Gastronomía mediterránea en el pueblo de Vinaroz

· 6 diciembre, 2018
El langostino de Vinaroz es famoso, y protagoniza muchos de los platos de la gastronomía de esta localidad del norte de Castellón.

Es ideal para veranear en la época más calurosa del año, pero también se puede visitar en invierno. Situado al norte de Castellón, el pueblo de Vinaroz es uno de grandes destinos de la Costa del Azahar. Qué hacer está claro, pues además de unas excelentes playas cuenta con un buen patrimonio cultural. Y hay algo: más una gastronomía deliciosa.

El langostino del pueblo de Vinaroz

Langostinos
Langostinos

Una localidad bañada por el Mediterráneo ha de tener por emblema, casi de manera obligatoria, los productos del mar. Y Vinaroz, o Vinaròs, no es una excepción. De hecho, el langostino de este municipio es conocido en toda España, no solo por su calidad, sino también por las diferencias con los de las zonas cercanas.

El langostino es un emblema en el pueblo de Vinaroz. Y tanto es así, que aquí se celebra el Concurso Nacional de Cocina Aplicada al Langostino. Y van ya 16 ediciones de un certamen que cobra importancia año tras año.

No merece menos un producto que, además de su calidad, garantiza la frescura, al ser capturado cada día por los pescadores. De esta manera, los principales establecimientos de la localidad pueden ofrecer a sus clientes platos con los ingredientes más frescos.

Las posibilidades que ofrece el langostino de Vinaroz son inmensas. En los restaurantes lo encontrarás al vapor, a la plancha, en arroz, o acompañando a otros productos del mar y de la tierra.

Otros productos estrella

Berenjenas rellenas en el mercado de Vinaroz
Berenjenas rellenas – Castellón Confidencial / Flickr.com

El langostino es el gran protagonista de la gastronomía del pueblo de Vinaroz. Pero hay más productos de gran calidad en la zona. Así, hay que mencionar otros alimentos procedentes del mar que tienen poco que envidiar al langostino. La sepia o la caballa, por ejemplo, son una buena elección en nuestros menús.

En cuanto a las verduras, en la cocina de la localidad también tienen una enorme importancia. Por ello, podemos disfrutar de recetas como berenjena rellena, o patatas hervidas acompañadas de queso o alioli al estilo caliu. En época invernal, otra opción son los níscalos de temporada.

Y si lo tuyo no es pescado ni el marisco, y tampoco te hacen mucha gracia las verduras, no te preocupes porque no te vas a quedar sin comer. Un buen chuletón de buey, solomillo o un entrecot bien cocinado seguro que harán que te olvides de la dieta.

Por otra parte, está claro que una localidad de la Comunidad Valenciana tiene que destacar por la elaboración de arroces. Y el pueblo de Vinaroz lo cumple a rajatabla. Raro es el menú que no incluye una fideuá, un arroz a banda y otros platos elaborados con este cereal.

Los mejores sitios para comer

Un buen sitio para comer en el pueblo de Vinaroz es el Bar Nou. En él podremos degustar varios platos con productos de la tierra. Vieira marinada con salmuera y jazmín, compota de manzana, aire de cítricos y trompetas amarillas; o la emulsión de encurtidos, jugo de anchoas, ajo negro, bacalao y mojama son sus platos estrella.

Otro lugar para disfrutar de la tradicional comida de este pueblo es la brasería Cha Sisco. Ofrece un menú diferente, en este caso es un establecimiento especializado en carnes a la brasa y pescados traídos directamente desde la lonja.

Finalmente, cabe mencionar El Barco, donde el langostino de Vinaroz y los arroces son los platos principales. Además de una excelente calidad en sus elaboraciones, este negocio ofrece la posibilidad de comer o cenar con vistas al mar, lo que es un fenomenal escenario para disfrutar de la gastronomía.

Qué hacer después de comer

Playa de Vinaroz
Playa de Vinaroz – Candy… / Flickr.com

Una vez terminada la deliciosa comida en alguno de los mejores restaurantes de Vinaroz, hay que disfrutar de todo lo que ofrece esta localidad. En verano, una opción perfecta es tomar el sol en la playa y aprovechar para darse un buen chapuzón.

Pero si acudes en otra época del año, también hay opciones muy interesantes. Puedes simplemente pasear por la playa con el sonido del mar de fondo. O puedes visitar algunos lugares emblemáticos del pueblo como el muelle, la Casa de la Villa, la iglesia de la Asunción o el mercado.

Y, si tienes tiempo, a unos kilómetros se encuentra Peñíscola, una de las localidades más bonitas de la Comunidad Valenciana. Pasear por su casco antiguo es un delicia, así como recorrer su fabuloso castillo.