Bergen en Noruega, una ciudad llena de color

Adrián Pérez 20 julio, 2016

Bergen está catalogada como una de las ciudades más bellas de Noruega y de Europa. Además de ser una ciudad colorida y encantadora, “la capital de los fiordos”, como también es conocida, es la puerta de entrada a uno de los paisajes más espectaculares de Europa y una visita obligada en Noruega.

Breve historia de Bergen

Bergen es una ciudad grande que ofrece el ambiente y encanto de una ciudad pequeña. Es la segunda más grande de Noruega, después de la capital, Oslo. Fue fundada en el 1.070 por el rey Olav Kyrre y fue capital del país desde el siglo XIII hasta el cambio de siglo. Su situación geológica, rodeada de colinas, impedía un fácil crecimiento, lo cual propició que adjudicaran la capitalidad a Oslo.

Bergen
Bergen – Scanrail1

Bergen ganó gran importancia por haber pertenecido a la Liga Hanseática, una confederación de distintas ciudades pertenecientes a varios países que les otorgaba cierta independencia y, sobre todo, libre comercio entre ellas.

El interés de anexarla a la Liga Hanseática provino del comercio del bacalao. Esto atrajo a numerosos inmigrantes alemanes que germanizaron la ciudad. Actualmente, sigue conservando su músculo económico y siendo una de las más visitadas del país.

Bergen, la capital de los fiordos

Bergen está rodeada por siete montañas y siete fiordos, entre ellos el Sognefjord, el segundo más largo del mundo, con 204 kilómetros. En algunas de esas colinas se encuentran magníficos miradores desde donde obtienen maravillosas vistas de la ciudad.

Bergen
Bergen – Mindaugas A.

La denominación de “la ciudad de los siete fiordos”, se le debe al escritor Ludvig Holberg, barón de Holberg, quien en el siglo XVIII, fue el primero en darle ese nombre en sus obras.

Lugares de interés en Bergen

1. Muelle de Bryggen

Es el sitio más visitado de Bergen. Aquí se pueden admirar hileras de casitas de madera de diferentes colores que eran el hogar de los comerciantes de la Liga Hanseática. Hay muchas de estas casas que datan del siglo XVIII.

Muelle de Bergen
Muelle de Bergen – Mark_and_Anna_Wilson

Algunas más antiguas fueron arrasadas por varios incendios y de ellas solo quedan los sótanos, que fueron construidos en piedra. Hoy en día, estas casas son magníficos restaurantes y comercios orientados al turismo. Indudablemente una preciosa estampa que hay que disfrutar en esta bella ciudad.

2. Interior del barrio Bryggen

Recorrer los estrechos callejones del barrio Bryggen es trasladarse en el tiempo. Aquí se pueden observar preciosas construcciones coloridas de madera, algunas modernas y otras más antiguas, que nos muestran como pudo ser la ciudad en antaño. En muchas de sus construcciones antiguas se pueden observar las cuerdas por donde subían la mercancía de los almacenes, aunque hoy en día su uso es casi anecdótico.

Barrio de Bryggen en Bergen
Barrio de Bryggen – Tupungato

Pero no solo las casas son de madera, en este barrio todo es de madera, incluso sus calles, escaleras y techos. Este barrio fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco por su importancia histórica y por su belleza.

3. Fuerte Bergenhus – Torre de Rosenkrantz

Fuerte Bergenhus en Bergen
Fuerte Bergenhus – balipadma

Esta increíble e imponente fortaleza se encuentra a un lado del puerto. Actualmente se muestra en excelente estado de conservación gracias a sus continuas restauraciones. Esta fortaleza ha resistido a múltiples ataques y catástrofes, siendo la más recordada cuando en la Segunda Guerra Mundial un barco estalló en el puerto, dejando la fortaleza casi en ruinas.

4. Mirador del Monte Fløyen

Monte Floyen en Bergen
Monte Floyen – Petroos

Subir hasta el mirador del monte monte Fløyen es una maravilla. Impresionan las panorámicas que se tienen de los fiordos noruegos. Asimismo, se puede tener una fantástica vista de las numerosas casitas de colores que salpican todo, del verde de las montañas y de la vegetación que que se deja caer en el  fiordo.

Para los que practican el senderismo hay muchísimas rutas interesantes y un parque precioso ideal para niños. Otra vista privilegiada de la ciudad es la que nos regala el monte Ulriken, que con sus 643 metros de altitud es la cumbre más alta de la ciudad.

5. Mercado de Bergen – Fisketorget

El mercado de Bergen esconde una sorpresa, y es que allí se habla español, ¡Sí! Se pueden encontrar a muchos inmigrantes españoles vendiendo pescado y mariscos. Es decir, que además de hacerte de productos frescos y de primera, también contarás con la simpatía de los españoles acompañando tu recorrido en tu propio idioma.

“El uso de viajar es regular la imaginación por la realidad, y en lugar de pensar cómo deberían ser las cosas, verlas como son.”

-Samuel Johnson-

Otras recomendaciones son la iglesia de Korskirken, que se encuentra escondida en el centro de la ciudad; la calle peatonal Skostredet, donde hay numerosos restaurantes y tiendas de artesanía; el lago Lungegárdsvann, ubicado en pleno centro de la ciudad, y el Museo de Bergen y Museo Hanseático.

Sin duda, Bergen es una ciudad que ¡te enamorará!

Te puede gustar