Las intrigantes rocas resonantes de Pensilvania

Las rocas resonantes de Pensilvania son unas piedras que tienen unas propiedades maravillosas. Lo más intrigante de todo es el hecho de que pierden sus características si se sacan del terreno en donde están ubicadas.
Las intrigantes rocas resonantes de Pensilvania

Escrito por Edith Sánchez, 12 marzo, 2021

Última actualización: 12 marzo, 2021

Las rocas resonantes de Pensilvania, en Estados Unidos, han despertado curiosidad e intriga desde siempre. El motivo es simple: emiten sonidos musicales cuando son golpeadas con un objeto sólido.

Para los expertos en el tema, es claro que este sonido depende de la composición mineral de cada roca y de los procesos involucrados en su formación. Sin embargo, en muchos casos, al retirar una roca del lugar que originalmente ocupa, esta deja de emitir la melodía inicial al ser golpeada.

Este hecho tiene perplejos a los científicos, que no logran encontrar una explicación del por qué sucede esto. A este tipo de rocas, capaces de emitir distintos tonos, se las conoce como Ringing Rocks o ‘rocas resonantes’.

Antecedentes de las rocas resonantes

Aunque todas las rocas suenan cuando son golpeadas con un objeto sólido, solo cierto tipo de rocas responden con un sonido musical. Muchas culturas a lo largo y ancho del mundo han descubierto esta característica y la han aprovechado para construir instrumentos musicales desde tiempos prehistóricos.

El uso de rocas como medio para generar tonalidades musicales es una práctica que se remonta a un pasado muy antiguo. Vestigios de este tipo de uso se han encontrado en África, en donde fueron conocidos como gongs de piedra.

Igualmente, en países como Vietnam era común la construcción de una especie de litófono a partir de fragmentos de roca. En ambos ejemplos, los dispositivos formaban parte de la cultura de estos pueblos y eran utilizados en rituales desde hace miles de años.

Del mismo modo, los chinos utilizaban el jade o el basalto como material para fabricar instrumentos musicales conocidos con el nombre de pien-tsin. Estos se elaboraban a partir de 16 láminas de diferentes tamaños, que se disponían colgadas de una cuerda para emitir diferentes notas al ser golpeadas con masillas o baquetas.

El origen del sonido

Mujer golpeando a las rocas resonantes de Pensilvania con un martillo.

El sonido que se produce en la mayoría de los casos es similar al de una campana, pero en la que no siempre la más pequeña emite un sonido agudo y la más grande uno grave. El sonido varía en función de la proporción de hierro que posea, al igual que de los procesos que intervinieron en la estructuración de cada roca.

Todo depende de si su desarrollo de cristalización se dio de una forma lenta o rápida, lo que otorgaría ciertas características especiales, como sucede con las rocas resonantes de Pensilvania. No obstante, el por qué suenan de esta forma sigue siendo motivo de controversia y estudio aún hoy en día.

En épocas recientes, varios músicos de diferentes partes del globo han experimentado con lajas de piedra de diferentes características. De este modo, interpretan piezas musicales inusuales en instrumentos semejantes a un xilófono que logra sorprender positivamente a la audiencia.

Una litofonía universal

El área de conocimiento de la litofonía es cada vez más extensa, básicamente por la cantidad de culturas y materiales involucrados en ella. De ahí que podamos encontrar ejemplos de litófonos naturales esparcidos por todo el planeta.

Ejemplo de ello son las Singing Stones en Namibia, el Cerro de las campanas en México, la Bell Rock en Australia o las rocas de Kiandra, en Nueva Gales del Sur, solo por citar algunas. Sin embargo, las más famosas son las que se encuentran en los Estados Unidos.

En ese país, 3 estados concentran todos los sitios con presencia de rocas naturales capaces de producir resonancias musicales. Destacan principalmente las rocas resonantes de Pensilvania por encima de las de otros estados.

Las rocas resonantes de Pensilvania

Las rocas resonantes de Pensilvania se encuentran en 3 lugares. El Ringing Rocks County Park, que es un parque natural protegido y cuenta con algo más de 50 hectáreas de extensión. Sus rocas —imagen de abajo— sonoras fueron descubiertas desde 1876.

Las rocas resonantes de Pensilvania se pueden encontrar en el Ringing Rocks County Park.

También en Pensilvania se halla el Ringing Hill Park, en donde este tipo de rocas se descubrieron en el año 1742. En el pasado, allí funcionaba un parque de atracciones, pero a partir de 1957 se convirtió en una propiedad de carácter privado.

Finalmente, está Stony Garden, que es el más grande de todos y es de carácter público, por lo que no existe ningún tipo de restricción a la hora de visitarlo. En este lugar se encuentran rocas sonoras de olivino, un mineral de origen volcánico compuesto fundamentalmente de hierro y silicato de magnesio.

Todos esos lugares siguen siendo focos de atracción para turistas, músicos y científicos. Más allá de la explicación geológica o física, se trata de un fenómeno interesante, que le da un carácter poético a esos sitios.

Te podría interesar...
El lago McDonald y sus coloridas rocas
Mi Viaje
Leerlo en Mi Viaje
El lago McDonald y sus coloridas rocas

Las coloridas piedras del lago McDonald le dan al paisaje un aire de irrealidad y magia inigualables. Agenda ahora este maravilloso destino.