Beirut, 5 lugares que no te puedes perder

· 19 agosto, 2017

Beirut es la capital y mayor puerto marítimo del Líbano. La ciudad es una de las más diversas de Oriente Medio, dividida entre las diferentes ramas cristianas y musulmanas. Una ciudad milenaria que ha ido renaciendo de sus cenizas tras la guerra para retomar su lugar entre las urbes más vibrantes, cosmopolitas e interesantes del Mediterráneo.

Beirut, una ciudad por descubrir

Beirut fue destruida durante la Guerra civil Libanesa y dividida entre Beirut occidental (musulmán) y oriental (cristiano). Es una ciudad moderna, pero con lugares muy interesantes.

1. Raouché

Roca de las Palomas en Beirut
Roca de las Palomas – Paul Saad / Flickr,com

Raouché es un barrio residencial y comercial, conocido por sus lujosos edificios de apartamentos, numerosos restaurantes y cafés que bordean la avenida de París y forman parte de la Corniche de Beirut. Este es un paseo marítimo muy popular los fines de semana como lugar de recreo

En la costa de Raouché hay un punto de referencia natural, la roca de las Palomas o roca de Sabah Nassar. Situada en el extremo más occidental de Beirut, son en realidad dos enormes formaciones rocosas que sobresalen del mar como gigantescos centinelas.

2. La Mezquita Mohammad Al-Amin

Mezquita Mohammad Al-Amin en Beirut
Mezquita Mohammad Al-Amin – Ignacio Gallego / Flickr.com

La Mezquita Mohammad Al-Amin es también conocida como Mezquita Azul. Un templo sunita situado en el centro de Beirut cuya primera piedra se colocó en noviembre de 2002 y se inauguro seis años más tarde.

Ocupa un área de aproximadamente 11.000 metros cuadrados. De ella destacan su cúpula azul de 48 metros de altura y sus minaretes de 65 metros. Una imponente silueta que domina el horizonte de Beirut.

Cerca de ella se puede contemplar una parte del pasado de la ciudad. Durante la construcción de la mezquita los arqueólogos descubrieron una gran sección de la principal calle romana. Atravesaba la vieja ciudad y de ella se han conservado pavimentos y columnas.

3. Museo Sursock

Museo Sursock en Beirut
Museo Sursock – Peter O’Sullivan SJ / Flcikr.com

El Museo Nicolas Sursock, llamado así por su fundador, es un museo dedicado al arte moderno. Se encuentra en el corazón del prestigioso distrito histórico de Ashrafieh. Un lugar donde las familias más importantes del Líbano construyeron sus casas desde el siglo XVIII.

El edificio del Museo Sursock es un modelo puro arquitectura libanesa, con influencias de los estilos veneciano y otomano. Fue construido en 1912 por Nicolas Sursock Ibrahim, un rico coleccionista de arte y mecenas que lo legó en 1950 a la ciudad de Beirut.

Además de una importante colección de arte moderno, el museo tiene una importante colección permanente de estampas japonesas y arte islámico.

4. El Jardín René Moawad 

JArdín René Moawat en Beirut
Jardín René Moawad – Beirut.com

El Jardín René Moawad se encuentra en el distrito Sanayeh y es uno de los espacios más antiguos al aire libre públicos de la capital. Khalil Pasha, comandante del Sexto Ejército turco durante la Primera Guerra Mundial, fue quien ordenó su creación en 1907.

Con 22.000 metros cuadrados, este jardín es un destino popular para los caminantes, deportistas y familias que vienen a disfrutar de sus ratos de ocio. También es lugar elegido por muchos artistas para exponer sus obras. Frente al jardín, en la calle Spears, está el complejo de la Biblioteca Nacional.

5. Mzaar Kfardebian

Mzaar Kfardebian cerca de Beirut
Mzaar Kfardebian – Paul Saad / Flickr.com

Salimos ahora de la capital del Líbano para visitar Mzaar Kfardebian. Esta es una de las más conocidas zonas de esquí del país y la mas grande de Oriente Medio. Aquí la temporada de deportes invernales normalmente se extiende desde principios de diciembre hasta principios de abril.

Una estación que se encuentra en la cordillera Mzaar-Kfardebian, con picos que varían entre altura de 1.913 y 2.465 metros. Mzaar, Wardeh y Jabal Dib Peak ofrecen desafíos para los más experimentados esquiadores o snowboarders. Pero hay picos también para principiantes y esquiadores de nivel intermedio.

Y, si no apetece esquiar, siempre se puede realizar alguna excursión por un lugar de gran belleza. Incluso se organizan actividades como espectáculos de esquí y desfiles de moda.

“No vaciles nunca en irte lejos, más allá de todos los mares, de todas las fronteras, de todos los países, de todas las creencias.”

– Amin Maalouf-

Estos son algunos de los lugares de los que podrás disfrutar en Beirut. Ante ti, una ciudad renacida de las cenizas que seguro que logra sorprenderte.