Comidas típicas de Europa

05 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por coordinadora turística Milagros Natividad Yegros
Te invitamos a conocer un poco de la historia de la gastronomía europea y las comidas típicas de cada país. Toma nota, ¡de seguro te interesa alguna!
 

En esta artículo, te proponemos hacer un viaje sin moverte de casa; un viaje de sabores, como se suele decir. A continuación, te presentamos las comidas típicas de Europa y cuáles son sus ingredientes mágicos que las destacan internacionalmente.

Cuando nos imaginamos la gastronomía típica de una ciudad, región, país o incluso un continente entero, nos transportamos inmediatamente a ese lugar. Al probar esos sabores tan exquisitos y variados, hacemos un viaje sin habernos transportado físicamente. Si tienes la posibilidad de ir y probar esos tan deliciosos platillos, ¡adelante! Será una experiencia sensacional.

Europa cuenta con 50 países, por lo que es difícil poder hablar de todos en una sola oportunidad. Sin embargo, cada país es único y cuenta con comidas típicas que lo caracterizan. Por eso, solo mencionaremos los platos tradicionales de algunos países. Además, conoceremos un poco la historia de la cocina europea.

Gastronomía del norte de Europa

En el norte de Europa se presentan climas duros y fríos, por lo que los campos para el cultivo y la cría de ganado son escasos. El origen de los europeos del norte se remonta a la era vikinga, y desde ese entonces, sus alimentos han sido los propios de su clima y situación.

Esos alimentos eran los pescados, los obtenidos de la caza y las carnes de cría, como ovejas, cerdos, cabras, vacas y aves de corral. Además, cultivaban verduras y recolectaban bayas y frutas.

La carne es una comida típica del norte de Europa.
 

En sus comidas también eran importantes las legumbres, los quesos, la mantequilla y el ‘skyr’ —una leche espesa, similar al yogur—. La leche agria sigue teniendo gran protagonismo hoy en día.

Por otra parte, la cocina centroeuropea utiliza bastante los cereales, las patatas y los coles, entre otras verduras, ya que tienen a disposición más tierras para el cultivo. La cocina nórdica, báltica y la centroeuropea comparten una gastronomía contundente y calórica.

Algunos de sus platos típicos o ingredientes más utilizados son las carnes de cerdo y de caza, el pescado ahumado —como el salmón, los arenques, la anguila y el bacalao—, las salsas agrias de nata y yogur, la mantequilla, el centeno y los alimentos fermentados, marinados y ahumados.

Gastronomía mediterránea

El aceite de oliva, el pan y el vino son tres productos básicos de la comida de esta zona desde hace 5000 años. Más tarde, se unieron las hortalizas, los frutos y los cereales, para completar la conocida dieta mediterránea.

Ingredientes principales de la dieta mediterránea.

Egipto, al ser un país mediterráneo —aunque no europeo—, empezó a elaborar la cerveza y el pan, desarrolló la apicultura e incorporó la pesca. Los egipcios cultivaron viñedos, trigos, legumbres, hortalizas y frutas. Asimismo, Grecia se vio influenciada por la gastronomía egipcia y empezaron a elaborar platos con algunos de estos ingredientes.

 

Además, la época romana conformó el carácter de la cocina mediterránea aportando productos y técnicas de aquellos países que conquistaron. La influencia de los árabes en España aportó su gastronomía y el sistema de regadío de los cultivos. Este último, junto con Turquía, proporcionó especias, frutos secos, nuevas frutas y condimentos.

Con la conquista de los europeos a las tierras americanas, vinieron también nuevos productos, como patatas, maíz, tomate, pimientos, fresas, piña, pavo, aguacate, chocolate, etc. Esto, junto con lo mencionado anteriormente, añadieron a la Europa Mediterránea nuevos sabores y formas de cocinar.

Comidas típicas de Europa

Ahora sí, pasemos a lo tan esperado: las comidas típicas de Europa. ¡Toma nota si te sientes atraído por uno de estos platos para hacerlo en tu casa o para probarlo cuando visites alguno de estos países!

Italia

La comida italiana representa una verdadera exquisitez. Utilizan muchas verduras, frutas, carnes, pescados, arroz, pastas y panes. Son de fama mundial sus pastas, su pizza, su risotto y algunos postres, como el tiramisú y el helado, al que llaman gelato.

Plato de pizza, una de las comidas típicas de Italia.
 

España

No podemos hablar de la gastronomía española sin mencionar la paella, una receta a base de arroz que se cocina en una sartén junto a otros ingredientes —como verduras, pollo o mariscos—. Además, están muy presentes la tortilla española, el pulpo a la gallega y el jamón, entre otros.

Francia

Algunos platos típicos se preparan con queso de diferentes variedades, como la raclette, la tartiflette o la fondue. También tenemos las crepes o la ratatouille —receta que muchos conocimos en la película animada homónima—. Por otro lado, la panadería francesa es conocida internacionalmente como una de las mejores. ¡Bon appétit!

Reino Unido

Algunos de sus platos típicos son el pescado con patatas fritas (tradicional en Yorkshire); el English Breakfast (típico desayuno inglés con huevos, bacon, champiñones, pan tostado y salchichas); el roast beef o el haggis, típico de Escocia. Además, una tradición británica es la hora del té a las cinco de la tarde.

Grecia

El ingrediente característico, como vimos antes, es el aceite de oliva, presente en muchos platos. Predominan las carnes de cordero, de oveja, de cabrito y de aves de corral.

Las comidas más conocidas son la musaca, una especie de lasaña en base a berenjenas, o el gyros, que es carne asada al horno verticalmente.

Moussaka en Atenas
Moussaka – Tina H / Flickr.com
 

Alemania

El plato típico alemán consiste en carne, patatas, salsa con verduras o ensaladas. Su gastronomía ha tenido mucha influencia de Francia e Italia. Algunas comidas típicas son el rinderroulade, el dorado de cerdo, el codillo de cerdo o el currywurst.

Suiza

Al igual que en Francia, la raclette es un plato típico. También lo son el Älplermagronen —macarrones alpinos con compota de manzana—, el lomo con rösti, el fondue de queso o el gefülte alphnörn.

Asimismo, cabe destacar que el chocolate suizo es conocido a nivel mundial. Por lo tanto, si viajas a este país, algo que tienes que probar sí o sí es el chocolate.

Rusia

Muchos de sus platos son sopas o contienen carnes. Entre las sopas, tenemos el borsch, de verduras, especialmente de remolacha; la uja, sopa de salmón o bacalao con patatas; o el shchi, que es una sopa con col y carne. Otras comidas son el shashlyk (preparado con carne y cebolla), el palmeni y el caviar rojo o negro.

¡No pierdas la oportunidad de degustar estos platos!

A modo de conclusión, podemos decir que las comidas típicas de Europa son muy variadas, ricas y casi infinitas. Con tantos países, es difícil detenerse en cada uno de ellos, pero de algo sí estamos seguros: cada lugar tiene su cultura única, incluyendo sus comidas típicas.

Hemos visto un poco cuáles son los ingredientes más utilizados, el por qué se incorporaron en su gastronomía y, además, te hemos presentado una breve lista de los platos más tradicionales.

 

Ahora ya sabes qué puedes probar cuando visites alguno de estos países, ¡o puedes animarte a probar algunos de estos platos en casa haciéndolo tú mismo!

  • García Gimeno, I. 2017. ¿Conoces la gastronomía en la Unión Europea? Comunidad de Madrid. http://www.madrid.org/bvirtual/BVCM019570.pdf