Kiyomizu-dera en Japón, un templo famoso por su balcón

María Belén Acosta · 6 noviembre, 2019
Es uno de los mejores lugares para disfrutar de festividades como el 'hanami' en Kioto. Hoy nos asomamos al balcón del templo Kiyomizu-dera.

El templo Kiyomizu-dera, cuyo nombre significa templo del agua pura, se encuentra situado en el distrito de Higashiyama, al este de la antigua capital japonesa, Kioto. Este conjunto de templos y otros edificios religiosos fueron nombrados en el año 1994 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Construido en el año 778 sobre las colinas que rodean a la ciudad, se encuentra junto a la cascada Otowa. Al igual que sucede con la mayoría de los templos japoneses, este ha sido restaurado varias veces desde el periodo Heian, un par de ellas debido a incendios dentro del complejo.

Qué ver en el templo Kiyomizu-dera

1. El templo Zenkoji

Situado frente a la puerta principal del complejo, el templo budista de Zenkoji estaba dedicado en origen al Jizo Bodhisattva. Sin embargo, hoy está dedicado a Amida. Es conocido por el Kubifuri Jizō, una estatua ubicada a la derecha de la entrada y que mueve la cabeza. Son muchos los que, desde el periodo Edo, llegan al templo para, girando la cabeza, pedirle un favor al Jizō.

2. Puerta Niōmon

Puerta del templo

Esta impresionante puerta roja con más de 10 metros de altura y 5 de ancho, está construida en madera de ciprés. Al igual que pasara con otros edificios del recinto, tuvo que ser restaurada tras sufrir un incendio. Debido a su color, también es conocida como Akamon, la puerta roja.

Además, contiene las estatuas de dos reyes nio de casi cuatro metros de alto y de koma-inu, que se asemejan a dos perros grandes con melena de león. Estos últimos son los protectores del templo contra los espíritus malignos.

3. Puerta Saimon

Reconstruida en el año 1631, cuenta con ocho pilares también construidos con madera de ciprés. Decorada con llamativos colores, entre los que destacan los rojos y dorados, la puerta es un claro reflejo del periodo Momoyama, época de influencia china.

También cuenta con esculturas de cabezas de elefante, traídas desde Corea en el año 1590. Desde la puerta son muchos los que fotografían el paisaje del templo, concretamente el del atardecer.

4. Pagoda Sanjūnodō

Pagoda del templo Kiyomizu-dera

Reconstruida en el año 1633, es la pagoda de tres pisos más alta de todo Japón, nada menos que 31 metros de altura. Es otro claro ejemplo de la tradición china del periodo Momoyama. Así mismo, para resaltar su belleza, volvió a pintarse de color rojo bermellón 1987. En su interior encontraremos la imagen del Buda Dainichi dentro de un mandala en tres dimensiones.

5. Salón Hondo y balcón principal

El salón principal u Hondo ofrece a los visitantes la oportunidad de contemplar una pequeña estatua de la diosa de la piedad, Kannon. Esta figura está guardada por otras 28 deidades guardianas.

Pero, sin duda, lo más llamativo es su balcón de 13 metros de altura. Está sostenido por más de 100 pilares de madera keyaki, una variedad japonesa de zelkova. Además, se encuentran colocados de manera tradicional, es decir, sin utilizar un solo clavo.

El suelo del balcón está compuesto de 410 tablones de madera de ciprés. Su importancia y belleza hace que también se le nombre como butai o escenario en japonés. De hecho, en la antigüedad se realizaban espectáculos de música y bailes religiosos en él.

Si lo que buscamos es deleitarnos con las mejores vistas de Kioto, no debemos perder la oportunidad de asomarnos a este balcón, sobre todo durante la primavera y el otoño.

Balcón del templo Kiyomizu-dera

Consejos para visitar el templo Kiyomizu-dera

Si finalmente nos hemos decidido a visitar el templo, recomendamos coger la línea de autobús 100 o la 205 desde la estación de Kioto. Debemos bajarnos en la parada Gojo-zaka o Kiyomizu-muchi. Desde ahí podremos subir al templo a pie. Para los que prefieran un trayecto más rápido, también se puede utilizar la línea Keihan de tren.

El horario de visitas del templo Kiyomizu-dera es de seis de la mañana a seis de la tarde. Recuerda que en Japón amanece antes de las cinco de la mañana y que a las seis de la tarde siempre es noche cerrada.

El precio de la entrada es de unos 300 yenes. Una curiosidad es que el diseño de la misma varía dependiendo de la estación del año, por lo que son muchos los que visitan el templo sólo para coleccionarlas.

Además, hay días del año en que, debido a la importancia del complejo, este también abre sus puertas por la noche, concretamente hasta las 21:00. Aquí, los visitantes podrán disfrutar de la iluminación del recinto. Algunas de las festividades más conocidas y que atraen un mayor número de turistas son el hanami y el momiji.

  • El Templo Kiyomizu-dera. Guía de Viajes de Kioto. Recuperado de https://kyoto.travel/es/shrine_temple/131
  • Kiyomizu-dera Temple. Web oficial. Recuperado de https://www.kiyomizudera.or.jp/en/