La isla de Valdecañas, un oasis en la estepa extremeña

La isla de Valdecañas se ha transformado en un auténtico resort turístico en Extremadura. En este complejo no falta ningún detalle: campos de golf, playa artificial, escuela de vela y los hoteles más confortables.
La isla de Valdecañas, un oasis en la estepa extremeña
Daniel Casas

Escrito y verificado por el geógrafo Daniel Casas el 28 Marzo, 2021.

Última actualización: 28 Marzo, 2021

Hablar de Extremadura, en España, nos lleva mentalmente a recorrer amplías dehesas repletas de cerdos ibéricos, pueblos y ciudades con mucha identidad y gentes abiertas al mundo. Pero ¿es posible que entre tanto bosque y tradición agraria se haya colado algún que otro resort de lujo? Pues claro, la isla de Valdecañas, junto al embalse del mismo nombre, ha convertido esta zona esteparia en un auténtico oasis que ha estado desde su surgimiento en el foco mediático.

Te mostramos los encantos de esta isla de lujo, situada en el extremo oriental de la provincia de Cáceres y las posibilidades turísticas de esta bonita zona rural de la España profunda.

Los encantos de la estepa extremeña

Esta región, localizada al oeste de la península Ibérica, ha estado desde tiempos remotos vinculada a todo aquello relacionado con el campo. Aquí la producción agropecuaria es una de las más intensas del país. Por este motivo, es común que la mayor parte de sus pueblos, e incluso algunas agrociudades, basen la totalidad de su economía en el sector primario.

El complejo turístico Isla de Valdecañas surge junto al embalse del mismo nombre, enclavado en el río Tajo, y es uno de los embalses más grandes de España. De hecho, su cuenca tiene una superficie de 36 540 kilómetros cuadrados, con una aportación media anual de 4054 hectómetros cúbicos.

Este comienza en el término municipal de El Gordo y termina en la presa de Valdecañas, en Belvís de Monroy, ambos en la provincia de Cáceres. Su construcción se llevó a cabo entre 1957 y 1964, y bajo sus aguas se encuentra un yacimiento de la edad del bronce con un dolmen que emerge cuando bajan las aguas.

Contaminación visible en la costa de la isla de Valdecañas.

Se trata del complejo megalítico del dolmen de Guadalperal, denominado también como «el Stonehenge español», por su parecido al crómlech de Stonehenge. Este último es un monumento megalítico situado cerca de Amesbury, en el condado de Wiltshire, Inglaterra.

La isla de Valdecañas, en constante polémica

La urbanización de este resort de lujo —proyectado con 360 villas, 2 hoteles de 4 y 5 estrellas, zona de piscinas y una playa artificial con arena de mar, además de puerto deportivo y un campo de golf— se aposentó en una Zona de Especial Protección de Aves (ZEPA), con el beneplácito de la Junta de Extremadura.

Sin embargo, tras la denuncia de grupos ecologistas, fue declarada ilegal por la Justicia española. Así, la construcción se paralizó a la mitad y su demolición ha estado sobrevolando y pendiente de una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura. Este debía determinar si la isla ha de volver a su estado natural o si ejecutar esta decisión causaría más perjuicio que beneficio.

De cualquier manera, y a pesar de todos los avatares judiciales por los que ha pasado este complejo desde el levantamiento de su primera piedra, sigue estando operativo y abierto al turismo de forma ininterrumpida.

Un resort con todo tipo de lujos

Este complejo turístico ofrece una ubicación singular y privilegiada. Está situado a solo hora y media de Madrid, junto a la Sierra de Gredos y el Parque Nacional de Monfragüe, ambos a 50 kilómetros, y es ideal para disfrutar de uno de los campos de golf más completos de Extremadura. Además, está a una escasa distancia del emblemático pueblo de El Gordo, rodeado de un entorno natural de 133 hectáreas.

Se trata de un auténtico refugio de relajación y naturaleza en el que puedes desaparecer unos días para disfrutar de los verdaderos placeres de la vida. Indudablemente, la isla de Valdecañas es un territorio natural perfecto para escapadas y para la práctica de deportes al aire libre.

El resort de la isla de Valdecañas es un espacio ideal para la relajación.
Captura de pantalla de YouTube (marinagrupo).

Aquí encontrarás, además, piscinas, un embalse natural con marina deportiva, escuela de vela, centro hípico, pistas deportivas, espacios para eventos, gastronomía a la carta… En definitiva, una amalgama infinita en plena estepa extremeña.

La isla de Valdecañas, una excelente alternativa

Con tantas opciones, ¿a quién no le apetece desconectar unos días en un lugar tan idílico? El complejo isla de Valdecañas es un paraíso que merece la pena descubrir y disfrutar. Esta isla de 130 hectáreas en un enorme mar de agua dulce es un entorno natural único, maravilloso y digno de ensueño.

Encinares, olivos centenarios, pinos y eucaliptos dominan la flora del lugar. Por demás, se considera un complejo en la vanguardia de un turismo moderno y sostenible, tanto por su integración en la naturaleza como por el alto nivel cualitativo de sus infraestructuras e instalaciones de ocio. ¿Te lo vas a perder?

Te podría interesar...
El Valle del Jerte en Extremadura, un pequeño paraíso
Mi ViajeLeerlo en Mi Viaje
El Valle del Jerte en Extremadura, un pequeño paraíso

El Valle del Jerte es uno de los destinos turísticos más importantes de Extremadura, y es que su belleza no tiene comparación ¿Te gustaría conocerlo?



  • Isabel Miranda. 2019. Valdecañas, el paraíso extremeño amenazado por el derribo. www.abc.es
  • Esther Sánchez. 2020. El complejo de lujo Marina Isla Valdecañas se libra de la demolición. El País.

Licenciado en Geografía por la Universidad de Salamanca en 2010, cursó el Máster en Formación del Profesorado de ESO y Bachillerato en la misma Universidad, finalizando en 2012.Durante su etapa universitaria, orientó su formación complementaria hacia losproblemas medioambientales, el Cambio Climático y el Desarrollo Rural, realizando diversos cursos y seminarios relacionados con estos ámbitos.Ha trabajado como geógrafo y cartógrafo freelance para el Departamento de Geografía de la Universidad de Salamanca y se ha encargado de la elaboración de planos callejeros turísticos para diferentes municipios españoles, así como de la elaboración de Informes de Impacto Ambiental para el sector privado. Esporádicamente ejerce como Perito Judicial Geógrafo para la Comunidad de Madrid. Desde 2012 se dedica en exclusiva a la profesión por la que siempre sintió una gran vocación: la docencia.Trabaja como profesor titular de Geografía e Historia y coordina el Programa de Ecología en uno de los colegios más punteros de la Comunidad de Madrid.