La isla de Elba y su curiosa historia

· 17 junio, 2016

La isla de Elba está ubicada en la provincia de Livorno, al oeste del país, es de origen volcánico y tiene 225 km². Hechas las “presentaciones pertinentes” sobre la localización de esta bonita isla, te queremos contar algo sobre su historia y las leyendas que giran en torno a la isla más grande del archipiélago Toscano. ¡Da una vuelta por la isla de Elba y sorpréndete con sus paisajes!

Isla de Elba: arrecifes, montañas y campos

A solo 50 kilomentros de la hermosísima Córcega, Elba es una isla elegida por los buceadores debido a su costa cambiante de arrecifes. También es un destino ideal para los amantes de la naturaleza, sobre todo por sus ecosistemas agrestes y montañosos. El pico más alto alcanza los 1.018 metros, es el monte Capanne y desde su cima se puede disfrutar de unas vistas panorámicas alucinantes.

Elba
Elba – Dennis Jarvis / Flickr.com

La riqueza de flora y fauna en esta zona es increíble y junto a las calas de arena blanca, las playas de aguas cristalinas del mar Mediterráneo y las montañas con rutas serpenteantes conforman un conjunto que vale la pena visitar al menos una vez en la vida.

Atractivos principales de isla de Elba

Un ferry te llevará hasta la capital de la isla y desde allí… ¡Que comience la aventura! Los sitios que no te puedes perder en tu estancia (sin importar cuántos días te quedes) son:

Portoferraio

Portoferraio en Elba
Portoferraio – magnetismus / Flickr.com

Es la capital de la isla y lleva ese nombre porque desde su puerto se exportaba hierro en el siglo XVI. En esa época también se fortificó la ciudad y todavía podemos admirar las murallas y la arquitectura típica del Renacimiento. El casco histórico, las callejuelas, uno de los faros más antiguos del mundo en Forte Stella y el Forte Falcone en lo más alto de la villa forman parte de un recorrido típico.

Villa dei Mulini

Villa dei Mulini en Elba
Villa dei Mulini – Niels Jørn Buus Madsen /Flickr.com

Fue la residencia de Napoleón en su destierro tras la ocupación de París y el Tratado de Fontainebleau. Una verdadera jaula de oro, ya que aquí vivió rodeado de un ejército de sirvientes. Sin embargo, y aunque permaneció muy activo intentando mejorar las condiciones de la isla, el cautiverio no era del agrado de Napoleón, que escapó 10 meses después de llegar a Elba.

En la villa aún se puede ver mobiliario de época y parte de la biblioteca de Napoleón. También se puede pasear por sus hermosos jardines.

San Martino

Esta fue la “residencia de verano” de Napoleón, ubicada a 5 kilómetros al suroeste de la capital. Está emplazada entre viñedos, bosques y colinas. Durante la excursión te aconsejamos que también vayas a la Galería construida en el siglo XIX, actual museo de exposiciones temporales.

“Cada uno de los movimientos de todos los individuos se realizan por tres únicas razones: por honor, por dinero o por amor.”

-Napoleón Bonaparte-

Marciana

Monte Capanne en Elba
Monte Capanne – Andreas / Flickr.com

Es el pueblo más antiguo de la isla, a 375 metros de altura, en la cumbre de una colina. Las vistas desde aquí son únicas y esta localidad es más que rica histórica y arqueológicamente hablando. No te pierdas el Museo Arqueológico (con objetos romanos y etruscos), la plaza Vittorio Emmanuele, el paseo marítimo y el teleférico que te lleva al monte Capanne.

Capoliveri

Otra de las localidades en lo alto de una colina que ofrece panorámicas maravillosas. Su arquitectura es original y aún conserva mucho de la época medieval. Pasea por las callejuelas laberínticas, las casas de piedra, las arcadas o “chiassi” donde hay tiendas y restaurantes y la zona vitivinícola.

Las leyendas que dan origen a la isla de Elba

Son dos las historias que “buscan” explicar el surgimiento de esta isla. La primera leyenda asegura que el archipiélago nació cuando la Venus Tirrénica salió del mar Tirreno y en el movimiento perdió una diadema de perlas. Estas bolitas que cayeron de la cabeza de la diosa formaron las siete islas: Elba, Capraia, Giglio, Pianosa, Montecristo, Gorgona y Giannutri.

torre del Martello en Elba
Torre del Martello – Roberto Miliani

La segunda leyenda dice que Jason y los Argonautas estaban buscando el vellocino de oro y se detuvieron en la zona para realizar reparaciones en su barco (suponemos que después de que Venus tuviera ese percance con su corona).

Cuando estés disfrutando de las hermosas playas de Elba (entre ellas Biodola, Procchio, Lacona, Marina dei Campo y Fetovaia)… recuerda estas historias. ¡Y te sentirás parte una bonita leyenda!