4 cárceles que puedes visitar y no te decepcionarán

En los últimos años el turismo penitenciario ha surgido como una nueva tendencia que cada vez tiene más adeptos. Pese a lo extraño que pueda parecer, visitar cárceles es cada vez más común. La curiosidad y el misterio se unen para hacer de este viaje una experiencia inolvidable.

Las historias que se esconden detrás de las paredes de estas cárceles tienen un halo de misterio. Muchas son realmente perturbadoras, pero al mismo tiempo están cargadas de interesantes historias, y otras son de índole paranormal. Lo cierto es que cada vez más personas se suman al turismo penitenciario, ¿tú también te unirías?

Cárceles con mucha historia

1. Alcatraz, San Francisco (Estados Unidos)

Alcatraz es puna de las prisiones más famosas del mundo. Ubicada en la bahía de San Francisco, esta cárcel estuvo operativa entre los años 1934 y 1963.

Esta prisión se ha convertido casi en una leyenda. ¿Las razones? Una de ellas es el hecho de que nadie pudo escapar con vida de la misma. Su ubicación en una isla hizo que los 36 reos que en su momento lo intentaron fallecieran a balazos o en las frías aguas del Pacífico, otros más fueron capturados y enviados nuevamente a su lugar de encierro. La segunda razón es que fue el “hogar” del reconocido Al Capone.

Cárcel de Alcatraz
Cárcel de Alcatraz – Vacclav

Para visitar esta importante prisión lo más recomendable es hacer reserva previa a través de se página web. Allí podrás, además, informarte sobre los precios y el recorrido turístico. Te recomendamos ver algunas de las muchas películas que se han hecho sobre esta mítica prisión antes de hacer la excursión.

2. Eastern State Penitentiary, Filadelfia (Estados Unidos)

Ubicada en Filadelfia, esta prisión también fue el lugar de encierro de Al Capone alrededor de unos 8 meses. Hoy en día todavía se conserva la lujosa celda de este famoso criminal. Por otra parte, el edificio es considerado como uno de los más caros de Estados Unidos y también uno de los más embrujados.

Eastern State Penitentiary
Eastern State Penitentiary – Alicia Dauksis

Esta gigantesca prisión era conocida por su estricto sistema de aislamiento. Cada recluso poseía una celda individual y prácticamente no se les permitía tener contacto con ningún otro ser humano. Se dice que esta situación llevó a la locura a más de uno. ¿El resultado? Numerosos casos de suicidio.

Una de las leyendas más extendidas de esta prisión es que mientras Al Capone se encontraba preso en el lugar, las víctimas de la matanza de San Valentín lo atormentaban sin cesar. Verdad o no, lo cierto es que el lugar es uno de los más visitados por los creyentes de lo paranormal, quienes van en busca de evidencias que prueben la existencia del mundo de los espíritus.

3. Kilmainham Gaol, Dublín (Irlanda)

Ubicada en Dublín, Kilmainham Gaol es una de las prisiones con más historia del país. Sus paredes han sido testigos de algunos de los más sangrientos episodios sufridos por los rebeldes de la causa independentista. De hecho, un número importante de rebeldes, incluyendo los líderes del famoso alzamiento de Pascua del año 1916, fueron ahorcados o fusilados en esta prisión.

Kilmainham Gaol
Kilmainham Gaol – matthy

Después de estar cerrada muchos años, esta emblemática prisión fue restaurada por las autoridades irlandesas. Finalmente, en el año 1971 sus puertas fueron abiertas al público, convirtiéndose desde entonces en uno de los lugares más visitados por los turistas.

4. Karosta (Letonia)

La prisión de Karosta, ubicada en Letonia, va más allá de hacer simples tours guiados. Si deseas pasar una noche completa durmiendo en sus incómodas celdas y escuchando los gritos de las almas de los presos que perecieron en el lugar, este es el lugar al que debes acudir. El servicio puede incluir una comida como la que se le servía a los reos, es decir, no esperes un gran banquete.

Karosta prison
Karosta prison – siggi mus / Flickr.com

Pero si lo que deseas es simplemente hacer un tour, la prisión de Karosta también ofrece esa opción. Generalmente los tours son por la noche y los guías hacen de guardias, la actuación llega hasta el punto de gritarles a los turistas. Definitivamente es una experiencia muy real. ¿Te animas?

“La prisión es una tremenda educación en la paciencia y la perseverancia.”

-Nelson Mandela-

Puede resultar un poco extraño, pero si algo es cierto es que el turismo penitenciario es intrigante e interesante. Definitivamente es una excelente opción para conocer un poco más sobre las historias de estas ciudades. Y a ti, ¿te gustaría visitar alguna de estas cárceles?

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar