Disfruta del turismo gastronómico en México

Edith Sánchez · 30 mayo, 2019
Hablar de México es hablar de explosión de sabores y de tradiciones. Representa una de las mejores opciones del mundo para hacer un viaje de turismo gastronómico. Cada plato es sorprendente y único.

El turismo gastronómico en México es una actividad en pleno desarrollo. No es para menos, si se toma en cuenta que la comida de ese país fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en el año 2010.

La comida mexicana es una de las más elaboradas e interesantes del mundo. Cuando se piensa en ese país, es fácil caer en el error de creer que todo es chile y tequila. Esto es simplemente un cliché. El turismo gastronómico en México tiene muchísimas más delicias que ofrecer.

De hecho, la comida típica del país es cada vez más conocida y valorada en el mundo. Varias recetas autóctonas se han ido incorporando paulatinamente a la cocina de Estados Unidos y Canadá, entre otros. ¿Qué tiene de especial la gastronomía de México? ¿Dónde degustar los platos más tradicionales y exquisitos? Eso es lo que veremos enseguida.

Oaxaca, meca del turismo gastronómico en México

Tlayuda
Tlayuda

Oaxaca es un destino obligado cuando haces un viaje de turismo gastronómico en México. Todo el Estado es una mezcla fabulosa de tradiciones y cultura. La capital de esta región es famosa por las célebres tortillas tlayudas.

Estas tortillas son mucho más grandes de lo habitual y se preparan de forma artesanal en todas partes. Las tlayudas, acompañadas de carne salada y asada o tasajo, son una de las delicias en el Mercado 20 de noviembre, el sitio del sabor en la ciudad de Oaxaca.

Así mismo, el quesillo es una delicia local que no vas a encontrar en ninguna otra parte. Destacan también el pan de yema, el chocolate en diferentes tipos de preparaciones y los famosos chapulines.

Y una última recomendación: prueba el caldo de piedras, una delicia milenaria. Contiene pescado, hortalizas y, a veces, tubérculos. Se prepara poniendo a calentar unas piedras, hasta que estén al rojo vivo. Luego se ponen en una cazuela y sobre ellas se introducen los ingredientes, que se cocinan enseguida.

Puebla, la capital del sabor

Mole poblano
Mole poblano

Puebla es otro sitio imperdible durante un viaje de turismo gastronómico por México. El mole poblano tiene fama mundial, aunque no es para todos los paladares. Se trata de una salsa que data de épocas prehispánicas. Fundamentalmente lleva pavo u otras aves, chocolate amargo y picante.

El chile en nogada es otro de esos platos emblemáticos de la cocina poblana y uno de los más buscados en cualquier viaje de turismo gastronómico en México. El plato contiene los colores de la bandera del país, pues se creó en honor al prócer Agustín de Itúrbide, en 1821.

Puebla también es famosa por los productos de repostería y panadería. Las cemitas son panes grandes y crujientes, decorados con ajonjolí. Las chalupas, por su parte, son unas tortillas rellenas, absolutamente fantásticas. Y los camotes son dulces de diferentes sabores que no deben dejar de probarse.

Sinaloa, el granero de México

Tacos de chilorio
Tacos de chilorio

Un viaje de turismo gastronómico por México no puede pasar por alto la excelente cocina de Sinaloa. El chilorio es el plato más emblemático de ese estado. Se trata de una preparación a base de carne de cerdo, condimentada con chile y otras especias. Se trata de un plato que se prepara desde hace más de tres siglos.

La machaca o machacado es una comida típica de Sinaloa y Sonora. Se elabora con carne de res o de venado, salada y secada al sol. Tras ese procedimiento, se golpea repetidas veces para lograr que se ponga blanda. De ahí su nombre.

Otro de los platos más apetecidos son las albóndigas de camarón. Se preparan de forma similar a las albóndigas de carne, pero tienen un gusto único. También lo tienen los tamales de cerdo, los fríjoles puercos y el pollo al estilo Sinaloa.

Turismo gastronómico en México: otras delicias

Pozole, uno de los platos para probar en el turismo gastronómico en México
Pozole

Un viaje de turismo gastronómico en México da para mucho más. En Jalisco, el pozole es el plato insignia y en esa región se prepara principalmente para las fiestas patrias. También son famosas las tortas ahogadas, los fríjoles charros y las jericallas.

Por su parte, en Yucatán conocen a la perfección el significado de lo que es ‘un plato abundante’. Sus principales delicias culinarias son la cochinita pibil, la sopa de lima y el Tikin xic, que es un pescado relleno.

El café de Chiapas, el chorizo verde de Edomex, el arroz a la tumbada de Veracruz, las corundas de Michoacán y los tacos y quesadillas de Ciudad de México son también muy recomendables. Esta ha sido una pequeña muestra de de una de las cocinas más generosas del mundo.

  • Gaona, M., & Cuevas, R. (2012). Historia y mestizaje de México a través de su gastronomía. Culinaria, Revista virtual especializada en gastronomía. Recuperado de: http://web.uaemex.mx/Culinaria/culinaria_historia/cuatro_ne/pdfs/historia_del_mestizaje.pdf
  • Mestizaje gastronómico. (4 de julio, 2018). En SIC México. Recuperado de: https://sic.cultura.gob.mx/ficha.php?table=gastronomia&table_id=98