La magia del Cerro de los Siete Colores en Argentina

Mágico, hermoso y pintoresco, así se muestra el Cerro de los Siete Colores, un paisaje sin igual, que hace evocar a la paleta de un pintor que descubre sus infinitos colores y matices con la luz de sol. Con gentes encantadoras y un clima que te invita a visitarlo, conoce con nosotros el bellísimo Cerro de los Siete Colores.

El Cerro de los Siete Colores se encuentra en Purmamarca, en la Quebrada de Humahuaca, Provincia de Jujuy, Argentina. Es un lugar con un gran magnetismo y uno de los más fotografiados del noroeste argentino por su gran belleza, dada por sus colores y contrastes.

Cerro de los Siete Colores
Cerro de los Siete Colores – Jesús Dehesa / Flickr.com

El Cerro de los Siete Colores es un espectáculo montañoso único en Argentina. Las laderas de este cerro muestran líneas horizontales, que parecen pedazos de distintos colores vivos, capaces de transmutar en la existencia de un arco iris sólido e inmutable.

Los colores del cerro

Según expertos, el Cerro de los Siete Colores se originó hace setenta y cinco millones de años atrás. En la composición de sus tierras se encuentran sedimentos marinos, lacustres y fluviales, lo que resulta en una perfecta policromía que sirve de telón de fondo de Purmamarca.

Cerro de los Siete Colores
Cerro de los Siete Colores – Los viajes del Cangrejo / Flickr.com

Cada color corresponde a una composición específica:

  • Color rosado: compuesto por arcilla roja, fangolitas (fango) y arilitas (arena).
  • Color blanquecino: piedra caliza o calcárea, cualitas de color blanco.
  • Colores pardos, marrones y morados: Compuesto por plomo y margosarnidosos, ricos en carbonato de calcio.
  • Color rojo: compuesto por arcilitas (hierro)y arcillas pertenecientes al Terciario superior.
  • Color verde: compuesto por filitas, pizarras de óxido de cobre.
  • Color pardo terroso: fanglomerado compuesto por roca con manganeso perteneciente al Cuaternario.
  • Color amarillo mostaza: areniscas calcáreas con azufre.

La encantadora leyenda del Cerro de los Siete Colores

Cerro de los Siete Colores
Cerro de los Siete Colores – Alessandro / Flickr.com

Los locales cuentan una historia mucho más hermosa y encantadora. Cuenta la leyenda que cuando fundaron el pueblo de Purmamarca, los cerros no tenían color alguno, los niños lo encontraron sin vida y decidieron pintar las laderas de colores. 

Durante siete noches desaparecieron de sus camas y en cada amanecer los adultos se asombraron al encontrar que el cerro tenía color tras color, añadiéndole más color con cada día que pasaba.

Llegada la séptima noche los adultos despertaron temprano y descubrieron que ninguno de los niños estaba en sus camas. Comenzaron a buscarlos desesperadamente, sin embargo, ellos llegaron saltando alegremente por la ladera, llenos de pintura, desde entonces la colina siempre ha tenido siete colores.

“No todo en la vida es de un color o de otro. Miren si no el arco iris.”

-Paulo Coelho-

Como conocer el Cerro de los Siete Colores

Desde Purmamarca salen excursiones a pie por los cerros, en recorridos de aproximadamente una hora de caminata. La mejor hora para apreciar la magia del cerro es en la madrugada, cuando los primeros rayos del sol se posan sobre las tierras multicolores y muestran todo su esplendor.

Cerro de los Siete Colores
Cerro de los Siete Colores – sunsinger

En la excursión al Cerro de los Siete Colores, los turistas pueden realizar diversas actividades, tales como caminatas, cabalgatas, paseos en bicicleta y safaris fotográficos, además de dejarse deslumbrar por los imponentes paisajes del norte argentino.

El encanto de Purmamarca

Purmamarca es un pueblecito encantador y pintoresco enclavado en el policromático Cerro de los Siete Colores. Está ubicado en la quebrada de Humahuaca y tiene el contraste turístico ideal que encanta a los visitantes.

Cerro de los Siete Colores
Cerro de los Siete Colores – Jool-yan

Purmamarca, “Pueblo de la Tierra Virgen” en lengua aimará, está conformado por construcciones de adobe y techos de cardón con tortas de barro, en un clima templado. Una interesante infraestructura en alojamiento y la distintiva gastronomía completan la oferta turística de este encantador lugar.

Uno de sus atractivos es la iglesia Santa Rosa de Lima, declarada Monumento Nacional, por su disposición arquitectónica y por las pinturas e imágenes cuzqueñas que posee en su interior.

Purmamarca
Purmamarca – Spectral-Design

En su plaza funciona la feria artesanal, donde es posible encontrar a los turistas adquiriendo artículos típicos como vasijas, alfombras confeccionadas en telares, ponchos, instrumentos musicales y ropa típica de la quebrada.

Para disfrutar del paisaje de Purmamarca se puede realizar trekking, cabalgatas o excursiones de turismo contemplativo por el lecho del río homónimo, o por el paseo de los Colorados, que posee hermosas vistas con formaciones pétreas que fueron talladas naturalmente.

Si vas a Argentina no dejes pasar la oportunidad de ver de cerca este maravilloso regalo de la naturaleza. Los colores del cerro, la impresionante belleza de los paisajes y su encantador pueblo, dan vida, sin duda, a uno de los lugares más bellos del país.

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar