Descubre Kobe en Japón: entre lo tradicional y lo global

· 19 marzo, 2018
Kobe es una ciudad donde manda la modernidad. Una ciudad devastada en 1995 por un terrible terremoto y que supo renacer de sus cenizas.

Kobe es una ciudad situada en la prefectura de Hyogo, en Japón. Constituye la sexta urbe más grande del país y un importantísimo foco del comercio internacional. Tiene, además, fama de ser una de las ciudades más globales del país.

Cómo llegar a Kobe

Hay muchas formas de llegar a esta ciudad. Todo dependerá de dónde te encuentres, es decir, de dónde salgas. En cualquier caso, si cuentas con un JR Pass, podrás tomar un tren bala o shinkansen. Desde Osaka, se tarda 15 solo minutos en llegar.

El gran terremoto de Hanshin-Awaji o terremoto de Kobe

Vista de Kobe
Kobe – johnlsl / Flickr. com

En 1995 un gran terremoto de 6.9 de magnitud asoló la zona. El foco se encontraba a unos 20 kilómetros de la ciudad, por lo que se vio gravemente afectada. Aproximadamente, 6500 personas perdieron la vida y se destruyeron miles de edificios. Dado que Kobe era la ciudad más cercana al epicentro, fue la que sufrió las ondas de choque con mayor fuerza.

Hoy en día, la ciudad ha sido totalmente reconstruida y no se ven signos de la terrible catástrofe. Cada 17 de enero, cerca de la estación de Shin-Kobe, se enciende un gran “1.17” como homenaje a las víctimas. También existe un museo dedicado al terremoto en la ciudad.

Qué visitar en Kobe

Esta es una ciudad un tanto diferente al resto. Su aire cosmopolita y sus edificios de arquitectura extranjera le dan un aspecto global que no tienen otras muchas ciudades japonesas.

Por ello, no suele aparecer en los itinerarios turísticos. Sin embargo, si tienes la oportunidad, esta ciudad puede suponer una encantadora excursión de un día en tu recorrido por Japón.

La torre del puerto de Kobe

Torre de Kobe
torre de Kobe – Isaac Bordas / Flickr.com

Admira la forma y el color rojizo de la torre y, si te ves con ganas, sube y disfruta de las vistas de la bahía desde lo alto de la torre, merece la pena.

El barrio de Kitano

Allí te sentirás como en casa, pues está lleno de viviendas de extranjeros. Un lugar encantador de aires muy europeos.

El Parque Memorial del Terremoto de Kobe

Memorial del terremoto de Kobe
Memorial del Terremoto – hslo / Flickr.com

Se construyó un parque para recordar el terremoto de 1995. Allí, podrás aprender un poco más sobre qué sucedió durante la catástrofe. Aunque, como hemos dicho, la ciudad ha sido reconstruida, todavía queda una zona que se mantiene tal y como estaba tras el terremoto, como recordatorio de aquel hecho y de su gran magnitud.

El Kobe Harbor Land

Este gran centro comercial está lleno de tiendas y de restaurantes y es donde muchos japoneses van a pasar el rato. Si prefieres un lugar más tranquilo, cerca del Kobe Harbor Land se encuentran los jardines Mosaic, desde los que se puede apreciar una maravillosa vista del puerto.

El teleférico Shin-Kobe Ropeway

Vista de Kobe
Kobe – sstrieu / Flickr.com

El teleférico Shin-Kobe Ropeway llega hasta los jardines Nunobiki Habu-Koen y desde él se puede ver toda la bahía. Disfrutarás de unas vistas increíbles de la ciudad.

El monte Rokko al anochecer

Si tienes tiempo extra y quieres disfrutar de unas vistas inolvidables, sube hasta el monte Rokko al anochecer. Allí podrás admirar la iluminación de la ciudad y ver cómo se va encendiendo poco a poco.

“Viajar sirve para ajustar la imaginación a la realidad, y para ver las cosas como son en vez de pensar cómo serán.”

-Samuel Johnson-

La ternera de Kobe: prueba la carne más cara del mundo

Carne de Kobe
Carne de Kobe – bongs Lee / Flickr.com

Si por algo es famosa la ciudad, es por la calidad de su carne. Este exquisito manjar es famoso en todo el mundo, y con razón. Solo unas pocas reses de la variedad Tajima de la raza wagyu (vaca japonesa) cumplen con todos los estrictos requisitos y se consideran carne de Kobe.

La cantidad de grasa infiltrada que posee esta carne es lo que la hace especial: se derrite en la boca y tiene un sabor indescriptible. Además, tiene una alta concentración de grasas no saturadas, ácidos inosínico y oleico, y omega-3 y omega-6. Si estás allí, ¡no te puedes ir sin probar la auténtica ternera de Kobe!

Como hemos dicho anteriormente, Kobe es una ciudad menos tradicional, por así decirlo. Una vez allí, descubrirás una ciudad que combina la tradición japonesa con el cosmopolitismo de lo extranjero. Por lo tanto, puede ser un soplo de aire fresco en tu itinerario turístico. Si visitas Japón, dedica un día a pasear por ella.

Fotografía de portada: Patrick Müller / Flickr.com