8 curiosidades que no sabías de la Giralda de Sevilla

· 10 febrero, 2018

Nos vamos a Sevilla para contarte curiosidades de uno de sus monumentos más famosos: la Giralda. Así se denomina popularmente la torre campanario de la Catedral de Santa María de la Sede. La torre se construyó durante el siglo XII, en época musulmana. Anímate a seguirnos para conocer todos los secretos de la niña bonita de los sevillanos.

1. ¿De dónde procede el nombre de la Giralda?

Giraldillo de la Giralda
Giraldillo – CARLOS TEIXIDOR CADENAS / commons.wikimedia.org

Esta es la primera cuestión acerca de la Giralda. ¿Por qué recibe ese nombre si la catedral es Santa María de la Sede? La razón es que en su cúspide hay una tinaja en la que se alza el Giraldillo. Es una escultura de bronce que servía de veleta, girando en función de la dirección del viento, de ahí su nombre. Sirvió para simbolizar el triunfo del cristianismo sobre la fe musulmana.

El famoso Giraldillo hizo que la torre, poco a poco, fuese adoptando ese nombre. Sustituyó así el que le había dado Fernando III tras reconquistar Sevilla 1248, ese nombre era Triunfo de la Fe Victoriosa.

2. Sus dimensiones, al nivel de Europa

Giralda de Sevilla
Giralda de Sevilla – Sergio Gutierrez Getino

La torre mide 101 metros de altura si contamos el Giraldillo. Durante varios siglos fue la torre más alta de España y una de las más altas de Europa. De hecho, aunque no lo parezca, la Giralda es más alta que el Big Ben de Londres, que mide 96 metros de alto. Y es el doble de alta que la Torre de Pisa, con 55,8 metros.

Dentro de la ciudad, es el segundo edificio más alto tras la Torre Sevilla, un rascacielos de 178 metros de altura. Es uno de los más altos de España. Pero nada tiene que envidiarle a la maravillosa torre de la Giralda.

3. Es un importante referente para otras culturas

Giralda de Sevilla
Giralda – Anibal Trejo

La Giralda se construyó durante la época musulmana, aunque la parte superior fuese terminada por los cristianos. Se inspiró en el alminar de la mezquita Kutubia de Marrakech (Marruecos), que se construyó en el mismo siglo. Mide 79 metros de altura y es una de las grandes obras de arte hispano-magrebí.

Y la construcción de la Giralda fue tan popular que sirvió de referente por todo el mundo. Hay varias réplicas de ella en Nueva York, en Kansas City, y en la misma provincia de Badajoz.

“Sevilla es especial porque emociona y se emociona, porque da cuerpo a la belleza y a la gracia de los sueños.”

-Plácido Domingo-

4. La Giralda cuenta con 24 campanas

Campana en la Giralda de Sevilla
Campana – Iñaki Martínez de Marigorta Díaz / Flickr.com

El campanario de la Giralda cuenta con 24 campanas, 18 son campanas de volteo y 6 son de golpe. La más grande es la campana de Santa María Mayor. Pesa casi una tonelada y media. Sus toques están programados por ordenador. En definitiva: se trata de la catedral de España con mayor cantidad de campanas.

Algunos nombres son Santa Cecilia, Santa Justa, Santa Rufina, Santa Lucía, San José, San Sebastián (de volteo) y Santa Cruz (la más antigua de todas), Santiago, Santa Catalina, San Miguel y  Omnium Sanctorum.

5. En la torre hay una inscripción en latín muy especial

Giralda de Sevilla
Giralda – juanluru / Flickr.com

A lo largo de las cuatro caras de la torre hay una inscripción en latín: “Turris fortissima nomen DNI Proverb. 18”, que significa “la torre más fuerte es el Nombre del Señor”. Es el versículo 10 del proverbio 18 del Antiguo Testamento y se realizó por orden de Fernando III.

Pero lo cierto es que los musulmanes solían reutilizar materiales romanos o visigodos en sus construcciones. Por ello, en la base de la torre hay sillares romanos con inscripciones en latín. Uno de ellos es una lápida que procede de la antigua Hispalis, la ciudad sevillana en época romana.

6. La leyenda de Alfonso X y la Giralda

Giralda de Sevilla
Giralda – ivan jimenez foto

Cuenta la leyenda que cuando se iba a rendir Sevilla durante la Reconquista, los musulmanes pidieron derribar la torre para no verla en manos de los cristianos. En consecuencia, Alfonso X el Sabio decidió intervenir, y lo hizo amenazando a los musulmanes con cortar las mismas cabezas por cada ladrillo que tuviese la Giralda.

Los musulmanes decidieron entonces no derribar la torre, y abandonaron la ciudad dejando la Giralda intacta y logrando así que pasase a formar parte de la historia de la ciudad.

7. Polémicas apariciones literarias

Rampa de la Giralda
Rampa de la Giralda – A. González-Alba. / Flickr.com

Dan Brown, autor de El código da Vinci, hizo un retrato polémico y poco acertado de Sevilla en su obra La fortaleza digital. Tan impreciso que decidió cambiar las rampas de la Giralda por escaleras. La Giralda cuenta con 35 rampas para que el sultán pudiera subir montado a caballo para admirar las vistas que hay desde el campanario.

8. La puerta del Lagarto

Puerta del Lagarto de la Giralda
Puerta del Lagarto – José Luis Filpo / Flickr.com

Es una de las curiosidades más llamativas de la Giralda. Se denomina así porque en ella hay un cocodrilo colgando, junto a un colmillo de elefante, el bocado de un caballo y un bastón de mando.

Cuenta la leyenda que fue un regalo del sultán de Egipto al rey Alfonso X para pedir la mano de su hija. Al rechazar este su petición, los regalos fueron entregados a la catedral. Puede entenderse que cada elemento represente una virtud: el cocodrilo la prudencia, el colmillo la fortaleza, el bocado la templanza y el bastón la justicia.