Consejos para disfrutar una ciudad estando de paso

Disfrutar una ciudad al máximo aun estando únicamente de paso es posible. Simplemente tienes que saber cómo hacerlo para exprimir cada centímetro y gozar de todas las atracciones que puedas, aunque estés pocas horas.

1. Para disfrutar una ciudad al máximo hay que seleccionar

Si vas a estar pocas horas en una ciudad, es mejor seleccionar qué es lo que quieres ver y a qué lugares te apetece ir. Así pues, decide antes de llegar al sitio y crea tu ruta que, aun siendo breve, seguro que será intensa.

“No se recuerdan los días, se recuerdan los momentos.”

-Cesare Pavese-

2. Toma decisiones rápidas

Si quieres disfrutar una ciudad al máximo, aunque estés únicamente de paso, no tienes un segundo que perder. Por lo tanto, debes tomar decisiones rápidas y olvidarte totalmente de las dudas. Si tienes la más mínima inseguridad estarás gastando un tiempo valioso que echarás de menos cuando te tengas que marchar.

Señales de calles en Nueva York
Nueva York – Unsplash / Pixabai.com

3. Disfrutar una ciudad al máximo es dejarse guiar

Como es lógico, si estás poco tiempo en una ciudad es complicado encontrar los rincones más bellos y atractivos del lugar. Sin embargo, si vas con un guía turístico o una persona que conozca la zona podrás descubrir espacios excitantes y maravillosos que todas las poblaciones tienen.

Vista guiada en Copenhague
Conpenhague, Dinamarca – tpsdave / Pixabai.com

4. Come donde veas gente…

…Pero que no sean turistas. Es decir, que si ves gente autóctona, de la ciudad o del barrio, comiendo en un bar, aprovecha para entrar, porque seguro que hay buena comida y gastronomía típica de la zona. No hay mejor forma de conocer un lugar que a través del estómago. Además, podrás conocer a personas del lugar a las que preguntar después dónde ir en tu intensa visita.

5. Comer fuera

Otra opción para disfrutar una ciudad al máximo es comer fuera, pero no en un bar, tasca o restaurante. Tanto si llevas tu propia comida como si la compras en algún lugar, puedes acercarte a un parque o plaza atractiva y comer en un banco o sobre el césped. Así te empaparás a tope del ambiente y de la zona y ahorrarás.

6. Busca los mercados

Otra buena opción para disfrutar una ciudad a tope sin mucho tiempo es acercándote a los mercados. Lugares bulliciosos en los que conocer gente, comprar productos típicos de la zona, descubrir el ambiente del sitio y relacionarte con la población como si fuera un ente vivo. No hay mejor forma de gozar.

Interior del mercado de Cleveland
Mercado en Cleveland, EE.UU. – fujikanakama0 / Pixabai.com

7. Sé previsor y ve al grano

Es posible que lo único que te interese de una ciudad sea un lugar en particular. Es decir, que vas por un museo en concreto o un acontecimiento en particular.

En ese caso, lo mejor que puedes hacer es ir al grano siempre que hayas sido previsor previamente. Es decir, que quizá se dé la posibilidad de llegar al lugar encontrarte con que está cerrado o no hay entradas, por ejemplo, y no podrás volver a día siguiente porque estás de paso.

Así pues, si deseas disfrutar de un lugar concreto mientras estás de paso en una ciudad, infórmate bien previamente para evitar malos entendidos y problemas de última hora que te puedan poner de mal humor.

8. Ve a los barrios

Los barrios suelen mover gran cantidad de gente. Allí es donde ves el verdadero ambiente y el corazón real de las ciudades. Lugares como Notthing Hill en Londres o el Barrio Gótico de Barcelona tienen mucho encanto. Así que si deseas disfrutar un espacio concreto mientras estás de paso, nada como acercarte a los rincones que guardan gran personalidad y singularidad.

Barrio de Monmartre en Paris
Monmartre, París – hrohmann / Pixabai.com

9. Sube a un bus turístico

Para disfrutar de una ciudad al máximo mientras estás de paso y si eres de los que quiere verlo todo, subir a un bus turístico es una buena idea. Desde el vehículo te mostrarán todos los lugares típicos de la zona e incluso te darán las explicaciones necesarias para degustar un menú monumental bueno, bonito y barato.

Como puedes comprobar, no tienes que estar varios días para disfrutar una ciudad al máximo. Hay gran cantidad de opciones para descubrir rincones y aprovechar cada minuto que pasas rondando por sus calles si te encuentras de paso. Solo hay que tener ganas y energías para dejarte imbuir por la grandeza del lugar.

Categorías: Consejos Etiquetas:
Te puede gustar