6 lugares imprescindibles para conocer bien Marrakech

Marrakech es una ciudad distinta, una ciudad que te atrapa en su conglomerado de calles, en las que vale la pena descubrir su personalidad. Desde sus palmeras infinitas, hasta el regateo de sus gentes, Marrakech te invita a conocerla, a descubrir sus lugares imprescindibles y a dejarte llevar por sus tentaciones. Te mostramos esos lugares que debes ver en una visita a la ciudad.

Lo que no debes perderte de Marrakech

1. Plaza de Jamaa el Fna

Plaza Jamaa el Fna – TDway

Esta populosa plaza es el lugar más importante de la medina de Marrakech. Tiene mucho ambiente, tanto de día como de noche. Con el paso de las horas su ambiente va transmutando, diferenciándose entre lo que pasa en el día y lo que sucede al ocultarse el sol.

La visita a la Plaza Jemaa El Fna resulta imprescindible en esta bella ciudad. De día podrás observar a encantadores de serpientes, domadores de monos y hasta dentistas que exponen los productos de sus últimas extracciones. También encontrarás puestos de venta de especias, zumos y caracoles.

Al llegar la noche aparecen los puestos de comida. En ellos se puede cenar en compañía de músicos improvisados y observando diferentes espectáculos.

2. El Zoco de Marrakech

Zoco de Marrakech
Zoco – Philip Lange

El Zoco es el lugar donde los marroquíes hacen sus compras. Se trata de un laberinto de angostas calles, llenas de puestos y tenderos. Se extiende desde el norte de la Plaza de Jamaa el Fna y en él es posible adquirir ropa especies, artesanías y productos típicos en tramos organizados por oficios, como cesteros, tintoreros, ferreteros y muchos más.

Visitar el Zoco es una experiencia única, donde no se puede comprar sin regatear. Lo más recomendable es recorrerlo por la mañana y sin prisas, para vivir momentos que solo Marrakech te puede ofrecer.

“Viajar es descubrir que todo el mundo esta equivocado sobre otros países.”

– Aldous Huxley –

3. Mezquita Koutoubia

Mezquita Koutoubia en Marrakech
Mezquita Koutoubia – posztos

La Mezquita Koutoubia es uno de los grandes iconos de Marrakech. Se encuentra en los límites de la Medina, muy cerca de la Plaza Jemaa El Fna. Tiene una torre minarete de 69 metros de altura, que prácticamente puede ser vista desde cualquier parte de la ciudad.

Esta mezquita es una de las más grandes del mundo islámico. Su construcción, ordenada por Abd al Mu-min, se inició en 1141 y se finalizó en 1158. Esta edificada en piedra arenisca rosada típica de la zona.

Su nombre significa “mezquita de los libreros”. Así fue llamada por los numerosos puestos de libros que la rodeaban en sus primeros tiempos.

4. Palacio Bahía

Palacio Bahía en Marrakech
Palacio Bahía – Apurva Madia

El Palacio Bahía se encuentra al sur de la Medina de Marrakech, y justo en el límite norte del recinto fortificado de la Kasba. Se trata de una verdadera obra de arte de la arquitectura marroquí. Se construyó a finales del siglo XIX para ser el palacio más impresionante de todos los tiempos.

Su construcción fue iniciada por el gran visir del sultán Abdelaziz Si Moussa. Pero a finales de siglo XIX quedó bajo la responsabilidad de Abu Bou Ahmed, un esclavo negro que llegó a ser visir.

Tiene 150 habitaciones en 8 hectáreas de extensión. Cuenta con varios patios y jardines, pero lo más interesante es el harén de las 4 esposas y las 24 concubinas de Abu Bou Ahmed.

5. Medersa Ben Youssef

Medersa Ben Joussef Marrakech
Medersa Ben Joussef – Anibal Trejo

En el límite norte de los Zocos y dentro de la Medina de Marrakech, encontramos la madraza más grande de Marruecos, la Medersa Ben Youseff. Se trata de una antigua escuela coránica del siglo XVI. Es uno de los rincones más bellos de la ciudad marroquí.

Esta madraza fue encargada por el sultán Abdallah al-Ghalib y fue finalizada en 1565. Cuenta con 130 celdas que permitieron albergar hasta 900 estudiantes.

En la visita se puede ser testigo de la decoración sublime de su interior, que mezcla el mármol, la madera de cedro, el estuco y los mosaicos. Vale la pena observar el patio interior y el aspecto austero de las celdas.

6.  Tumbas Saadíes

Tumbas saadies en Marrakech
Tumbas saadies – Stephane Bidouze

Las Tumbas Saadíes fueron descubiertas en 1917. Desde ese momento se convirtieron en uno de los lugares más visitados de Marrakech. Se encuentran en un jardín cerrado al que se accede a través de un estrecho pasillo.

Datan del siglo XVI y son de 100 tumbas decoradas con mosaicos. Estas tumbas son el lugar de entierro de los sirvientes y guerreros de la dinastía saadí. Vale la pena visitar el mausoleo principal, donde se encuentra enterrado el sultán Ahmad al-Mansur y su familia.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar