Catedral de Jaén, la joya renacentista de esta ciudad andaluza

Este artículo ha sido escrito y verificado por la historiadora del arte Cristina Moreno
Es uno de los templos más uniformes desde el punto de vista estilístico. Una joya del Renacimiento español que te espera en Jaén.
 

La catedral de Jaén es una obra maestra del Renacimiento español. Hablamos de un templo impresionante concebido y construido en el siglo XVI y que constituye la principal obra del arquitecto Andrés de Vandelvira. Es una parada obligada si vas a Jaén, la podrás encontrar en pleno corazón de esta ciudad andaluza. ¿Te vienes con nosotros a visitarla?

Las catedrales de Jaén

La catedral de Jaén es el templo principal la ciudad. Consagrada a la Asunción de la Virgen, es la sucesión de varios templos anteriores. Así, la primera catedral de Jaén fue el edificio de la mezquita mayor, una mezquita consagrada por el obispo don Gutierre como primer templo de la ciudad.

Vista de la ciudad
Jaén

Esta mezquita estuvo en pie hasta el año 1368, momento en el que el obispo don Nicolás de Biedma pensó en derribarla y construir una catedral de estilo gótico. Pero esta no debió ser de muy buena factura, pues pronto se construyó otra de igual estilo.

La necesidad de dinero hizo que se otorgaran indulgencias a quienes donasen dinero para la fábrica de la catedral. Y con el sínodo de 1492, se ordenó que en cada parroquia se colocara un cepillo para recaudar limosnas para la catedral nueva.

 

Pero de nuevo, esta catedral gótica tuvo problemas, pues en 1525 una visita de un veedor de edificios determinó que el cimborrio estaba en malas condiciones. Era necesario construir un nuevo edificio digno de la ciudad.

La construcción de la actual catedral de Jaén

Catedral de Jaén
Fachada de la catedral

Es en ese momento cuando aparece una figura clave para la historia de la actual catedral de Jaén: el obispo de Jaén don Esteban Gabriel Merino, quien logró obtener del papa Clemente VII el breve Salvatoris Domini. Es un documento firmado en 1529 en el que se conceden muchos privilegios e indulgencias a quienes dieran dinero para la construcción de la nueva catedral.

El documento, además, permitía la constitución de la cofradía del Santo Rostro. Esta cofradía estaría compuesta por 20 000 hombres y 20 000 mujeres.

Así, en 1551 comenzará la construcción de la catedral de esta ciudad andaluza según diseño de Andrés de Vandelvira. Sin embargo, las obras volvieron a paralizarse en el reinado de Felipe II por falta de dinero, hasta que en 1634 las obras volvieron a retomar un buen ritmo.

 

Cómo es la catedral de Jaén

Detalle de la portada
Portada – Kordas / Wikimedia Commons

La catedral de Jaén es una obra maestra del Renacimiento español. Y aunque cuenta con elementos de otros estilos, presenta una gran armonía en su conjunto, un hecho que hay que agradecerle a la buena planificación de Vandelvira. Este dejó hechas la sacristía, la sala capitular, la cripta, algunas capillas y la portada sur.

Cuenta con planta rectangular de tres naves y cabecera recta, una innovación que eliminaba la girola medieval que aún se conserva en catedrales como la de Granada, o la de Málaga.

La extraordinaria portada se debe a Eufrasio López de Rojas. Es del siglo XVII y se enmarca entre dos inmensas torres que hacen sobresalir a todo el edificio de la catedral de entre el caserío histórico.

La capilla mayor y el Santo Rostro

Interior de la catedral de Jaén
Interior de la catedral – Jose Luis Filpo Cabana / Flickr.com

En su interior, todo es una obra de arte y no hay rincón en el que no merezca la pena pararse. Si bien, lo más destacado es la capilla mayor con su retablo dedicado al Santo Rostro. Se trata de una reliquia que tradicionalmente ha sido considerada como un trozo de la Sábana Santa de Cristo.

 

Los primeros datos que se tienen del Santo Rostro de Jaén son del siglo XIV y parece que fue don Nicolás de Biedma quien lo trajo a esta ciudad andaluza. Desde entonces es el bien más venerado de la catedral de Jaén.

Está colocado en una tabla enmarcada por el platero cordobés José Francisco de Valderrama en 1731. Es un marco de plata con piedras preciosas engastadas que cuenta con nada más y nada menos que 191 rubíes, 193 diamantes y 210 esmeraldas.

Asimismo, hay que destacar la sacristía y la sala capitular con la arquitectura de juego de arcos y óculos propia de Vandelvira. También hay que fijarse en el coro central y la capilla del Cristo de la Buena Muerte.

Las visitas culturales a la catedral de Jaén pueden hacerse todos los días del año en distinto horario. Y cuenta con varias tarifas, además de la posibilidad de contratar audioguía.

  • Santa Iglesia Catedral de la Asunción de la Virgen. Patronato Municipal de Cultura, Turismo y Patrimonio Histórico de Jaén. Recuperado de http://www.turjaen.org/es/lugar-interes/santa-iglesia-catedral-de-la-asuncion-de-la-virgen
  • Santa Iglesia Catedral de Jaén.Sitio oficial. Recuperado de http://www.catedraldejaen.org/