Budapest en Navidad: unas vacaciones inolvidables

25 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
Budapest tiene todo el encanto de la Navidad en Centroeuropa: iluminación, villancicos, mercadillos, tradiciones, nieve...

Pasar unas navidades en Budapest no es una idea muy original. ¡Lo sabemos! Son miles de turistas los que se acercan a la capital húngara por estas fechas. Así que no es un viaje original, pero es de lo más entretenido porque Budapest en Navidad brilla de un modo especial gracias a la decoración, las tradiciones, la iluminación o los mercados. ¡Descúbrelo tú mismo!

Budapest en Navidad

Es bien sabido por todos que en los países de Centroeuropa, quizás por el intenso frío o porque desde siempre han vivido con emoción la época del adviento, la Navidad se vive de una manera especial. Son tradicionales en muchos sitios los mercadillos navideños, así como los recitales de villancicos o los postres y licores propios de la época.

Pues bien, de todo eso hay en Budapest durante el mes de diciembre. Así que, a los muchos encantos que tiene la capital húngara durante todo el año, se le suma la magia de la Navidad. Por ello, si eres de esas personas que viven estas fiestas con entusiasmo, Budapest es un destino ideal para ti.

Los mercadillos navideños de Budapest

Mercado navideño

Un elemento distintivo de la época son los mercadillos navideños. En Budapest hay varios repartidos por la ciudad, pero os vamos a recomendar dos encarecidamente: el que se despliega alrededor de la basílica de San Esteban y el de la plaza Vorosmarty. De hecho, este segundo es el más encantador de todos.

¿Qué comprar allí? Vais a poder adquirir un sinfín de elementos decorativos de la tradición artesanal húngara. Os será difícil elegir. Y también os será difícil elegir un solo dulce. El repertorio de tartas y dulces navideños es espectacular, un delirio para los más golosos.

La basílica de San Esteban

Basílica de San Estaban de Budapest en Navidad

Además del mercadillo navideño que os hemos nombrado, la visita a la basílica de San Esteban en esta época es obligada. Los más creyentes deben ir a la Misa del Gallo en Nochebuena y el resto para maravillarse con un edificio histórico que se transforma por completo con el show audiovisual que año tras se proyecta aquí durante toda la tarde y primeras horas de la noche.

Tranvías decorados para contemplar Budapest en Navidad

Subirse en las viejas líneas de tranvía de Europa siempre es una experiencia recomendable, pero hacerlo en Budapest en Navidad es obligado. Y es que la línea Fenyvillamos decora sus trenes con un sinfín de luces, y sobre ellos se recorren el corazón de la ciudad y las orillas de su maravilloso río Danubio.

Tranvías decorados con luces

Un baño bajo la nieve

Si se tiene la suerte de pasar unas navidades en Budapest y que algún día caiga la nieve, entonces la sensación es plena. Y lo será más aún si nos acercamos a los baños Széchenyi o a los Gellert y entramos a sus instalaciones balnearias. Puede parecer una locura, pero darse un baño en las piscinas exteriores viendo caer la nieve es inolvidable.

Ir al ballet

La tradición musical en Hungría es casi una religión. Al igual que ocurre en la cercana Viena, también hay eventos musicales que son imprescindibles en estas fechas. Uno de los eventos destacados es la representación del ballet clásico El Cascanueces en el Teatro Erkel. ¡Espectacular siempre!

Ópera de Budapest

Ir al circo

Igualmente, en la capital húngara es muy común aprovechar las vacaciones de Navidad para ir un día al circo. Pero no a un circo cualquiera, sino alGran Circo de Budapest, que cada año programa un espectáculo especial para la época.

Patinar sobre hielo

Todos hemos oído hablar o hemos visto en el cine la pequeña pista de hielo que se crea en Nueva York en pleno Rockefeller Center. Pues bien, en Budapest, en el City Park Ice Rink, justo delante del Castillo de Vajdahunyad, se crea una pista mucho mayor. Y se hace desde 1870. Una pista que en realidad es un lago que se hiela cuando el termómetro desciende.

La elegancia de Budapest en Navidad

No obstante, si eres más de shopping, debes dirigirte al centro de la ciudad y a su famosa Andrassy Avenue. Es un destino obligado en Budapest todo el año, pero más en diciembre para disfrutar de su iluminación y la decoración. Es todo un derroche de imaginación, luz y magia, es decir, lo que identificamos con el aspecto más comercial de la Navidad, en Budapest y en todo el planeta.