Alesund y su gran arquitectura «art nouveau»

Patricia Hernández · 28 marzo, 2019
Un incendio arrasó Alesund a principios del siglo XX. Poco después la ciudad se reconstruyó de una forma espectacular.

Alesund es una encantadora ciudad noruega muy ligada al estilo arquitectónico art nouveau. ¿La razón? Nosotros te la descubrimos, así como todo lo que tienes que ver si decides viajar a este lugar tremendamente inspirador, modernista y bello. ¿Nos acompañas?

La reconstrucción de Alesund

Vista de Alesund
Vista de Alesund

En el año 1904 la ciudad de Alesund sufrió un terrible incendio que le obligó a cambiar su apariencia. El fuego arrasó edificios, casas y todo aquello que encontró en su camino en las dieciséis horas que estuvo activo. Tan solo resistieron en pie unas 200 viviendas, quedando sin hogar, aproximadamente, 10 000 personas.

Tras la catástrofe, se decidió reconstruir Alesund inmediatamente. Para ello, se pensó en seguir el modelo arquitectónico art nouveau, de moda por entonces.

De esta forma, en 1907 la ciudad volvió a recuperar todo su esplendor. Eso sí, convertida en una localidad totalmente diferente a lo que se puede ver en otros lugares del país nórdico, pero también del mundo.

Dónde y cómo admirar la arquitectura de Alesund

Edificio art nouveau de Alesund
GangerRolf / Wikimedia Commons

Alesund está repleta de edificios de colores inspirados en el romanticismo nacional, de torres y de ornamentación muy cuidada y llamativa. Para dar cuenta de todo ello, basta con darse un paseo por el casco antiguo.

Asimismo, para disfrutar de las mejores vistas panorámicas de la ciudad y de su preciosa y característica arquitectura art nouveu se puede subir al monte Aksla, con diversos miradores. Lo mejor es tomarse el ascenso con calma, pues hay que superar nada menos que ¡418 escalones!

La otra opción es acudir al restaurante Fjellstua, donde deleitarse de las vistas al mismo tiempo que se toma una bebida o algo de comer. ¿Se te ocurre mejor plan?

Aquellos que prefieran dar simplemente un paseo por el canal Alesundent pueden montarse en alguna embarcación. Una experiencia cuanto menos única, pues el agua sirve de espejo y en ella se reflejan las preciosas casas de colores art nouveau.

Otros encantos de Alesund

Centro de Alesund
Centro de Alesund – Cycling man / Flcikr.com

Alesund ofrece mas posibilidades turísticas aparte de las que acabamos de ver. Se puede dar un paseo por el muelle Skateflukaia, el más grande de la ciudad. Desde él parten los barcos hacia Bergen o Kirkenes.

En uno de los extremos de dicho muelle se encuentra el monumento nacional de Englandsfarten. Se construyó en honor a los barcos que iban y venían de Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial.

Por otro lado, para conocer la historia de la ciudad antes del incendio se puede ir al Museo Sunnmore. Es al aire libre y está compuesto por más de 50 casas antiguas. Puedes entrar en ellas y conocer de primera mano las tradiciones de la localidad y también del país.

Igual de interesante es el Alesund Museum, donde se explican los métodos de pesca local, así como el modo en que se construían las embarcaciones típicas de la ciudad.

Tampoco hay que perderse el Atlanterhavsparken. Se trata de un acuario de grandes dimensiones en el que disfrutar de la flora y fauna marina y donde es posible hacer buceo en determinados puntos.

Entorno de Alesund

Vista desde el monte Aksla en Alesund
Vista desde el monte Aksla en Alesund

En cualquier viaje a Alesund, además de admirar su arquitectura art nouveau, no se debe perder de vista su entorno natural, de una gran belleza. Y es que la ciudad está situada muy cerca, por ejemplo, de los fiordos Hjorund y Geiranger, dos de los lugares más turísticos del país nórdico.

En los alrededores de Alesund también se encuentra la isla de Runde, un auténtico santuario de aves, pues en la época de nidificación (entre febrero y agosto) llega a acoger a 500 000 ejemplares.Y se puede visitar la montaña de Sunnmorsalpene, un hermoso paraje donde practicar esquí o senderismo.

Como acabamos de ver, Alesund es una ciudad única en Noruega que esconde múltiples encantos que no pueden pasarse por alto. Si te gusta la arquitectura, si eres amante de la naturaleza o quieres conocer un lugar muy especial, anímate a visitarla.