La Giralda de Sevilla: qué tienes que saber antes de visitarla

Alba Durán Terrazas 20 abril, 2018
La Giralda es el monumento más reconocible de la ciudad de Sevilla. Una torre de origen árabe transformada en campanario de la catedral.

La catedral de Sevilla es, junto al Alcázar, uno de los monumentos más famosos de la capital andaluza. La torre de la catedral es la Giralda y es uno de los símbolos de la ciudad. Turistas de todo el mundo visitan cada día el templo gótico más grande de España y suben a su impresionante torre. Te ofrecemos datos prácticos para disfrutar de la visita a la Giralda de Sevilla.

Un poco de historia sobre la Giralda de Sevilla

Giralda de Sevilla
Giralda – Tono Balaguer

En el año 1182, se construyó la torre almohade, muy parecida a sus gemelas de Rabat y Marrakech. Estos dos precedentes fueron la Torre Hassan (Rabat) y el alminar de la mezquita Kutubia (Marrakech), que se mantienen en pie hoy en día. El parecido es innegable.

Posteriormente, tras la conquista cristiana, se transformó la estructura de la torre. En el siglo XVI, se le añadió el campanario a la torre de la que sería la catedral de la ciudad.

Se remató con una escultura de 4 metros que representaba el triunfo de la fe. Esta escultura, que actúa como veleta y se conoce como el Giraldillo, fue la mayor de Europa en su época.

Durante siglos, fue la torre más alta de España. De hecho, hoy en día sigue siento uno de los monumentos más altos y famosos de toda Europa, con sus 97.5 metros. Si incluimos el Giraldillo, sobrepasa los 100 metros y llega a los 101, una altura impresionante.

En 1928 se declaró Patrimonio Nacional y más tarde en 1987, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Información sobre la visita a la Giralda de Sevilla

Giralda de Sevilla
Giralda de Sevilla – Big Max Power (BMP) / Flickr.com

Como hemos dicho, la catedral de Sevilla es uno de los monumentos más visitados de la ciudad. Por lo tanto, recomendamos ir temprano (sobre todo cuando hace calor). La visita que se ofrece es una visita conjunta con la catedral, puesto que la Giralda forma parte de la misma.

Se puede entrar a la Giralda y subir hasta la cima de la torre. Todo el trayecto es de rampas bastante espaciosas, no hay escaleras. Aunque la subida cuesta un poco, merece la pena. Las vistas que ofrece de la ciudad son impresionantes.

A continuación, te adjuntamos la información práctica, relativa tanto al horario como a los precios de las entradas

Horarios para visitar la catedral y subir a la Giralda

Giralda de Sevilla
Giralda – juanluru / Flickr.com

Los horarios coinciden con los de la catedral. En verano, se adelanta la hora de apertura y también se cierra antes. Los horarios de verano se mantienen desde el 1 de julio al 31 de agosto:

  • Lunes: de 9:30 a 15:30
  • De martes a sábado: de 9:30 a 16:00
  • Domingo: de 14:30 a 18:00

El resto del año, es decir, desde el 1 de septiembre hasta el 30 de junio, el horario es el siguiente:

  • Lunes: de 11:00 a 15:30
  • De martes a sábado: de 11:00 a 17:00
  • Doming: de 14:30 a 18:00

La duración de la visita suele ser de unos 50 minutos.

Precio y tipos de entradas

Giraldillo – CARLOS TEIXIDOR CADENAS / commons.wikimedia.org

Existen dos tipos de entrada:

  • Entrada general: 9 euros. Incluye la visita a El Salvador.
  • Entrada reducida: 4 euros. Para pensionistas y estudiantes menores de 25 años.
  • Con audioguía: 3 euros.

Algunos colectivos tienen entrada gratuita: nacidos en Sevilla capital o provincia, los desempleados, los discapacitados (y su acompañante), los menores de 16 años y los grupos autorizados.

De forma especial, el lunes de 16:30 a 18:00 se ofrece una visita guiada gratuita que se ha de reservar previamente. La guía está disponible tanto en inglés como en español.

La Giralda de Sevilla: una musa de la literatura

Catedral y Giralda de Sevilla
Catedral y Giralda – Migel

Como curiosidad, cabe añadir que este monumento aparece en varias obras literarias. Se menciona en obras muy conocidas, como El viaje entretenido (1603) de Agustín de Rojas Villandrando y también en El Quijote (1605), de Miguel de Cervantes.

Varios escritores han dedicado poemas a su belleza, como Juan Ramón Jiménez y los hermanos Álvarez Quintero, entre otros.

“Giralda, ¡qué bonita me pareces, Giralda! Igual que ella, alegre, fina y rubia.”

-Juan Ramón Jiménez-

La visita a la Giralda de Sevilla es obligada si estás en la ciudad. Empápate de su historia y admira cómo se funden lo árabe y lo cristiano en una sola torre. Sin duda, la Giralda es una fiel representación de la historia del sur de España y de la mezcla de culturas del pasado. ¡No te la pierdas!

Te puede gustar