Visitamos el Parque Nacional de Monfragüe en Extremadura

Cristina Blanco·
28 Diciembre, 2018
Monfragüe es interesante especialmente por la variedad de aves que se pueden avistar en él. También por un espectáculo fabuloso: la berrea de los ciervos.
 

Nos desplazamos hasta la provincia de Cáceres para conocer uno de los quince parques nacionales españoles. Situado entre el río Tajo y el Tiétar, el Parque Nacional de Monfragüe es uno de los más visitados de España. ¿Te apetece recorrerlo y enamorarte de sus paisajes? Vamos a disfrutar de su maravilloso entorno. ¡Prepárate!

Parque Nacional de Monfragüe, historia natural

En el año 1979 el futuro Parque Nacional de Monfragüe se convertía en parque natural y, finalmente, en 2007 alcanzaba el estatus de parque nacional. Se encuentra entre los pueblos de Trujillo y Plasencia, en la provincia extremeña de Cáceres.

Río Tajo en Monfragüe
Río Tajo

Es uno de los mayores espacios naturales que existen en España y recibe 200 000 visitas al año, aproximadamente. En 2003, además, era nombrado Reserva Natural de la Biosfera por la Unesco.

Está atravesado por el río Tiétar, afluente del Tajo, cuya desembocadura inunda el interior del parque. Los orígenes del parque se remontan a hace 500 millones de años. Gracias a la erosión y la formación de cordilleras, poco a poco el parque de Monfragüe fue moldeando su aspecto actual.

 

Los paisajes tienen una morfología muy diversa debido a los sedimentos que se han ido formando con el paso de los años. Como consecuencia, la riqueza biológica del parque es muy grande. En este espacio de más de 100 000 hectáreas habita una gran variedad de especies protegidas, tanto animales como vegetales.

Cómo visitar al parque

Mirador Salto del Gitano en Monfragüe
Mirador Salto del Gitano

El recorrido del Parque Nacional de Monfragüe está pensado para hacerlo a pie. Una vez llegues allí, deberás dejar el coche aparcado en la entrada (está prohibido dejarlo en otro lugar). Te aconsejamos pasar por el centro de interpretación y elegir una ruta adecuada a tus intereses y, sobre todo, a tu condición física.

Cuando ya hayas elegido tu ruta, el recorrido es libre. Hay muchos observatorios distribuidos en puntos de interés a los que te aconsejamos prestar atención para disfrutar al máximo de tu estancia.

Si eres deportista, podrás recorrer el parque en bicicleta. Hay rutas pensadas para hacerlas sobre dos ruedas. Están muy bien planteadas, con paradas en varios municipios para descansar y, sobre todo, muy bien señalizadas con balizas, flechas, pictogramas y paneles informativos.

 

Normas y consejos para visitar el parque de Monfragüe

Parque Nacional de Monfragüe
Parque Nacional de Monfragüe – Ignacio Gallego / Flickr,com

El Parque Nacional de Monfragüe está abierto todos los días del año. No hace falta reservar ni ningún tipo de permiso. Además, la entrada es gratuita y la circulación es libre, siempre y cuanto no te salgas de las zonas habilitadas para las visitas.

En el parque hay algunos espacios reservados para la libertad de los animales y la interacción con ellos puede perjudicar tanto al hábitat del animal como a las personas. Además, está prohibido alimentar a los animales, hacer ruido o arrancar vegetación.

Para disfrutar al máximo de la visita, te aconsejamos vestir ropa cómoda y de colores discretos. También unos prismáticos para observar a los animales, así como comida y bebida. Por último, no olvides llevar tu teléfono móvil para avisar en caso de que haya alguna emergencia.

Durante el viaje podrán acompañarte tus mascotas, siempre y cuando las lleves atadas y controladas por la posibilidad de encontrarse con especies salvajes.

¿Qué visitar en el parque?

Ave volando en Monfragüe
Francesco Veronesi / Flickr.com
 

Algunas paradas obligatorias en Monfragüe se encuentran distribuidas por los numerosos municipios que abarcan el parque. Nosotros te aconsejamos disfrutar del castillo de Monfragüe y de su panorámica desde lo más alto de la torre.

Tendrás unas increíbles vistas de la vegetación y de aves como buitres y otras aves rapaces. Para llegar tendrás que subir por un sendero hasta lo más alto, pero estamos seguros de que merecerá la pena el viaje.

También te aconsejamos visitar el municipio de Villarreal de San Carlos. Aquí se encuentra el centro de visitantes, así que es un buen punto de partida para empezar tu visita. Este pequeño pueblo extremeño nació en el siglo XVIII y puedes aprovechar para visitar la ermita de la virgen del Socorro.

Uno de los momentos más especiales se produce entre septiembre y octubre. Es entonces cuando se puede disfrutar de la berrea de los ciervos. Es la llamada de los machos a las hembras para aparearse.

Por supuesto, hay muchas más cosas que puedes hacer en el parque, como disfrutar de las vistas del río Tajo. En la zona de los meandros podrás contemplar paisajes que te impactarán. Y por si fuera poco, este parque es considerado como uno de los mejores lugares para observar el cielo por la noche. ¿Cómo serán las estrellas desde aquí?