Los tranvías con más encanto

Desde hace décadas transportan a miles (o millones) de personas. Si bien existen diferentes maneras de movernos por una ciudad, los tranvías siguen siendo llamativos y turísticos. Muchos aún funcionan con su recorrido original y llevan a los residentes a sus trabajos y casas cada día. En este artículo te proponemos los más encantadores del mundo. ¡Sube a esta aventura!

Los más hermosos tranvías del mundo

Muchas líneas se han convertido en un medio de transporte elegido para conocer lo más importante de las ciudades que atraviesan. Las infraestructuras antiguas, remodeladas y puestas a punto, siguen cruzando las calles para ofrecer recorridos inolvidables. No te pierdas estos tranvías:

1. Sóller (España)

Se ubica en la ciudad mallorquina homónima y se inauguró en 1913. Une el pueblo con el puerto marítimo y, además de circular por el centro, cruza huertos de cítricos y campos paralelos a la carretera.

Tranvía de Sóller
Tren de Sóller – Jan Miko

Sin duda, se trata de uno de los elementos más representativos de esta localidad de las Baleares, por ello se llena de turistas en verano. En total recorre casi 5 kilómetros y tiene 2 estaciones, aunque hay 14 paradas para poder descender y seguir a pie o disfrutar de otros atractivos.

2. Lisboa (Portugal)

La capital portuguesa mantiene este medio de transporte, que no solo es usado por los residentes, sino también por infinidad de turistas. La red de tranvías está compuesta por 5 líneas, aunque la base de salida y llegada de todas es el mismo sitio: la estación de Santo Amaro.

Tranvía frente a la catedral de Lisboa
Lisboa – Dennis van de Water

Se conocen por sus colores (mitad blanco y mitad amarillo o rojo y blanco para el turístico) y hay algunas unidades y otras más modernas y rápidas. Entre todos cubren una superficie de 48 kilómetros.

La línea 12E Praca da Figueira (circular) recorre la zona más céntrica de la ciudad y la Línea 28E es la más extensa, con 33 estaciones.

3. San Francisco (Estados Unidos)

Por supuesto que son de los más icónicos que existen. Pensar en San Francisco es imaginar el Golden Gate, sus calles empinadas… ¡Y sus hermosos tranvías! Se conducen de manera manual y de las 23 líneas iniciales (a finales del siglo XIX) solo quedan 3. Dos de las rutas comienzan en el centro y la otra en la calle California.

Tranvía de San Francisco
San Francisco – holbox

Aunque funciona todo el año para que los locales puedan combinar con otros medios de transporte, la mayoría de los usuarios son turistas. Puedes conocer los coches antiguos en la terminal.

Muchos viajeros se agolpan en diversos puntos estratégicos para tomar las mejores fotos del tranvía, por ejemplo a unos 300 metros de la terminal para ver Alcatraz de fondo, o en la intersección de las calles Powell y California (donde las tres líneas se cruzan).

En cuanto a recorridos turísticos te recomendamos la línea D, que pasa por Union Square, el Distrito Financiero, el Embarcadero y Market Street.

4. Melbourne (Australia)

La extensa red de tranvías es usada por los que viven en esta ciudad y, por supuesto, por los turistas. Las paradas tienen carteles dorados y verdes y son plataformas en medio de las calles.

Tranvía en Melbourne
Melbourne – fritz16

Para conocer los puntos más importantes de Melbourne puedes disfrutar del servicio City Circle Tram, gratuito entre las 10 y las 18 horas, y desde fines de octubre hasta fines de marzo. El trayecto dura 40 minutos y las salidas son cada 10.

Otra de las ventajas (como si no pagar no fuera suficiente) es que te puedes bajar donde quieras y volver a subir en los siguientes servicios. Te darás cuenta enseguida cuando se acerca porque mantiene su estilo antiguo, está pintado de morado y tiene el techo verde.

“No hay que correr nunca tras un tranvía y una acción. !Paciencia! La próxima llega con toda seguridad.”

-André Kostolany-

5. Budapest (Hungría)

Para poder usar todas las líneas de tranvía en esta bella ciudad de Europa del Este tendrás que reservar varios días… ¡Tiene 40 diferentes! Son perfectos para recorrer las márgenes del río Danubio y una excelente idea para dar un paseo tranquilo. Además, es bastante eficiente y hay varios tipos. Por supuesto que a los turistas les agradan más los antiguos, aunque no sean demasiado cómodos.

Tranvía de Budapest
Budapest – Alexandra Lande

Una de las líneas recomendadas para los viajeros es la número 2, que va por Pest. A su paso se pueden ver el Parlamento, la colina Gellert, el castillo Hill y el hermoso puente de las Cadenas.

La línea N° 19 hace un recorrido similar pero del lado de Buda, por lo que además podrás vislumbrar la iglesia de Santa Ana y el Bastión de los Pescadores. Si quieres ir desde el puente Margarita al de Petófi puedes tomar las líneas 4 o 6 (cuidado que son las más llenas de gente).

No lo dudes, si viajas a alguna de estas ciudades, toma cualquiera de estos tranvías e imagina que estás viajando a través del tiempo.

Categorías: TOPs Etiquetas:
Te puede gustar