Descubrimos la gastronomía característica de Nueva Orleans

4 junio, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Begoña Ibáñez
Exquisita y variada, la cocina típica de la ciudad de Nueva Orleans es el resultado de una singular mezcolanza. Una explosión de sabores muy diferentes que merece la pena probar.

Nueva Orleans es una de las ciudades más vivas y apasionadas de Estados Unidos. La multiculturalidad que se respira en sus calles mientras caminas a ritmo de jazz es algo que hay que experimentar. Conocida por su música y sus festivales, también la gastronomía de Nueva Orleans es destacable. Es una mezcla peculiar con diversos orígenes que merece la pena probar.

Detalles sobre la gastronomía de Nueva Orleans

La herencia culinaria que se da la mano en todo el estado de Luisiana, incluida Nueva Orleans, es una fusión que no se encuentra en ninguna otra parte. Sin duda, la cocina aquí es un fiel reflejo de las culturas que han dejado huella. Principalmente, hay dos tipos de cocina autóctona: la cajún y la criolla.

Aspectos de la comida cajún

Ingredientes de la comida cajún
Los ingredientes de la Santísima Trinidad / Wikimedia Commons

Su procedencia hay que buscarla en los platos tradicionales que realizaban los descendientes de desplazados franco-canadienses. Estos, en su  mayoría, se asentaron en las tierras de Luisiana. Siempre se ha considerado como una ‘cocina de campo’, pues los ingredientes son rústicos y básicos, de preparación sencilla.

Los elementos indispensables, conocidos como ‘la Santísima Trinidad’, son la cebolla, el pimiento morrón y el apio. Se trata de algo similar al característico mirepoix de la cocina francesa.

En un menú de gastronomía cajún encontrarás tres platos: el principal, uno de arroz o pan de maíz y otro de verdura. Los condimentos aromáticos, como el perejil, el laurel o la cayena también son fundamentales.

La mezcla que se cuajó entre italianos, españoles y franceses dio lugar a esta rica variedad gastronómica. Principalmente, se guisa en grandes ollas, hay un fuerte componente de improvisación y se usan productos locales de caza.

Orígenes de la cocina criolla

Platos e ingredientes de la cocina criolla
Platos e ingredientes de la cocina criolla / Wikimedia Commons

A este tipo de gastronomía, en cambio, se la conoce como ‘la comida de ciudad’. Originaria de Luisiana, el término ‘criollo’ se usa para referirse a colonizadores de ascendencias española o francesa, entre otras, que llegaron a la zona. La cocina de los criollos tiende más hacia el estilo culinario de la Europa clásica, adaptada a ingredientes locales.

Mientras que la gastronomía cajún evoluciona en un ambiente rural, la comida criolla se desarrolla en un escenario aristocrático.

Al igual que sucede con los habitantes de Nueva Orleans, encontramos influencias italianas, francesas, españolas o portuguesas. Pero también hay sabores caribeños o africanos, pues los sirvientes de las casas y los cocineros de los restaurantes eran los que preparaban los platos.

Asimismo, se utilizan como ingredientes base los de ‘la Santísima Trinidad’ en muchas ocasiones. La principal diferencia entre ambas gastronomías es el uso del tomate en la cocina criolla, mientras que la cajún no lleva jamás este elemento.

En las recetas criollas probaremos ricas salsas, hierbas locales y mariscos. El acceso a lácteos y mantequilla hicieron que los acabados fueran mas refinados. La incorporación del roux, una especie de bechamel de diferentes tonalidades, es otro de los sellos distintivos criollos.

Gastronomía en Nueva Orleans: los platos que debes probar

Como ya imaginarás, las recetas que puedes probar en esta ciudad son toda una oportunidad culinaria en cuanto a la combinación de sabores. Te desvelamos a continuación esas elaboraciones características que no te puedes perder.

1. El gumbo, una de las estrellas principales

Plato de gumbo, típico de la gastronomía de Nueva Orleans

Este delicioso guiso de origen africano ha ido aceptando influencias criollas y cajún. Existen diversas variantes, pero nunca faltan el arroz y el caldo. Este caldo se suele hacer con marisco (sobre todo gamba y cangrejo), diferentes carnes, andouille y verduras. El ingrediente esencial es la okra, una planta tropical de fruto comestible que procede de África.

Los diversos ingredientes que conforman el plato se cocinan por separado. Cuando la sopa está lista, después de varias horas cociendo y reposando, se mezcla todo. El gumbo es una de las principales aportaciones a toda la cocina estadounidense.

2. La jambalaya

Plato de jambalaya

Es una de las recetas fundamentales de la gastronomía cajún. Sobre una base de arroz se sirve una mezcla de diferentes carnes y mariscos, dependiendo de la temporada. Puede ser pollo, jamón crudo, camarones, langostinos o carne de caimán.

Una vez elaborado, se sazona generosamente con pimienta o a veces con chile. En definitiva, es una explosión de sabores con un atrevido toque picante.

3. Étouffée de cangrejo de río, indispensable en la gastronomía de Nueva Orleans

Esta elaboración es una especialidad criolla, cuya base suele ser una roux o bechamel. A esta se le añade tierna carne de cangrejo de río, un potente caldo, pimentón verde, ajo, cebolla y diversas especias. Normalmente, este plato se acompaña de arroz, otro de los ingredientes que nunca falta en una cocina criolla.

4. El famoso po’ boy de Nueva Orleans

Po'boy, t´pico de la gastronomía de Nueva Orleans

Una de las creaciones que tienes que probar en esta ciudad es este bocadillo de origen humilde. Su nombre proviene de poor boy, ya que hace más de cien años este plato era lo más sencillo y barato que se podía comer. En cambio, hoy en día se ha convertido en toda una sensación que no falta en ningún restaurante.

Es un bocadillo tipo baguette, crujiente y relleno con carne o marisco. Sin duda, el que tiene más éxito es el de gambas fritas, acompañado de tomate, lechuga y salsa. Anímate a probarlo mientras paseas por la calle.

5. Arroz con alubias rojas, clásico de la gastronomía criolla

Arroz con alubias rojas

Es perfecto para acompañar con unas chuletas de cerdo. Se trata de una receta con mucha historia dentro de la tradición criolla. Originariamente, se preparaba los lunes con las sobras de la comida del domingo, puesto que el lunes era el día de hacer la colada. Por ello, esta receta resultaba fácil de preparar y requería de poca atención.

Este es uno de los platos favoritos de mitos musicales como Louis Armstrong o Ray Charles. De hecho, Armstrong siempre se despedía en sus cartas escribiendo ‘red beans and ricely yours’, en claro homenaje a esta elaboración.

6. Los postres

Beignets típicos de Nueva Orleans
Beignets

Entre los dulces que debes saborear obligatoriamente, en primer lugar, están los beignets. Se trata de unos buñuelos fritos con azúcar glass que querrás comer una y otra vez en el archiconocido Café du Monde.

También imprescindibles son los plátanos Foster con salsa de mantequilla, canela y ron y cubiertos de helado de vainilla. Otros, como el pastel de pacanas o los pralinés, endulzarán algunos de tus mejores momentos en Nueva Orleans.

Además de estos platos, debes probar los tomates verdes fritos, ostras al carbón o sopa de tortuga. La gastronomía de Nueva Orleans es un sello de identidad de su historia y su cultura. Sumérgete en esta experiencia culinaria en algunos de sus mejores restaurantes: Acme Oyster House, Jacques-Imo’s, Li’l Dizzy’s Cafe o Cochon. Descubrirás todo un mundo nuevo de sabores.

  • Cocina criolla de Luisiana. (s.f.) En Wikipedia. Recuperado el 4 de junio de 2019 de https://es.wikipedia.org/wiki/Cocina_criolla_de_Luisiana
  • Gastronomía en Nueva Orleans. Recuperado el 4 de junio de 20199 de https://www.neworleans.com/nueva-orleans/gastronoma/