La cripta de la Colonia Güell, el mayor secreto de Gaudí

Gaudí fue sin duda un maestro de la arquitectura, “un científico del arte”, tal y como se definía. Sus obras han dejado huella en aquellos que las ven y a día de hoy, arquitectos o estudiantes de arquitectura de todo el mundo viajan a España a ver sus obras. Una de las más desconocidas es la cripta de la Colonia Güell.

Ciencia, arte, arquitectura y un toque de locura es lo que distingue los trabajos del arquitecto catalán. Trabajos que nadie ha podido ni siquiera copiar con éxito. El Parque Güell, la Sagrada Familia o la Casa Batlló son algunas de sus obras más conocidas.

Ninguna de ellas tiene desperdicio, pero queremos hablarte de un secreto de Gaudí, una de sus mejores obras de arte, encerrada en la Colonia Güell. Una obra que pocos conocen, pero que es digna de admirar, sin duda.

El secreto mejor guardado de Gaudí

Cripta de Gaudí
Cripta de la Colonia Güell – Karol Kozlowski / Shutterstock.com

La Colonia Güell es una de las joyas del modernismo. Allí, a apenas 17 kilómetros de Barcelona, se encuentra una de las obras más interesantes de Gaudí. Se trata de la cripta (realmente la planta baja) de un templo que, al igual que la Sagrada Familia, quedó inacabado. Un lugar fascinante.

“La Cripta de la Colonia Güell sobrepasó los límites establecidos en el mundo de las formas.”

-Arata Isozaki, arquitecto-

Sin embargo, mientras que Sagrada Familia recibe millones de visitantes cada año, esta cripta apenas llega a los 40000. Algo curioso, ya que se la considera el laboratorio donde Gaudí experimentó con formas, ingeniería y arquitectura. Además, forma parte del Patrimonio de la Humanidad.

La Cripta de la Colonia Güell

Cripta de Gaudí en la Colonia Güell
Cripta de Gaudí – Joan Grífols / Flickr.com

A pesar de ser una de las menos conocidas de las obras del revolucionario arquitecto, no hay palabras para definir esta cripta y todo lo que la compone. No solo en lo que a arquitectura se refiere.

Gaudí trabajó en todos los aspectos, por ejemplo, en los bancos originales, fabricados con cajas de embalaje que protegían maquinaria. Algunos de ellos se encuentran hoy en museos como el Hermitage o el Louvre.

Un poco de historia

La cripta es solo una parte de lo que hubiera sido una magnífica iglesia. De ella Gaudí mismo dijo que “si se hubiese finalizado hubiera sido una maqueta monumental de la Sagrada Familia”. Sus arcos, sus curvas y sus cristales de colores hacen de ella una obra de arte sin igual.

Exterior de la cripta de Gaudí
Exterior de la cripta – Angela Llop / Flickr.com

El conde Güell, gran amigo de Gaudí, fue quien le encargo la colosal labor de crear una iglesia en su colonia y lo hizo sin ponerle límites. Tan solo le dijo: “Haz lo que quieras”. Estaba claro que conocía de sobra el talento y las habilidades del arquitecto, así como su creatividad e imaginación.

No había límites de presupuestos, de formas, ni de plazo para concluir el templo. La construcción comenzó en 1908 y era un proyecto muy ambicioso que incluía dos naves (igual que la Sagrada Familia) y torres laterales diferentes de hasta 40 metros de altura.

No obstante, al morir el conde Güell sus hijos decidieron no seguir financiando la obra, por lo que se paró apenas 6 años después de su comienzo.

Cómo es la Cripta de la Colonia Güell

Para Gaudí este fue un lugar de experimentación. Aquí ideó y fusionó todas sus innovaciones arquitectónicas. Y buena parte de ellas las trasladaría después a la Sagrada Familia.

Interior de la Cripta de Gaudí
Interior de la cripta – Jorge Franganillo / Flickr.com

Gaudí creó un espacio único, fantástico. Un espacio donde destacan pilares inclinados y arcos de catenaria. Pero, aunque pueda parecer algo anárquico, no lo es, la inclinación de cada columna está rigurosamente estudiada. Y no hay dos pilares iguales.

Destacadas son también las vidrieras, que tamizan de una forma maravillosa la luz que entra a la cripta, creando ese ambiente místico que la envuelve. Y en todo el conjunto, tanto en el interior como en el exterior, se puede percibir la admiración que siempre mostró Gaudí por la naturaleza y sus formas.

Si alguien desea saber hasta dónde llegó Gaudí en sus prácticas y formas, debe ver la cripta de la Colonia Güell. Por ello te invitamos a que te acerques a conocerla en tu próxima visita a Barcelona. ¡Merecerá la pena!

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar