Visitamos el histórico ayuntamiento gótico de Bremen

· 28 diciembre, 2018
Aunque la ciudad quedó arrasada en la Segunda Guerra Mundial, el edificio del viejo ayuntamiento se mantuvo en pie. Gracias a ello, hoy podemos admirar un precioso ejemplo de arquitectura gótica.

Visitamos uno de los mejores ejemplos de la arquitectura gótica en Europa: el ayuntamiento gótico de Bremen, en Alemania. Un edificio que se salvó de la destrucción de la Segunda Guerra Mundial y que hoy podemos admirar en todo su esplendor. ¿Te apetece que te contemos más cosas sobre él? ¡Ven con nosotros!

Ayuntamiento gótico de Bremen, una joya en Alemania

Fachada del ayuntamiento gótico de Bremen
Fachada del ayuntamiento

El edificio del ayuntamiento de Bremen es uno de los mejores ejemplos del estilo gótico que hay en Europa. También es uno de los grandes símbolos de la ciudad y de toda Alemania, por su valor artístico e histórico. Es la sede de actividades tanto del alcalde de la ciudad como del presidente del Senado.

Es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco desde el año 2004. ¿Dónde se encuentra? En la plaza del Mercado, en pleno centro de la ciudad. Frente al edificio se sitúa la Cámara de Comercio y a la derecha la catedral de Bremen y el edificio del Parlamento.

La visita a esta plaza es imprescindible, y no solo por los fabulosos edificios que la rodean. En ella descubrirás otra de las joyas de la ciudad: la estatua de Rolando, uno de los caballeros de Carlomagno. Una imponente estatua medieval de 10 metros de altura.

Historia del ayuntamiento de Bremen

Fachada del ayuntmaiento de Bremen y estatua de Rolando
Fachada y estatua de Rolando – Simaron / Flickr.com

El ayuntamiento gótico de Bremen se construyó entre 1405 y 1410. Antes de esa fecha, el ayuntamiento estaba situado en otra zona de la ciudad. Sin embargo, el crecimiento urbano y la necesidad de un mayor espacio para las labores de gobierno llevaron a tomar la decisión de levantar un nuevo edificio.

Los promotores de la construcción del nuevo ayuntamiento serían el alcalde Johann Hemeling y los concejales Friedrich Wigger y Hinrich von der Trupe. Las obras se realizarían con rapidez, pero no serían las definitivas.

Entre 1595 y 1612 se decidió remodelar la estructura del edificio y adaptarla al estilo de la época: el Renacimiento. Para ello, se tomaron como ejemplo algunos elementos del Renacimiento holandés. Con todo, el ayuntamiento de Bremen se convirtió en uno de los iconos de la ciudad.

Lo que no hay perderse del ayuntamiento gótico de Bremen

Interior del ayuntamiento de Bremen
Interior del ayuntamiento – Ulamm / Wikimedia Commons

Una vez tengas tu entrada preparada, estarás listo para una visita guiada por uno de los ayuntamientos más bonitos de todo el continente. Cada paso que des dentro de este magnífico edificio te hará retroceder en el tiempo. Apenas necesitarás utilizar la imaginación para saber cómo eran las labores de gobierno hace siglos.

De sus estancias, destaca la Cámara Dorada. Es una de las construcciones más recientes, de hecho, quizá te sorprenda su estilo modernista. Pero también merece la pena mencionar la Sala del Rey o las numerosas salas de eventos repletas de maquetas, terciopelo y muebles de la época.

De vuelta al exterior, fíjate especialmente en su fachada renacentista. Destacan sus ventanales y el grado de detalles que adornan toda su superficie. ¡No te lo pierdas!

Horarios y tarifas de visita

Ayuntamiento y catedral de Bremen
Ayuntamiento y catedral de Bremen

Si estás decidido a visitar el ayuntamiento gótico en Bremen, debes saber que solo se puede hacer mediante visitas guiadas que podrás reservar en la oficina de turismo de la ciudad. El precio es de 6,50 euros, aunque los menores de 12 años no pagan.

En lo que respecta a los horarios de las visitas, de lunes a sábado se realizan a las 11, 12 , 15 y 16 horas. Los domingos solo hay dos: a las 11 y 12 horas. Y es importante que sepas que las visitas se hacen en alemán y en inglés.

En cualquier caso, de tu recorrido por el ayuntamiento gótico de Bremen te llevarás un estupendo recuerdo. Al fin y al cabo, estarás ante uno de los lugares más valorados de Alemania en cuanto a riqueza artística.

Recuerda además que, aunque más de la mitad de la ciudad quedó arrasada durante la Segunda Guerra Mundial, se consiguió proteger este bello edificio de los bombardeos. Gracias a ello, lo que hoy vemos no es una reconstrucción, como ocurre con tantos otros monumentos de Alemania.