Isla de Iona: un hermoso lugar

09 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por coordinadora turística Milagros Natividad Yegros
A pesar de que no es precisamente una isla muy conocida, te maravillarás con toda la historia y los sitios para visitar que ofrece la Isla de Iona.
 

Iona es una pequeña isla que se encuentra en el oeste de Escocia, en las islas Hébridas Interiores. La isla de Iona está separada de la isla de Mull por el estrecho de Iona.

A pesar de que la isla es muy pequeña, podríamos hablar de ella durante horas. Cuenta con menos de 200 habitantes y, además de ser un sitio tranquilo y rodeado por la naturaleza, es un lugar espiritual y de gran importancia religiosa. De hecho, ha sido la cuna del cristianismo en Escocia.

Hay una predicción gaélica que dice que quien va a Iona una vez, lo hará tres veces. La isla acoge al peregrino, al anticuario, al artista, o a quien sea, sin importar de dónde venga.

En este destino de maravillas histórico-culturales, de espiritualidad y de naturaleza, dicen que se palpita una gran energía. A continuación, te brindaremos una guía para que sepas cuáles son los lugares más conocidos y qué puedes hacer allí.

Abadía de Iona

Hacia el año 563, San Columba —destacada figura irlandesa entre los monjes misioneros gaélicos—, fundó la Abadía de Iona, un importante monasterio. Este hecho va de la mano con la historia del lugar y ha sido un factor determinante para constituir la isla.

Como se mencionó anteriormente, Iona ha sido la cuna del cristianismo en Escocia. Gracias a San Columba y su cristianización en el lugar, ocurrió un hecho muy importante que tuvo como principal protagonista a la Abadía de Iona.

Hacia el principio del siglo IX, Iona sufrió saqueos que fueron atribuidos a los vikingos, al igual que otros ataques similares. En estos eventos, todos los monjes fueron asesinados.

 
La Abadía de Iona, una de las más importantes de Europa.

El sitio se convirtió en monasterio de Benedictinos en el siglo XIII. Esta abadía, junto con otras que fueron cerradas y demolidas, sufrió este grave suceso debido a la Reforma Protestante.

Dando un salto de muchos siglos, Iona fue adjudicada a la Iglesia de Escocia, que fue la que llevó a cabo una restauración importante para la preservación de la Abadía de Iona.

Se dice que el Libro de Kells, un manuscrito iluminado, fue escrito en la Isla de Iona, más específicamente en la Abadía de Iona en el siglo IX. Posteriormente, con los ataques vikingos, este libro fue llevado a Irlanda, donde permanece hasta el día de hoy. Mientras tanto, los escoceses lo siguen reclamando.

Capilla de San Oran

La capilla de San Oran —St. Oran’s Chapel— fue creada en dedicación a San Oran, compañero de San Columba de Iona, y es la más antigua de la isla. Se dice que San Oran ha sido el primer cristiano en ser enterrado en la Isla de Iona.

Esta capilla data del siglo XII y es uno de los sitios más interesantes para visitar de la isla. Al encontrarse en el Cementerio de Oran, no solo resguarda a San Oran, sino que también lo haría con otras figuras importantes, y hasta reyes. Desgraciadamente, las inscripciones han sido desgastadas, y esto imposibilita la legibilidad y confirmación de estos datos.

 

La leyenda de San Oran

Hay una leyenda que dice que a San Oran se lo enterró vivo debajo de una capilla que San Columba estaba construyendo. Una voz le habría dicho a San Columba que las paredes del lugar no soportarían hasta que un hombre enterrado viva debajo. Esta historia corresponde a las leyendas de sacrificio en Gran Bretaña, por lo que solo se trata de una antigua creencia popular.

Iona Nunnery

Los benedictinos del siglo XIII, responsables de convertir la Abadía de Iona en monasterio, fundaron además Iona Nunnery —Convento de monjas de Iona—. Este convento es el más completo que hay en toda Escocia.

Si tienes la oportunidad de ir, presta atención a los ventanales, ya que puedes encontrar una talla figurativa de una Sheela na Gig. Se trata de tallas figurativas de mujeres que muestran una vulva exagerada; se dice que estas guardan a las personas del mal y de la muerte y alejan a los espíritus malvados.

Iona Nunnery, en la Isla de Iona.

Cruz de McLean

Esta icónica cruz en la isla de Iona se encuentra de camino a la Abadía de Iona. Construida y tallada en el siglo XV por escultores locales, tiene tres metros de alto y en ella se aprecian dibujos con motivos. En el lado oeste se puede observar la crucifixión, mientras que en el reverso se ven dibujos pertenecientes a la tradición celta.

 

Playas en la Isla de Iona

Además de los sitios históricos y religiosos que ya vimos, es posible visitar hermosas playas en la isla de Iona. Te quedarás fascinado con estos espacios naturales de la pequeña isla. A continuación, te contaremos qué playas puedes visitar.

  • St. Columba’s Bay: es una playa muy conocida de este destino. Posee guijarros en lugar de arena y, además, está cubierta de césped, por lo cual puedes disfrutar de un pícnic allí o simplemente pasar el rato.
  • The Bay at the Back of the Ocean: es una amplia bahía en el oeste de la isla de Iona, y se llama así porque la próxima parada hacia el oeste es América del Norte. Allí mismo se encuentra la Machair, una llanura de hierba baja y fértil.
  • Martyr’s Bay: además de tener una vista privilegiada, está cargada de una importancia histórica. Allí hay un memorial de granito dedicado a los muertos locales durante la Primera y la Segunda Guerra Mundial. Además, es conocida por ser el lugar donde el escritor escocés Robert Louis Stevenson veraneaba.
  • Traigh an t-Suidhe: si hay poca gente, hasta puede parecer una playa privada. Sus aguas cristalinas —pero frías— y arenas blancas casi que nos transportan al Caribe. Es un lugar tranquilo y de ensueño que no debes perderte.
Postal de Martyr's Bay, en la Isla de Iona.
 

¿Qué mas puedes ver en la isla de Iona?

Aunque no lo creas, hay más sitios históricos y religiosos y otras playas por ver. Además, puedes subir a la colina Dùn Ì, dar un paseo en bicicleta por la isla o ir de compras, ¡no te pierdas las artesanías!

Iona es realmente un lugar único, lleno de historia, misterios y gratificantes sensaciones. Hemos visto desde los sitios más antiguos hasta sus playas y las actividades interesantes para hacer allí. ¿Te han dado ganas de visitarla?