3 lugares con fantasmas

Adrián Pérez 2 diciembre, 2015

En el mundo no solo se encuentran lugares hermosos, sino también algunos escalofriantes y fantasmales. Quizás ningún turista haya previsto en su agenda visitar ciertos sitios espeluznantes, sin embargo, resulta muy interesante conocerlos. Si eres amante del terror y el suspense, no pierdas detalle, en este artículo te vamos a mostrar algunos de los lugares que esconden historias fantasmales.

Planificar un viaje hacia un castillo embrujado o una casa que esconde relatos terroríficos, sin duda, será toda una aventura. No te pierdas las historias de estos lugares que se esconden en las tinieblas y que a veces no son tan conocidos como aquellos altamente turísticos.

“Soy un fantasma que desea lo que todos los fantasmas -un cuerpo- después del largo tiempo que estuve cruzando avenidas inodoras del espacio sin vida al no olor incoloro de la muerte”

-William Burroughs-

1. Rectoría de Borley (Inglaterra)

REctoría Borley
Rectoría Borley – commons.wikimedia.org

Esta casa fue construida en el año 1863. Según la leyenda antes hubo aquí un monasterio benedictino escenario de diversos crímenes. Una de las historias más terribles es la de dos religiosos que iniciaron una relación y, al ser descubiertos, fueron cruelmente ajusticiados en este lugar.

Aún hoy se afirma que el edificio está habitado por fantasmas. De la rectoría se cuentan numerosas leyendas y hay quien asegura que al visitar este sitio se escuchan ruidos tenebrosos, lanzamiento de objetos y gritos. Además, dicen, se leen mensajes terroríficos en las paredes y aparecen figuras decapitadas.

Aquellas personas que han habitado en este lugar no lo han hecho durante mucho tiempo. Generalmente han huido despavoridas al escuchar los sonidos fantasmagóricos, ver sombras extrañas y escuchar gritos espantosos.

2. Sanatorio de Agramonte, Zaragoza (España)

Sanatorio de Agramonte en España
Sanatorio de Agramonte – Benjamín Núñez González / commons.wikimedia.org

El sanatorio de Agramonte, en Zaragoza, fue construido e inaugurado en el año 1930. En sus inicios fue un hostal para que familias burguesas pudieran disfrutar de la belleza de esta zona. Pero en la época de la Guerra Civil Española, en 1936, dejó de funcionar y quedó abandonado, incluso fue saqueado.

En agosto de 1938, unas monjas, las Hermanas de la caridad de Santa Ana, rescatan este recinto. Es entonces cuando este sitio se convierte y acondiciona para ser un sanatorio para tuberculosos. Al principio los enfermos que se atendían eran mujeres, pero luego empezaron a recibir hombres y también niños.

El sanatorio cerró para siempre en el año 1978 y quedó completamente abandonado. Hoy es lugar de visita para los amantes de los fenómenos ocultos, aseguran que aquí se escuchan gritos fantasmagóricos. Una de las voces más particulares es aquella que grita a los visitantes “¡fuera de aquí!”.

3. El Castillo de Drácula (Rumanía)

Castillo de Bran
Castillo de Bran, Rumanía – Emi Cristea

Este castillo se encuentra muy cerca de Bran, en Rumanía, y está catalogado como monumento nacional. Se encuentra estrechamente relacionado con la leyenda del vampiro más conocido del mundo, Drácula. En el año 1897 el escritor Bram Stoker le dio vida a la aterradora historia del conde Drácula, y un siglo después este personaje sigue dando de qué hablar.

Diversos investigadores han intentado conocer la verdad sobre el terrorífico conde y aclarar el misterio que encierra. En cuanto al castillo, resulta sumamente fantasmal, por la leyenda que le envuelve y porque alberga laberintos y cámaras secretas en las que fácilmente se puede esconder un vampiro.

La leyenda cuenta que el conde Drácula se pasea por los pasillos del castillo por las noches. Este vampiro supuestamente busca víctimas a las que les pueda extraer la sangre para alimentarse. ¿Crees en estas leyendas? ¿Te atreverías a visitar el castillo al anochecer? Sin duda es un lugar para los más valientes.

Te puede gustar