La isla de Fuerteventura, paraíso natural

· 18 junio, 2016

Prepárate para visitar uno de los lugares más asombrosos de Europa. Pertenecientes a España, pero muy lejos del continente europeo, las islas Canarias reciben con toda justicia el apodo de “Afortunadas”. De ellas destaca la maravillosa Fuerteventura, una isla que enamora a quien la visita. Vamos a conocerla un poco  mejor..

Un primer acercamiento a Fuerteventura

Fuerteventura es una preciosa isla canaria que se ubica a poco menos de 100 kilómetros de la costa de África, aunque es española. Se encuentra en el océano Atlántico y está considerada como Reserva de la Biosfera desde el año 2009.

Playa de Barlovento
Playa de Barlovento – holbox

Las Canarias tienen la consideración legal de autonomía, estando divididas en dos provincias, la de Las Palmas y la de Tenerife. En este caso, Fuerteventura pertenece a la primera, ubicándose su capitalidad en la ciudad de Puerto del Rosario.

No obstante, pese a ser la cuarta isla más poblada de todas cuantas componen las Canarias, Fuerteventura tan solo cuenta con poco más de 100.000 habitantes, divididos en un total de seis pueblos, que son el citado Puerto del Rosario, Antigua, Betancuria, La Oliva, Pájara y Tuineje.

Fuerteventura, Reserva de la Biosfera

Pese a que la vegetación en la isla de Fuerteventura no es muy abundante, y sus referencias visuales son escasas, sí que existe un buen número de especies que son endémicas del lugar, de ahí su importancia. Este fenómeno se produce debido a las singularidades climáticas de la isla, por lo que no es extraño encontrar matorrales, líquenes, aulagas, verodes, taibas o cardones, sin olvidar las palmeras o los tarajales.

Pese a la escasez de flora, sus especies son muy preciadas y únicas. Se encuentran a lo largo de la isla en valles y barrancos, poseyendo incluso el Ononis christii, que solo se puede ver en el Pico de la Zarza.

Fuerteventura
Fuerteventura – science photo

Otra manifestación única de la isla es el saladar, que es inundado de forma periódica por la marea. Entre estos lugares, destacan el Matamoro, el Salado o la Uva de Mar. Todos ellos ha logrado que se cree el Sitio de Interés Científico de la Playa del Matorral, que es un espacio protegido por su importancia biológica.

También cabe destacar la importante fauna que encontramos en la isla de Fuerteventura. Como Reserva de la Biosfera, se pueden localizar en el lugar especies singulares como la pardela, la hubara canaria, la aguililla, el guirre, el cernícalo, el chorlito gris, el cholitejo grande, el corredor, la abubuilla o la garceta, entre otros.

Algunos de estos animales son de vital importancia, pues el propio guirre, también conocido como alimoche común, es una especie de buitre única en peligro de extinción y solo puede ser encontrado en las islas Canarias.

Más lugares de interés en Fuerteventura

Además de la importancia por su flora y fauna, Fuerteventura también posee imponentes playas de agua fría, atlántica, poderosa y de profundo azul. Dada su ubicación privilegiada y clima singular, se ha convertido en un oasis para los amantes del windsurf.

Fuerteventura
Fuerteventura – Yuriy Davats

Además, la isla posee un circuito de auditorios en los que se representan obras y conciertos de gran importancia, así como un gran Centro Bibliotecario Insular, que antaño fue una universidad popular.

También debido a la peculiar geografía de Fuerteventura, con su paisaje volcánico y sus singularidades creadas por siglos de acción del clima, la isla está plagada de museos y salas de exposiciones que rememoran la historia de la zona. Especial importancia histórica tiene la Casa de los Coroneles en La Oliva, cuyo edificio data del siglo XVII; el Centro de Arte Canario “Casa Mané”; el Museo de la Sal, producto vital en la vida de la zona; o el Centro de Interpretación del Yacimiento Arqueológico de la Atalayita, en el valle de Pozo Negro.

Antigua en Fuerteventura
Antigua – Pawel Kazmierczak

Otras zonas importantes que merece la pena conocer en Fuerteventura son, por ejemplo, el Parque Escultórico al aire libre, que muestra obras únicas de especial belleza como el Homenaje a los Pescadores o Caminos.

“Estudia la naturaleza, ama la naturaleza, acércate a la naturaleza. Nunca te fallará.”

-Frank Lloyd Wright-

Tampoco debemos olvidar, dada la singular geografía de la isla, los espacios protegidos de Fuerteventura. Destacan los parques naturales, como el de Jandía, Corralejo o el islote de Lobos. Por no hablar del Parque Rural de Betancuria.

Valle de Los Molinos en Fuerteventura
Valle de Los Molinos – Derrick Dunbar

También destacan en la isla canaria los Monumentos Naturales como el de Malpaís de la Arena, la Montaña Tindaya, la Caldera de Gairía, los Cuchillos de Vigán, la Montaña Cardón o Ajui. Al igual que los Paisajes Protegidos de Malpaís Grande y Vallebrón.

Como puedes comprobar, la isla de Fuerteventura es como un gigantesco parque natural lleno de belleza, flora y fauna únicas y geografía singular salpicada de historia y maravillas. ¿Acaso te vas a perder un espectáculo como este?