10 fabulosos palacios renacentistas españoles

Vamos a conocer una pequeña parte de la historia de España visitando algunos de los palacios de una época de esplendor: el Renacimiento. Palacios muy diferentes, pero siempre interesantes.

El Renacimiento fue una época de esplendor en España, y de ese periodo se conservan maravillosos ejemplos arquitectónicos. Queremos enseñarte algunos de los palacios renacentistas más bonitos. Comparten estilo, pero todos tienen algo que los hace únicos.

1. Palacios renacentistas: Palacio de Carlos V, Granada

Palacio de Carlos V en Granada
Palacio de Carlos V – CEphoto, Uwe Aranas / commons.wikimedia.org

Es uno de los palacios renacentistas más impresionantes. Y lo es por muchos motivos: por su fachada almohadillada, por su maravilloso patio circular y, especialmente, por su ubicación en el interior de la Alhambra granadina. Carlos V se enamoró de este lugar y quiso establecer aquí su corte, encargando al arquitecto Pedro Machuca el diseño del palacio.

2. Palacio de Jabalquinto, Baeza, Jaén

Palacio de Jabalquinto en Baeza
Palacio de Jabalquinto – Eric Baker / Flickr.com

Úbeda y Baeza atesoran algunos de los más bellos ejemplos de arquitectura renacentista de España. Este palacio comenzó a construirse a mediados del siglo XV y hoy es una de las sedes de la Universidad Internacional de Andalucía. Con una mezcolanza de estilos, de él destaca su fachada, pero no hay que perderse su precioso patio de doble arcada y columnas de mármol.

3. Palacio Vázquez de Molina, Úbeda, Jaén

Palacio Vázquez de Molina en Úbeda
Palacio Vázquez de Molina – Alejandro Mezcua Gonzalez / Flickr

Y en la vecina Úbeda, ponemos nuestra mirada en este edificio, que recuerda a los palacios renacentistas italianos. Fíjate en su fachada, dividida en tres cuerpos horizontales y siete calles verticales. Y en su interior, al igual que en el palacio de Jabalquinto, destaca un precioso patio de dos alturas en el que se combina la piedra rosada con el mármol blanco.

4. Palacio Arzobispal, Alcalá de Henares, Madrid

Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares
Palacio Arzobispal de Alcalá – Aurora L. Hernández / Flickr.com

Los orígenes de su construcción se remontan al siglo XIII, pero en su aspecto actual tuvo mucho que ver una profunda remodelación realizada por Alonso de Covarrubias en el siglo XVI. Él fue quien diseño el ala occidental, con sus patios y su bella escalera. Un edificio testigo de importantes acontecimientos, como la primera entrevista entre los Reyes Católicos y Cristóbal Colón.

5. Palacio Ducal de Pastrana, Guadalajara

Palacio Ducal de PAstrana
Palacio Ducal de Pastrana – AdriPozuelo / commons.wikimedia.org

No dejamos de hablar de Alonso de Covarrubias, que proyectó este austero palacio de planta cuadrada, torres en las esquinas y un patio central. En su interior hay que fijarse en los artesonados y los zócalos de azulejos. Y por cierto, en una de sus torres estuvo encerrada la princesa de Éboli por orden de Felipe II.

6. Palacio de los Guzmanes, León

Palacio de los Guzmanes en León
Palacio de los Guzmanes – David Santaolalla / commons.wikimedia.or

Si hay algo que destaca de este palacio es su fachada principal, con una ornamentada puerta flanqueada por columnas jónicas. Admira también el balcón presidencial, justo encima de la puerta y los arcos acristalados de la planta superior. Cuenta, además, con un patio que merece la pena contemplar con calma.

7. Casa de las Conchas, Salamanca

Casa de las Conchas – Alberto Novo

La Casa de las Conchas es algo anterior a los palacios que hemos visitado y es un magnífico ejemplo del plateresco, un estilo que mezcla estructuras góticas con elementos renacentistas. Llama la atención su fachada, decorada con centenares de conchas, pero hay que ir un poco más allá y descubrir la increíble belleza de su patio interior, que mezcla elementos medievales, mudéjares y renacentistas

8. Casa Pilatos, Sevilla

Palacios renacentistas, Casa de Pilatos en SEvilla
Casa Pilatos – Sandra Vallaure / Flickr.com

Es uno de los palacios renacentistas que más sorprende a quien lo visita, porque desde la calle es difícil imaginar lo que hay en su interior. Un edificio que combina maravillosamente elementos mudéjares y renacentistas. Su patio principal y sus galerías están adornados con estatuas clásicas. Los artesonados y los zócalos de azulejos son también dignos de mencionar.

9. Palacio de Velarde, Santillana del Mar, Cantabria

Palacio de Velarde en Santillana del Mar
Palacio de Velarde – Víctor Garalut Garciolo / Flickr.com

Un palacio quizá más modesto que los contemplados hasta hora, pero igualmente hermoso. Un edificio de transición del estilo gótico al renacentista. Destaca la forma de su fachada, diseñada con forma escalonada y con pináculos en su parte superior. En ella puede verse también el blasón de los Velarde.

10. Palacio de los Condes de Gomara, Soria

Palacio de los condes de Gomara en Soria
Palacio de los Condes de Gomara – santiago lopez-pastor / Flickr.com

La fachada de este palacio es espectacular, como lo es su portada monumental. Dicen las leyendas que este palacio es mucho más pequeño del que se había proyectado en un principio porque el mismísimo Felipe II vetó la obras, temiendo que su belleza eclipsara a la de El Escorial. Mito o realidad, completo o incompleto, lo cierto es que es uno de los palacios renacentistas españoles más bellos.

Fotografía de portada: Nicolás Lope de Barrios / Flickr.com

Categorías: Inspiraciones Etiquetas:
Te puede gustar