laguna Negra y sus paisajes

Ubicada en el centro de la comarca de Pinares, entre los municipios de Duruelo de la Sierra, Covaleda y Vinuesa, la Laguna Negra está a más de 1750 metros sobre el nivel del mar. En los alrededores encontramos picos altos como el de Urbión, de 2228 metros.

Y este hermoso espejo de agua dulce no está solo, ya que también le acompañan otros similares y del mismo origen: las lagunas Larga y Helada.

Laguna Negra
Laguna Negra – JOSE RAMIRO LAGUNA

En lo que se refiere a la vegetación que podrás observar en tu paseo, es más parecida a la del norte europeo que a la de la buena parte de la península ibérica. Situada entre paredes de granito, a su alrededor se puede disfrutar de un espectacular bosque de hayas, pinos y robles albar o abedules, entre otras especies.

Y su fauna es tan rica y variada como su vegetación:  jabalíes, lobos, ciervos o zorros. Sin olvidar todo tipo de roedores y reptiles, así como buitres, águilas, truchas y barbos.

Cómo llegar a la Laguna Negra

Visitar la zona en invierno es ideal para poder llamar a esta laguna por su nombre. Durante los días más fríos en este inhóspito sitio las aguas se vuelven de un tono más oscuro. Casi ofrecen una imagen tenebrosa, pero es realmente llamativa.

Aunque si vamos en verano la veremos de un color más verdoso. Quizá no comprendamos bien la razón, pero en realidad es un juego de luces. Cuando el sol se refleja en el agua se “tiñe” de verde.

Laguna Negra en Soria
Laguna Negra – Rosa Fernandez Rz

Para llegar a la laguna lo mejor es ir hasta el pueblo de Vinuesa. Una vez que atravesamos la calle principal giramos hacia la izquierda en la SO-830. Recorremos 14 kilómetros entre hermosos bosques de pino hasta el aparcamiento del Paso de la Serrá.

Allí se debe dejar el vehículo. El ticket del aparcamiento incluye el acceso a la Casa del Parque Natural, a los circos glaciares de Urbión y, por supuesto, a la Laguna Negra. Desde ese  punto hay que caminar un par de kilómetros hasta la laguna, aunque en fechas de gran afluencia se disponen autobuses para realizar el trayecto

Una vez en el parque se toma un sendero de 200 metros muy bien señalizado y que incluye unas escaleras. Estas te llevan a la pasarela del mirador de la laguna, que en según la época del año estará de un color o de otro.

“La naturaleza no hace nada incompleto ni nada en vano.”

– Aristóteles –

Si quieres conocer un poco más de la zona en Soria hay muchos parajes naturales que merece la pena visitar. Por ejemplo el Cañón del Río Lobos, con acantilados enormes de piedra caliza formados por la erosión hídrica, o el Monumento Natural de la Fuentona, una serie de piscinas naturales de aguas turquesas.

Te puede gustar