Los Reales Alcázares de Sevilla, belleza en estado puro

· 24 noviembre, 2016

En Sevilla encontramos un oasis de paz, un lugar que te permitirá retroceder al pasado en un espacio tranquilo. Son los Reales Alcázares, un monumento de impresionante belleza y el conjunto de palacios en uso más antiguo del mundo. Vamos a Sevilla a conocer los Reales Alcázares. ¿Nos acompañas?

Un acercamiento a los Reales Alcázares

Los Reales Alcázares, también conocidos como Real Alcázar, es un conjunto de palacios rodeados por una muralla. Comenzó su construcción en el año 712. Una época en que los imperios islámicos, bizantinos y carolingios tuvieron su mayor impulso en Europa.

Reales Alcázares de Sevilla
Reales Alcázares de Sevilla – Barone Firenze

Está ubicado en el casco histórico de Sevilla, acompañado de la catedral gótica más grande del mundo y al Archivo de Indias, que guarda un gran número de documentos de incalculable valor referentes al descubrimiento de América. Este conjunto forma parte de la riqueza monumental de Sevilla y es Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Los Reales Alcázares presentan varios estilos de acuerdo a las etapas de su construcción. Podemos encontrar elementos islámicos, mudéjares y góticos. En renovaciones posteriores se agregaron detalles barrocos y renacentistas que acentúan más su belleza.

La visita a los Reales Alcázares

Su construcción interior está dividida en diferentes palacios y estancias de gran belleza, como el Palacio Gótico o el Palacio Mudéjar. Se accede por la Puerta del León, de estilo almohade y cubierta por un panel de azulejos.

Reales Alcázares de Sevilla
Reales Alcázares de Sevilla – Aleksandar Todorovic

Al cruzar la muralla se accede al Patio del León. A la izquierda encontramos la Sala de la Justicia y al fondo se encuentra un conjunto de tres arcos en una muralla. Traspasados los arcos se accede al Patio de la Montería.

La Sala de Justicia, antiguamente denominada Sala de Consejos, formaba parte del primitivo palacio musulmán. Este palacio era donde se reunía el consejo de visires, incluso durante la monarquía cristiana. Adyacente se encuentra el Patio del Yeso, una de las pocas estancias que se conservan de la época almohade.

Interior delos Reales Alcázares de Sevilla
Interior de los Reales Alcázares – javarman

Destacan también dentro del palacio el Patio de las Doncellas, con preciosos zócalos de azulejos. Y no hay que olvidar el Patio de las Muñecas, con una interesante colección de capiteles.

Vale la pena admirar también el precioso altar de azulejos realizado en 1504 por Francisco Niculoso Pisano. El retablo pictórico del Cuarto del Almirante, dedicado a la Virgen de los Navegantes, es otra de las joyas que aquí se guardan.

Los jardines de los Reales Alcázares de Sevilla

Los Reales Alcázares contiene un conjunto de jardines en los que vale la pena perderse. Son 13 jardines y en ellos se acentúan caracteres árabes, renacentistas y modernos. Se encuentran en terrazas, con verde vegetación, naranjos y palmeras.

Jardines de los Reales Alcázares de Sevilla
Jardines de los Reales Alcázares – jorgedasi

Estos jardines, por otra parte, tienen elementos como fuentes y pabellones que les dan una ambiente especial. Destacan los Jardines del Príncipe, con la fuente de Neptuno. También son interesantes los Jardines del Naranjal, con la fuente del León y el Pabellón de Carlos V, donde murió Fernando III. Los demás jardines son de época más moderna.

Jardines como el de Mercurio, el de la Danza o el de Troya también te transmitirán paz y calma. La misma quietud de la que disfrutaron moradores y visitantes de estos bellos palacios.

Reales Alcázares de Sevilla
Jardín de los Poetas – S.Borisov

Desde los jardines se accede al Patio de Banderas, lugar que cobraba protagonismo cuando se alojaba algún rey en palacio. Allí se colocaban las banderas y era una especie de Plaza de Armas del Alcázar.

Actualmente, el Patio de las Banderas es utilizado para realizar exhibiciones de objetos de la época árabe. Además, cada verano se organizan conciertos donde la música juega a la perfección con la belleza arquitectónica del lugar.

“Lo malo no es que los sevillanos piensen que tiene la ciudad más bonita del mundo…lo peor es que puede que tengan hasta razón.”

– Antonio  Gala –

Cuándo visitarlo

Las visitas a los Reales Alcázares dependen de la época del año. Las fechas más recomendables para visitarlo son desde abril a septiembre. La primavera y el verano añaden belleza al crisol de colores de sus jardines y la iluminación del sol.

Descubre los Reales Alcázares de Sevilla Te maravillará la belleza de este conjunto palaciego que te transportará a época pasadas. En definitiva, es un imperdible en tu paso por Sevilla.