Guía para visitar la bella basílica de San Marcos de Venecia

· 8 febrero, 2018

En el corazón de la ciudad de los canales se encuentra la basílica de San Marcos de Venecia, un templo maravilloso. Desde que comenzó su construcción en el siglo XI ha sido el centro de vida pública y religiosa de la ciudad. ¿Estás de paso por Venecia y quieres visitarla? ¡Echa un vistazo a nuestra guía!

Breve historia de la basílica de San Marcos de Venecia

Basílica de San Marcos de Venecia
Basílica de San Marcos – Lukasz Janyst

La construcción de la basílica se planteó en el año 828 para albergar unas supuestas reliquias del evangelista San Marcos. Sin embargo, un incendio acontecido en el año 975 acabó con la iglesia, y ya en el siglo XI comenzó su reconstrucción.

En concreto, en el año 1063 los obreros y arquitectos de Constantinopla se acercaron hasta Venecia para reconstruirla, siguiendo el estilo bizantino. Diez años más tarde el edificio estaba terminado. Sin embargo, durante los siglos XV y XVII sufrió algunas modificaciones.

Finalmente, en 1807 se convirtió en la catedral de la ciudad. Gracias a una ley de la República de Venecia que obligaba a los mercaderes a hacer regalos a la basílica, cuenta con unos 4000 m² de impecables mosaicos.

“Mira dos veces para ver lo justo. No mires más que una vez para ver lo bello.” 

-Henry F. Amiel-

Guía de visita de la basílica de San Marcos

Ahora que conocemos la historia de la basílica, es hora de organizarlo todo para tenerlo a punto para nuestra visita. ¡Sigue nuestra lista de imprescindibles para disfrutarla lo mejor posible!

1. Cómo llegar hasta la basílica de San Marcos de Venecia

Plaza de San Marcos de Venecia
Plaza de San Marcos – Boris Stroujko

La basílica de San Marcos se encuentra en la plaza del mismo nombre y muy cerca del Palacio Ducal. La mejor forma de llegar hasta allí es hacerlo caminando, ya que se encuentra en el centro de la ciudad.

Desde la estación de tren el trayecto es de media hora caminando, en el que disfrutarás de unas vistas de ensueño. También puedes hacerlo en vaporetto, el medio de transporte público de Venecia por excelencia: una embarcación que va recorriendo los canales de la ciudad. Cogiendo el vaporetto de la ruta 1, llegas directamente a la plaza de San Marcos.

2. Horarios y entradas

Pórtico de entrada a la basílica de San Marcos de Venecia
Pórtico de entrada – Por

Los horarios de visita varían en función de la temporada del año. Entre los meses de noviembre y marzo, el horario es de lunes a sábado de 9:45 a 17:00 h. Y los domingos y festivos de 2 a 4 de la tarde. Entre marzo y octubre, época de temporada alta, los horarios son semejantes. De lunes a sábado se mantiene el mismo horario, y los domingos y festivos una hora más, hasta las 5 de la tarde.

La entrada a la basílica de San Marcos de Venecia es gratuita, salvo que se quiera visitar el museo, la Pala de Oro o el tesoro de San Marcos, que tienen un coste de 5, 2 y 3 euros, respectivamente.

3. Qué visitar en el interior de la basílica

Interior de la basílica de San Marcos de Venecia
Interior de la basílica – damian entwistle / Flickr.com

Como la entrada es gratuita, es frecuente tener que esperar largas colas para entrar. Pero antes, te aconsejamos admirar el aspecto de la basílica desde fuera. Y una vez dentro, párate a admirar los mosaicos, la estatua de San Marcos y las cúpulas de Alejandría y la Ascensión (que podrás ver durante la visita al museo).

No obstante, una de las partes más destacadas son los caballos de San Marcos. Son cuatro esculturas de caballos que se encuentran en la parte superior del pórtico central. Se desconoce su origen, pero se sabe que son de la época clásica (romana o griega). Se encontraban en el hipódromo de Constantinopla y fueron parte del botín de una de las cruzadas.

Lo mismo ocurre con el tesoro de San Marcos, el cual se obtuvo tras el saqueo de Constantinopla durante el final del periodo bizantino. Por último, la Pala de Oro, es un retablo de piedras preciosas de época medieval.

4. Normas de acceso

Interior de la basílica de San Marcos de Venecia
Interior de la basílica – Wilfried Schnetzler / Flickr.com

Al tratarse de un lugar de culto, hay algunas normas que hay que cumplir si se quiere visitar la basílica. No se puede entrar con mochila, pero se puede dejar de forma gratuita en unas taquillas que hay en el lateral izquierdo de la basílica, en la calle San Basso.

Y como ocurre en otros lugares de culto, es necesario entrar con ropa adecuada. No está permitido entrar con tirantes ni con ningún tipo de prenda sin mangas. Tampoco se pueden llevar pantalones cortos o sandalias. Por tanto, se recomienda llevar una chaqueta, aunque dejan capas a la entrada para cubrirse el cuerpo.

Por lo demás, no está permitido el uso de cámaras, ni para fotografías ni para vídeo. Del mismo modo, está prohido hablar en voz alta durante la visita ni molestar al resto de visitantes.

La visita a la basílica de San Marcos de Venecia hará que te enamores de la ciudad, junto al resto de monumentos y sus maravillosos canales. Venecia es uno de los lugares más bonitos y especiales de Italia, y está deseando que lo descubras. ¿A qué esperas?