Chester, en Inglaterra, te devuelve al Medievo

La población de Chester, en Inglaterra, es una de esas ciudades que no se debe perder nadie que viaje con tiempo por Gran Bretaña. Lindando prácticamente con el territorio de País de Gales, se trata de una urbe que sencillamente se puede definir como hermosa y con la enorme capacidad de trasladarnos de forma inmediata a los tiempos de la Edad Media.

Cómo llegar a Chester

Al comienzo hemos dicho que Chester es imperdible para todos los que viajen con tiempo por Inglaterra. Pues bien, eso se puede hacer tanto yendo en automóvil como viajando en transportes públicos.

Si lo hacéis de esta última manera, hasta esta preciosa localidad podréis llegar en tren o autobús desde dos de las grandes ciudades inglesas: Manchester y, sobre todo, desde Liverpool, que está a apenas 40 kilómetros de distancia.

Pinceladas de la historia de Chester

Chester
Chester – Smabs Sputzer / Flickr.com

Para comprender el aspecto actual de Chester hay que tener claras unas pocas notas sobre su desarrollo histórico. Un relato que se remonta a tiempos de los romanos, ya que fueron las tropas latinas las que crearon un campamento en esta zona a orillas del río Dee, y de aquellos tiempos se conserva su valioso recinto amurallado.

Ese fue el origen de la ciudad, pero el esplendor llegaría entre los siglos XII y XIV, cuando la ciudad era un puerto marítimo de gran actividad. Una situación que, sin embargo, la madre naturaleza hizo que variara.

Poco a poco ese puerto se fue colmatando con sedimentos, al mismo tiempo que el mar retrocedía. Así, con el paso de los años el que fuera un puerto de gran actividad finalmente quedó inútil para la navegación comercial.Este hecho supuso el parón en el desarrollo de la ciudad, y que se quedara como anclada en tiempos mejores.

Lugares de interés en Chester

1. La catedral normanda de Chester

Catedral de Chester
Catedral de Chester – Alastair Wallace

Seguramente, junto al recinto amurallado romano, la catedral normanda sea el gran monumento de Chester. Una obra que se comenzó en 1250 y que no solo guarda elementos arquitectónicos de aquel lejano siglo XIII, ya que la construcción se prolongó durante trescientos años.

También conserva su coro gótico con una increíble sillería, la cual ya se talló en la siguiente centuria y que es una joya nacional.

2. La calle Eastgate

Chester
Chester – Marco Saracco

Esta vía es el paseo turístico por antonomasia en la ciudad, ya que en ella se suceden las peculiares casas con entramados de madera.

También en ella están unas singulares galerías comerciales llamadas The Rows. Unas galerías originadas en el siglo XIII que suponían la presencia de tiendas en pisos altos y a cubierto de las inclemencias meteorológicas. Para acceder a ellas os recomendamos llegar hasta la plaza The Cross.

En ese punto donde confluyen las calles Eastgate y Bridge se levanta una gran cruz. La visión desde aquí es alucinante, ya que con solo entornar los ojos nos puede parecer que hemos viajado en el tiempo hasta el Medievo. ¡Probadlo!

3. El reloj de Chester

Reloj de Chester
Reloj de Chester -SquareOneMeidaUK

A modo de curiosidad os diremos que el reloj más fotografiado del mundo es el londinense Big Ben. Y el segundo (o al menos eso dicen) está aquí: un reloj de hierro forjado en la propia Eastgate, la “puerta del este”. Seguro que tú también le haces una foto.

El reloj está sobre un arco levantado en el lugar que ocupaba una de las puertas medievales de la ciudad. Sin embargo, el reloj se montó en el año 1872 para celebrar el Jubileo de la reina Victoria.

4. Ayuntamiento neogótico de Chester

Ayuntamiento de Chester
Ayuntamiento de Chester – Vicky Jirayu

Este magnífico edificio se levantó en la segunda mitad del siglo XIX. Inaugurado en 1862, este precioso edificio sustituyó al antiguo ayuntamiento, una construcción levantada en el siglo XVII que sufrió un incendio.

“El viajero es activo, va enérgicamente en busca de gente, de aventura, de experiencia. El turista es pasivo, espera que le ocurran cosas interesantes.”

-Daniel J. Boorstin-

Ya lo has visto, Chester es una ciudad no solo con una interesante historia, sino también con lugares y rincones encantadores que merece la pena visitar. Si tienes tiempo en tu viaje a Inglaterra, apúntalo como una de las excursiones imprescindibles ¡No te arrepentirás!

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar