Carmona, una joya en la provincia de Sevilla

Carmona es una de las ciudades más antiguas de la provincia de Sevilla. Tiene como legado la multiculturalidad dejada por cartagineses, romanos y musulmanes, quienes la poblaron en la antigüedad. Sus callejuelas con historia, sus sabores y las experiencias que ofrece te animarán a visitarla.

Su situación en el mapa agrega más motivos para conocer esta localidad española. A Carmona la encontramos a tan solo 30 minutos de Sevilla, sobre el alto la Vega del Corbónes. Para completar la propuesta, enfrente se encuentra uno de los miradores más espectaculares de Andalucía.

Breve historia de Carmona

Para hablar de la personalidad de esta ciudad hay que mencionar su historia, pues lo que en ella ha acontecido a lo largo del los siglos ha forjado el carácter que tiene hoy en día. Se dice que fue fundada por los tartesios hace más de tres mil años. Después fue poblada por fenicios y cartagineses.

En la época romana fue un punto importante de la Bética, productor de cerámicas y conocido como Carmo. Pero es Julio César quien construye un recinto amurallado y le concede el privilegio de acuñar moneda propia.

Carmona
Carmona – J. Marijs

En la antigüedad, la ciudad estaba dotada de foro, teatro y anfiteatro, además de termas. En el año 712 Carmona es conquistada por el célebre caudillo moro Muza ben Nusayr, que la convirtió en capital de una de las provincias más pequeñas de Al-Andalus.

En lo sucesivo, quienes la conquistaron hicieron su parte en la construcción de edificaciones monumentales, para hacer de ella su reino. Se construyeron diversos alcázares, mezquitas, fortificaciones y palacios.

Después del terremoto de 1504, Carmona tuvo dos siglos de fuerte crecimiento. Es en esa época fueron edificados conventos, templos y palacios de familias nobiliarias. En 1630, el rey Felipe IV le otorga título de ciudad.

Qué ver en Carmona

Alcázar Puerta de Sevilla

Puerta de Sevilla en Carmona
Puerta de Sevilla – peuceta

Es un edificio histórico y uno de los monumentos más emblemáticos de Carmona. Fue construida para defensa del punto más débil de la ciudad. Entre sus elementos a destacar se encuentra la Torre del Homenaje y la Torre del Oro, desde donde se puede disfrutar de bonitas panorámicas.

Alcázar del rey don Pedro

Alcázar de Carmona
Alcázar del Rey don Pedro – Tom Cummins

También llamado “alcázar de arriba”, fue construido para ser residencia del rey taifa de Carmona y restaurada en el siglo XIV por el rey Pedro I de Castilla. El Parador Nacional de Turismo se encuentra tras su arco de herradura. Destacan su patio de armas y su amplia terraza desde donde se tienen excelentes vistas.

Convento de Santa Clara

Esta es una de las visitas imperdibles de Carmona. Se encuentra en pleno casco histórico. Fue construido en el siglo XV y sufrió varias reformas de diferentes estilos en los tres siglos siguientes. Destaca el interior del templo, de una sola capilla y rodeado de pinturas e imágenes, y su torre-mirador que data del siglo XVIII.

Iglesia de San Pedro

Iglesia de San Pedro en Carmona
Iglesia de San Pedro – Shootdiem

Fue construida entre los siglos XV y XVIII y destaca la Giraldilla, una torre construida en 1783. En su interior es interesante ver la cúpula barroca y el coro, la pila bautismal vidriada del siglo XVI y la capilla sacramental, de estilo barroco, obra de Ambrosio de Figueroa.

Iglesia Prioral de Santa María

Está ubicada junto al museo. Es un templo gótico que data de 1427 y que fue construido sobre la mezquita mayor. Destaca el retablo mayor, de estilo renacentista y el Patio de los Naranjos, levantado en el recinto de lo que fue el patio de abluciones de la antigua mezquita.

Plaza de San Fernando

Plaza de Arriba de Carmona
Plaza de Arriba – miguelrivas@carmona.es / Flickr.com

También llamada la “plaza de arriba”, se encuentra sobre un antiguo foro romano rectangular. Aquí se adaptó una plaza circular con casas abalconadas desde donde las principales familias contemplaban los espectáculos taurinos, procesiones y ejecuciones. De sus alrededores destacan la Casa de la Antigua Audiencia, el convento de Madre de Dios y el Ayuntamiento.

Centro de Interpretación y Museo de la Ciudad

Se ubican en la que fue la casa del marqués de las Torres, una edificación que data del siglo XVI. Aquí se exhiben objetos que van desde la prehistoria hasta tiempos recientes, en un recorrido por todas las culturas que habitaron Carmona alguna vez.

Vestigios romanos

Necrópolis de Carmona
Necrópolis de Carmona – monysasu

Alejados del casco histórico se encuentran el anfiteatro y la necrópolis, dos importantes vestigios romanos que no puedes dejar de visitar.

“Mientras me quede algo por hacer, no habré hecho nada”

-Julio César-

La necrópolis fue descubierta a finales del siglo XIX, en ella se pueden observar cientos de cámaras funerarias excavadas en la roca, con pinturas rupestres con más de 2000 años de antigüedad.

Carmona destaca por su monumentalidad y su rica historia, es perfecta para una escapada donde podrás perderte en sus lugares con personalidad y carácter. Te encantará visitar esta hermosa ciudad.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar