Recorremos la increíble isla de Tasmania

Adrián Pérez 26 noviembre, 2017

Ubicada en Oceanía y a 240 kilómetros de la costa continental, la isla de Tasmania es un lugar fascinante. Debe su nombre a un explorador neerlandés y en la actualidad cada vez más personas la visitan por sus paisajes naturales. En este artículo te contamos qué hacer en esta maravillosa porción de tierra protegida por Australia y Nueva Zelanda.

Espacios naturales en la isla de Tasmania

Colonizada por los ingleses en 1803, aunque avistada por un europeo en 1642, esta isla no tiene población aborigen debido a la llamada “Guerra Negra” (el último habitante nativo puro murió en 1876). Aquí podemos visitar muchos lugares de interés, sobre todo en lo que a espacios naturales se refiere.

Parque Nacional del Suroeste

Mount Field National Park en Tasmania
Mount Field National Park – Curioso

Tiene más de 600 000 hectáreas de extensión y está al suroeste, más precisamente a 93 km de Hobart, la capital, extendiéndose hasta las costas sur y oeste.

Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1982 y se le conoce porque casi no ha sido cambiado por el hombre. Dentro del parque solo hay un camino y los accesos se pueden hacer en barco, avioneta (a la localidad de Melaleuca) o a pie.

Bosque Tahune

No solo puedes disfrutar de un espacio natural único, sino que también tienes la posibilidad de caminar por una pasarela “al aire libre” a unos 50 metros sobre el suelo y maravillarte con las vistas de las montañas y los ríos Picton y Huon.

“La mitad del romanticismo del viaje no es otra cosa que una espera de la aventura.”

-Herman Hesse-

Las ciudades de la isla de Tasmania

Pequeñas pero con atractivos suficientes como para hacer una parada en ellas. Estas son algunas de las que merece la pena visitar:

Hobart, la capital

Hobart en la isla de Tasmania
Hobart – Yevgen Belich

Aquí puedes visitar, en primer lugar, el Museo de Arte Antiguo y Nuevo. El MONA, por sus siglas en inglés, es un proyecto del artista David Walsh y exhibe antigüedades y obras de arte moderno. También aquí se desarrollan diferentes festivales.

Uno de los más atractivos de Hobart es la línea costera. Dentro de la ensenada Sullivan se puede dar diferentes paseos. Te recomendamos el sector de Salamanca Place, con sus edificios de estilo georgiano y las vistas a las montañas cubiertas de eucaliptos. No te pierdas el mercado, los cafés, las librerías y las galerías de arte de Sullivan.

Burnie

Es otra de la ciudades de la isla de Tasmania que puedes visitar en la costa norte, donde se ubica el área de gobierno local. El puerto de Burnie es uno de los más importantes desde el 1900, cuando desde allí partían los buques repletos de oro hacia Australia.

Se puede llegar a esta ciudad en barco desde Melbourne o Adelaida y también en avión. Desde Burnie a Hobart se puede utilizar la red de metro.

Launceston

Launceston en la isla de Tasmania
Launceston – mastapiece / Shutterstock.com

La segunda ciudad más poblada de Tasmania fue fundada por los europeos en 1806 y es de las más antiguas de Australia. Se localiza al norte de la isla y alberga una buena cantidad de edificios históricos.

Devonport

Esta ciudad (la tercera más poblada de la isla) es otro lugar de interés debido a su importante puerto, el más cercano al continente. Si bien su economía se basa en los astilleros y transatlánticos, también es una de las puertas de acceso a Tasmania.

Otros lugares de interés en la isla de Tasmania

Isla Flinders

A 20 kilómetros al noreste de la isla de Tasmania, Flinders es la más grande del Grupo Furneaux. Tiene unos 75 km de extensión y una altura máxima de 750 metros (el monte Strzelecki). Solo viven mil personas, principalmente asentados en las localidades de Whitemark y Lady Barron. Para llegar se puede optar por barco o avión.

Centro Penitenciario de Port Arthur

Por Arthur en la isla de Tasmania
Port Arthur – Mo Wu

Aunque hoy parezca un sitio pacífico y paradisíaco, durante 20 años este edificio albergó a los delincuentes más peligrosos de Oceanía. Funcionó como prisión entre 1833 y 1853.   

Los pabellones tienen un aspecto algo siniestro debido al estilo gótico en que fue construido y al uso que se le daba al recinto. Los prisioneros eran encerrados en la más absoluta oscuridad y, para evitar que se fugasen, la zona estaba custodiada por perros hambrientos… o al menos eso dice la leyenda.

Isla King

Está a mitad de camino entre la isla de Tasmania y Australia (a la altura de la ciudad de Victoria). El asentamiento más importante es Currie, seguido de Grassy, con pasado minero. En la zona del puerto podemos degustar los platos típicos cuyos ingredientes principales son la langosta, el queso y el bife.

Te puede gustar