Viajar a Salamanca, curiosidades que debemos conocer

· 2 diciembre, 2017

Vamos a viajar a Salamanca para conocer sus rincones más bellos y también algunas curiosidades y leyendas. Ya te adelantamos que la ciudad es Patrimonio de la Humanidad y fue Capital Europea de la Cultura en el año 2002. Un lugar lleno de encanto, misterio e historia del que queremos que te enamores.

Viajar a Salamanca, ¿qué nos espera en la ciudad?

Salamanca es una ciudad capaz de dejar sin aliento a cualquier viajero. Sus leyendas, su ambiente y su gente harán de cualquier visita un viaje inolvidable.

Muchos son los lugares que debemos conocer de esta hermosa y mágica ciudad. Y cada uno de ellos tiene su propia historia y alguna que otra curiosidad. Un consejo: Si vas a viajar a Salamanca fíjate bien en los detalles, puede que alguno te sorprenda  ¡y mucho! De momento, te vamos a dar algunas pistas. Comienza nuestro recorrido.

1. La Plaza Mayor

Plaza Mayor de Salamanca
Plaza Mayor, Salamanca – Marc / Flick.com

La Plaza Mayor es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura barroca del siglo XVIII. Y es singular por muchos motivos, uno de ellos es que no es totalmente cuadrada, cada uno de sus lados tiene una medida, aunque a simple vista no se aprecie.

Esta plaza dorada, gracias al tipo de piedra arenisca con la que se construyó, siempre está llena de vida. No importa ni la hora, ni el día y ni la época del año. Por cierto, aquí los estudiantes celebran una adelantada y anímadísima fiesta de fin de año. La nochevieja universitaria no tiene 20 años de vida, pero se ha convertido en uno de los eventos más esperados.

Otra curiosidad de esta bella plaza: es el escenario de una conocida producción de Hollywood, En el punto de mira. En la película asesinan al presidente de Estados Unidos y la plaza vuela por los aires. Afortunadamente, es pura ficción.

2. Palacio de Anaya

Palacio de Anaya en Salamanca
Palacio de Anaya – Anton_Ivanov

El Palacio de Anaya hoy en día es la Facultad de Filología de Salamanca. La fachada, el claustro y la escalinata son espectaculares. Además, se encuentra justo en frente de la catedral, en la plaza de Anaya, donde están también están los edificios de la Hospedería y Anayita.

Es un lugar perfecto para empaparse de la cultura y el saber que desde hace siglos caracterizan esta ciudad. Aquí te toparás con un busto de Miguel de Unamuno. ¿La razón? Fue rector de la Universidad de Salamanca y catedrático de Griego en la facultad.

3. Catedral de Salamanca

Catedral de Salamanca
Catedral de Salamanca – canadastock

Viajar a Salamanca significa visitar su catedral, mejor dicho, sus catedrales, porque realmente son dos. La Catedral Vieja se levantó en el siglo XII y a punto estuvo de desaparecer al iniciarse el proyecto de la nueva.

La Catedral Nueva comenzó a construirse en el siglo XVI, pero no se acabó hasta el XVIII. Es la segunda catedral más grande de España y una de las manifestaciones más tardías del gótico español.

Y ahora una pequeña curiosidad. Fíjate en la fachada de la Catedral Nueva, en una de las puertas encontrarás un astronauta y un dragón comiendo helado. Se tallaron con motivo de la celebración de Las Edades del Hombre en Salamanca. Eso sí, tendrás que buscarlos.

4. La fachada de la Universidad de Salamanca

Universidad de Salamanca
Universidad de Salamanca – jorisvo

Nos vamos a la vieja universidad de Salamanca. Allí podremos observar las aulas donde destacados escritores españoles dieron clase, entre ellos Fray Luis de León. Además, la biblioteca y cada uno de los pasillos que se encuentran dentro están llenos de historia y misterio.

Pero es la recargada fachada la que atrapa todas las miradas. ¿Por qué? Buscan una pequeña rana posada sobre una de las calaveras que forman parte de la decoración. Cuenta la leyenda que el alumno que no la encuentre, suspenderá el curso. ¿Serás capaz de encontrarla tu también? Ya te advertimos que no es nada fácil.

5. La Casa de las Conchas

Casa de las Conchas de Salamanca
Casa de las Conchas – Alberto Novo

Es un precioso palacio gótico que llamará tu atención por esas conchas que decoran sus fachadas. ¿Que sentido tienen? No hay acuerdo, para unos es la representación del título nobiliario de la familia que lo ocupó, para otros una muestra de orgullo por su pertenencia a la orden de Santigo.

En cualquier caso, mejor no las cuentes, hay más de 300, y dicen que detrás de una de ellas hay una moneda de oro. Te recomendamos que pases al interior es patio es, sencillamente, magnífico.

6. Huerto de Calixto y Melibea

Huerto de Calixto y Melibea en Salamanca
Huerto de Calixto y Melibea – santiago lopez-pastor / Flickr.com

El Huerto de Calixto y Melibea es un jardín que se encuentra en el centro histórico de la ciudad. Es un rincón encantador que nos lleva a sumergirnos en el ambiente de La Celestina, de Fernando de Rojas. Aquí se desarrolla parte del argumento y aquí puedes recordar esta historia tan romántica como trágica.

“Salamanca que enhechiza la voluntad de volver a ella a todos los que la apacibilidad de su vivienda han gustado.”

-Miguel de Cervantes-

En definitiva, la Plaza Mayor, el ambiente universitario, las historias y leyendas salmantinas hacen de esta gran ciudad un recuerdo mágico de guardar en nuestra memoria. Si vas a viajar a Salamanca, recuerda que hay mucho en lo que fijarse.