Conoce el monasterio de San Zoilo en Carrión de los Condes

26 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Este monasterio palentino muestra como pocas construcciones el paso de los siglos y de los distintos estilos arquitectónicos de España.

Situado en la localidad palentina de Carrión de los Condes, el monasterio de San Zoilo es una joya de la arquitectura cluniacense en España. Parte principal del Camino de Santiago, su origen se remonta al siglo X, aunque ha sufrido posteriores reformas. En la actualidad, en él se mantiene abierto el Hotel Real Monasterio San Zoilo.

La historia del monasterio de San Zoilo

Fundado con el nombre de monasterio de San Juan Bautista en el siglo X como un pequeño cenobio de monjes, pronto cambiaría de advocación con la llegada de los restos de San Zoilo desde Córdoba en el siglo XI. Serían los condes de Carrión, don Gómez Díaz y su mujer, la infanta de León doña Teresa Peláez, quienes promovieran su ampliación y lo cedieran a la Orden de Cluny.

Puerta de las Procesiones del Monasterio de San Zoilo
Puerta de las Procesiones – José Luis Filpo Cabaña / Wikimedia Commons

Sirvió de hospital para peregrinos, residencia real y centro de peregrinación para los devotos de San Zoilo. Será a partir del siglo XV cuando comience a tener una importancia mayor, ya que en ese momento se llevan a cabo grandes reformas que darán como resultado la imagen arquitectónica que este monasterio nos ofrece en la actualidad.

En ese siglo, además, pasará a manos de los benedictinos y de ahí a la Compañía de Jesús. En el siglo XX será Seminario Menor para, posteriormente, convertirse en hotel, aunque la parte monumental aún puede visitarse de manera libre.

El conjunto monástico

El conjunto del Monasterio de San Zoilo de los Condes de Carrión está conformado por iglesia, claustro y hospedería. Lo más destacado de todo es el precioso claustro.

El claustro del monasterio de San Zoilo

Claustro del monasterio de San Zoilo
Claustro del monasterio – José Luis Filpo Cabaña / Wikimedia Commons

Se trata de una auténtica maravilla de estilo plateresco que se realizó entre los siglos XVI y XVII. Su construcción se debe a Juan de Badajoz el Mozo, a Pedro de Castrillejo y a Juan de Celaya. Además, este precioso y enorme claustro cuenta con una decoración espectacular gracias a las manos y al arte de Miguel de Espinosa y Antonio Morante.

Allí se pueden ver impresionantes representaciones de la genealogía de Cristo partiendo del rey David hasta llegar a José y María. También cuenta con medallones con retratos de monjes de la orden benedictina, jarrones con flores, esculturas secundarias y un sinfín de motivos que hacen que merezca la pena pasear despacio por él para admirar todos sus detalles.

En él se encuentran la sede del Centro de Estudios y Documentación del Camino de Santiago y la Biblioteca Jacobea. Y en la sala Galilea, que conecta el claustro con la iglesia, se hacen exposiciones temporales referidas al Camino de Santiago. Además, allí podrás contemplar los capiteles del antiguo claustro románico, hoy desaparecido.

La iglesia

Retablo mayor de la iglesia
Retablo mayor – Valdavia / Wikimedia Commons

Por su parte, la imagen de la iglesia actual data del siglo XVII. Sin embargo, aún hay restos de la iglesia románica con zonas en las que se conserva la decoración de ajedrezado jaque, algo que la entronca con la iglesia de Frómista. En esta zona destaca, además, un capitel tallado con la escena de Sansón contra el león.

Se trata de un templo de una sola nave con pequeño crucero y cimborrio sobre este. Cuenta con doble coro a los pies, siendo el más pequeño el destinado a los enfermos. Mientras, su retablo mayor es una obra atribuida al gran escultor Gregorio Fernández.

Además, podrás ver una muestra de sarcófagos en piedra de varios de los nobles de la zona. El templo también guarda una urna plateada del siglo XVIII con las reliquias de San Zoilo.

Otra de sus joyas son unos tejidos de origen islámico conocidos como el ‘Manto del Conde y de la Condesa’. Uno es azul y el otro rojo y han sido declarados Bien de Interés Cultural (BIC). Son tejidos de enorme valor, pues fueron un regalo que los sultanes de Córdoba mandaron junto con las reliquias de San Zoilo, San Félix y San Agapito a los condes de Carrión en el siglo XI.

La visita al monasterio de Carrión de los Condes

La visita a este monasterio puede hacerse varios días a la semana, pero dependerá de la época del año en la que nos encontramos, por lo que deberás asegurarte que está abierto antes de ir. Cuenta con varias tarifas y si te encuentras realizando el Camino de Santiago podrás beneficiarte de un descuento.

Fotografía principal: Dbascones / Wikimedia Commons

  • Monasterio de San Zoilo. Portal de Turismo de la Junta de Castilla y León. Recuperado de https://www.turismocastillayleon.com/es/arte-cultura-patrimonio/monasterios/monasterio-san-zoilo
  • Real Monasterio de San Zoilo. Ayuntamiento de Carrión de los Condes. Recuperado de http://www.carriondeloscondes.org/portfolio-items/real-monasterio-de-san-zoilo/