Los rincones más bonitos de la provincia de Soria

Soria, la ciudad y su provincia, es una gran desconocida para los españoles, e incluso para muchos castellano leoneses. Sin embargo, una escapada a Soria puede ser fantástica para descubrir algunos de los lugares que fascinaron a otros viajeros antaño, incluidos poetas, escritores y cantantes. Aquí os presentamos algunos de los rincones más bonitos de la provincia soriana.

Dos lugares de Soria capital

Empezaremos este recorrido por la capital de la provincia, la propia ciudad de Soria. Y si bien, la urbe posee su encanto, os invitamos a descubrir dos lugares vecinos al río Duero que pasa por el casco urbano.

Ermita de San Saturio en Soria
Ermita de San Saturio – Noradoa

Hablamos por un lado de la ermita de San Saturio, anclada en una roca y elevada sobre las propias aguas del río. Y por otro, está el Monasterio de San Juan de Duero, cuyo claustro semirruinoso es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura románica en la ciudad, y eso que en las calles sorianas el románico está abundantemente representado.

Rincones de la provincia de Soria

1. La Laguna Negra

Laguna Negra
Laguna Negra – JOSE RAMIRO LAGUNA

En realidad tendríamos que hablar del Parque Natural de los Picos de Urbión y la Laguna Negra. Este es un destino ideal si se desean conocer algunos de los paisajes más deslumbrantes de Soria.

Esta laguna, rodeada de montañas y con sus aguas oscuras, ha sido el escenario idóneo para que la imaginación popular haya creado aquí misteriosas leyendas que todavía aportan más romanticismo a la visita.

2. Medinaceli

Arco de Medinaceli
Arco de Medinaceli – M.Peinado / Flickr.com

El pueblo de Medinaceli es digno de aparecer en cualquier listado de los pueblos más hermosos de Castilla y León. Esta población de Soria es un conjunto monumental único, con destacados edificios medievales.

Si bien, lo más atrayente de Medinaceli es su patrimonio más antiguo, originado durante la ocupación romana de la población y la zona, momento en el que se construyó el célebre Arco de Medinaceli.

3. Agreda

Ágreda
Ágreda – Josep Curto

Otra población monumental es Agreda, digna de un tranquilo paseo por sus calles. Si bien, puestos a pasear por Agreda, os recomendamos acercaros a las vecinas faldas del Moncayo, la montaña más alta del Sistema Ibérico y cuya extensión es compartida con la provincia de Zaragoza. Allí os esperan senderos perfectamente señalizados entre bosques de ensueño.

“Viajar hace a uno modesto. Ves el lugar pequeño que ocupas en el mundo.”

– Gustave Flaubert –

4. El Burgo de Osma

Burgo de Osma
Burgo de Osma – KarSol

En realidad tendríamos que hablar de la Ciudad de Osma, y el núcleo anexo del Burgo de Osma. No obstante, lo más famoso es el Burgo dado que se catalogó hace ya muchos años como Villa de Interés Turístico.

Allí nos espera un conjunto histórico increíble y de lo más fotogénico. Lo mejor es recorrerlo sin prisas, sobre todo al llegar a la impresionante Catedral de la Asunción, el gran edificio gótico de toda la provincia.

5. El Cañón del Río Lobos

Vista del cañón del río Lobos
Cañón del río Lobos, Soria – Alfonso de Tomas

El Cañón de Río Lobos también está protegido bajo la figura de Parque Natural, con el objetivo de que se conserve lo mejor posible para poder apreciar todos sus valores, desde su rica fauna con rapaces y grandes mamíferos como el corzo o el jabalí, hasta su belleza paisajística, cuya base es la erosión milenaria del propio cañón.

Un área de piedra caliza donde es increíble lo que se ve y también lo es lo oculto en las entrañas de la tierra, plagadas de simas, sumideros y demás elementos de los sistemas kársticos.

6. Berlanga de Duero

Castillo de Berlanga de Duero
Castillo de Berlanga de Duero – PHB.cz (Richard Semik)

Vamos a acabar esta visita a Soria y sus rincones más hermosos llegando hasta Berlanga de Duero. Una villa protegida por un imponente castillo, cuyos orígenes se remontan al siglo XV.

Más que un castillo, es un fortaleza de lo más completa que incluye la construcción original a la que sumaron defensas de artillería posteriores, así como otro cerco amurallado en la parte baja. En definitiva, un conjunto espectacular al que hay que sumar el vecino Palacio de los Duques de Frías.

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar