La Caldera de Taburiente, el corazón de La Palma

Juan Luis Minarro 6 febrero, 2017

La Caldera de Taburiente se encuentra situada en la preciosa isla canaria de La Palma. Una seductora isla que ofrece con unos paisajes llenos de color y fantásticas rutas entre volcanes. Precisamente la actividad volcánica es el origen de la caldera, un espectacular circo de ocho kilómetros de diámetro rodeado por impresionantes cumbres.

La Caldera de Taburiente, belleza en estado puro

La Caldera de Taburiente, hoy parque nacional, es el verdadero corazón de La Palma. Su origen está en la más poderosa fuerza de la naturaleza: actividad volcánica seguida de deslizamientos de terreno y de la erosión provocada por el agua y el paso del tiempo.

Han sido necesarios miles y miles de años para dar forma a esta fantástica caldera de paisaje abrupto y escarpado, que tiene casi dos mil metros de desnivel. Un paisaje de una belleza espectacular por el que discurre toda una red de arroyos y torrentes que siguen realizando su labor erosiva.

Caldera de Taburiente
Caldera de Taburiente – Michael Thaler

Pero si hay algo que destaca en esta caldera son sus espectaculares picos, con alturas que parecen rozar el cielo. De hecho, este es uno de los mejores lugares para contemplarlo. En el Roque de los Muchachos esa es la labor de un observatorio que cuenta con un destacado conjunto de telescopios.

Si se quiere tener otro punto de vista de la Caldera de Taburiente se puede ascender al Pico de las Nieves, o al de la Cruz. Tampoco se pueden pasar por alto los impresionantes barrancos, el más conocido, el de las Angustias. En él, como en cualquier otro de la caldera, se puede observar una gran variedad de especies vegetales y animales, muchas de ellas endémicas.

Visita al parque de la Caldera de Taburiente

Dentro del Parque de la Caldera del Taburiente el turista permanecerá en todo momento muy bien informado. De este modo se garantiza que nadie se perderá durante el desarrollo del viaje por la ruta elegida. El más importante punto de información es el Centro de Visitantes de El Paso.

Caldera de Taburiente
Caldera de Taburiente – RossHelen

En el centro obtendremos consejos y recomendaciones de todo tipo para planear perfectamente nuestro itinerario. Allí también disponen de un aula donde se informa de la historia y la geología del lugar. Esto es de suma importancia para comprender el valor innato de esta caldera.

“La naturaleza nunca se apresura. Átomo por átomo, poco a poco logra su trabajo.”

– Ralph Waldo Emerson –

Rutas por la caldera

Este singular paisaje es un paraíso para los amantes del senderismo. Se pueden realizar diferentes rutas por la caldera, y de diferente longitud y dificultad. Las hay para verdaderos expertos, pero también mucho más asequibles y de pocos kilómetros que permiten ver de cerca toda la riqueza paisajística y natural de este lugar.

Cascada de los Colores en la Caldera de Taburiente
Cascada de los Colores – mezzotint

Rutas que llevan a miradores espectaculares como el de la Cumbrecita o el de Tagasaste. Senderos que bordan arroyos, que discurren a la sombra de imponentes roques o llevan a los pies de hermosas cascadas.

Por supuesto, hay que ir bien preparado, con ropa y calzado adecuados, así como con agua y algo de comida, ya que en el camino no habrá donde conseguirlos. Y una recomendación, mejor no comenzar antes la ruta sin haberse informado bien en el centro de visitantes.

Cuándo visitar la Caldera de Taburiente

Caldera de Taburiente
Caldera de Taburiente – mezzotint

Cualquier época del año es buena para hacer una visita a este maravilloso lugar. La visita es posible incluso en los meses en que los que la temperatura desciende considerablemente. Y es que a veces el invierno ofrece una estampa única, la de las cimas cubiertas de nieve.

En cualquier caso, si preferimos acercarnos aquí en los meses primaverales los ojos lo agradecerán. Durante dichos meses revienta la floración de todas y cada una de las variedades que allí habitan. Se trata de la forma en que la isla de La Palma nos da la bienvenida.

Te puede gustar