Descubre todos los secretos de Viena en dos días

9 agosto, 2018
Viena es una ciudad con infinidad de atractivos. Se necesita tiempo para verlos todos, pero en dos días es posible conocer los más importantes.

El continente europeo está plagado de ciudades, paisajes y rincones desconocidos que maravillarían a cualquiera. Por algo Europa es uno de los continentes más visitados por turistas de todo el mundo. En este caso, vamos a ayudarte a descubrir lo mejor de Viena en dos días. ¿Listo para viajar a un lugar lleno de historia?

Viena, una ciudad de historia

Iglesia de San Carlos en Viena
Iglesia de San Carlos en Viena

Viena, al igual que muchas de las principales capitales europeas, ocupa muchos volúmenes de los libros de historia. La ciudad, que tiene sus orígenes en la época de los celtas, en el año 500 a.C., es hoy en día una metrópoli europea que ha sobrevivido a guerras, disputas y evoluciones.

Los años más determinantes que empujaron a Viena a ser la ciudad que conocemos ahora se produjeron a finales de la Edad Media, a partir de la toma de Constantinopla por los turcos y la guerra posterior. Siglos después, Viena fue asediada y cayó en manos del emperador Napoleón.

Durante todo el siglo XX, Austria fue terreno de grandes conflictos europeos, pero también de una inmensa explosión artística que se plasma en la mayor parte de sus monumentos y obras. Ya en el año 1955 Austria se constituye como estado soberano y Viena se convierte en su ciudad más grande.

Conocer Viena en dos días

Tras esta pequeña clase de historia sobre Austria, toca hacer una lista de cómo podemos aprovechar al máximo nuestra estancia allí. Prepárate porque ver Viena en dos días requiere de organización y, sobre todo, muchas ganas. ¡Comenzamos!

Día 1: los clásicos de Viena

Palacio de Hofburg en Viena
Palacio de Hofburg en Viena

Lo primero que hay que tener claro en la visita a Viena en dos días es que no podremos verlo todo, pero sí lo imprescindible. Viena está sembrada de palacios y jardines de cuento, pero también de museos interesantes. No habrá tiempo para todo, pero si nos organizamos bien seremos capaces de llevarnos los mejores recuerdos de Viena.

Para comenzar el día te recomendamos visitar la catedral de San Stephan. Es uno de los símbolos de Viena. Imponente, enorme y llamativa. Desde su torre, a la que te aconsejamos subir, podrás disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Continuando por los tesoros de Viena, debes visitar el palacio de Hofburg. Se trata del palacio donde vivió la familia real durante seiscientos años en los tiempos de máximo esplendor de Austria. Podrás recorrer los Apartamentos Imperiales y el Museo Sissi. ¡Te quedarás maravillado con sus habitaciones y sus jardines!

Si tienes tiempo, visita la Biblioteca Nacional de Austria, una de las más bonitas del mundo. También aprovecha para pasear por el casco histórico y el Ayuntamiento, la famosa Ópera de Viena, el Parlamento o el palacio Schonbrunn, otra residencia real.

Día 2: museos y compras por Viena

Museo de Historia Natura, una de las cosas que ver en Viena en dos días
Museo de Historia Natural en Viena

Para finalizar nuestro viaje por Viena en dos días, te recomendamos aprovechar para conocer los mejores museos de la ciudad. Si no has podido ver algo de lo del primer día, añádelo a tu recorrido. Aunque la ciudad sea grande, se puede ver Viena en dos días ¡gracias al transporte público!

Afortunadamente, en el centro de Viena hay museos muy interesantes. Por ejemplo, puedes recorrer el museo de Historia Natural y el de Historia del Arte. O si te encanta el arte, puedes ir al barrio de los museos y visitar el Mumok y el Leopold.

Para terminar el segundo día con broche de oro, disfruta de unas compras por Kärntnerstrasse, la calle peatonal comercial de Viena. Para comer algo rápido, prueba sus típicos perritos calientes.

Si todavía te queda tiempo antes de regresar a casa, aprovecha para pasear por los Hundertwasserhaus. Son los edificios más característicos de Viena: unos bloques de colores y formas realmente curiosas. Como sumergirte en un cuento de fantasía.

“Las calles de Viena están pavimentadas con cultura; las de otras ciudades con asfalto.”

-Karl Krauss-

Se nos quedan muchas cosas en el aire para disfrutar de Viena en dos días. Todo dependerá de tu capacidad para aprovechar el tiempo allí y de si te gustan los viajes intensos o relajados. Pero que no te quepa duda de que será una experiencia inolvidable. ¡Disfruta de Viena!

Te puede gustar