La Barceloneta: barrio marinero de Ciutat Vella

· 19 octubre, 2017

Barcelona es la ciudad más visitada de Europa. Y no es para menos, pues alberga arquitectura sin igual, historia, es cuna de artistas y tiene sierra y mar. ¿Qué más se le puede pedir a una ciudad? La Barceloneta es uno de los barrios más emblemáticos de la Ciudad Condal y queremos que hoy vengas con nosotros a conocerlo. ¿Te apuntas?

Conozcamos la Barceloneta

Este barrio fue construido durante el siglo XVIII con el fin de alojar a los habitantes del barrio de La Ribera, a los que Felipe V dejó sin hogar tras mandar demoler sus casas para construir la Ciudadela. Aquí había una isla llamada Maians y, tras ganar terreno al mar, quedó unida a tierra, dando lugar a un espacio lo suficientemente amplio como para levantar un barrio.

Distrito de la Barceloneta
Distrito de la Barceloneta – Oh Barcelona / Flickr.com

La Barceloneta está ubicada en los límites del Muelle de España del Puerto Viejo, La Ribera, la Estación de Francia y el Puerto Olímpico. Esto sucede por su peculiar forma triangular, que lo lleva a recorrer algunas de las zonas más bellas de la ciudad.

Cuando se construyó el barrio, su diseño y estructura eran los típicos del urbanismo de la Ilustración, es decir, calles rectas y manzanas con casas de forma rectangular. Las casas, además, eran bajas, solo tenían un piso acceso a dos calles para que pudieran ventilarse bien. Hoy, sin embargo, su apariencia es bien distinta.

Durante el siglo XIX la Barceloneta fue reflejo del importante desarrollo industrial. Aquí se levantaron distintas fábricas, que a día de hoy ya están desaparecidas o han sido reconvertidas en algunos casos en centros recreativos o deportivos.

“Ay, Barcelona, dijo con la voz rota por la emoción, ¡Qué bonita es! ¡Y pensar que cuando yo la vi por primera vez de todo esto que vemos ahora no había casi nada!”

-Fragmento de La ciudad de los prodigios, de Eduardo Mendoza-

Qué ver en la Barceloneta

Sus playas

Playa de la Barceloneta
Playa de la Barceloneta – claire rowland / Flickr.com

Sin duda, estas playas son las elegidas no solo por los barceloneses, sino también por los millones de turistas que cada año la visitan. Bañarse en ellas o relajarse sobre su arena siempre es fantástico.

Pero incluso si vas en invierno a la ciudad, te aconsejamos que te acerques y observes la belleza del Mediterráneo desde este punto. Merece la pena.

Su paseo

Paseo en la Barceloneta
Paseo en la Barceloneta – kattebelletje / Flickr.com

Un gran bulevar recorre sus kilómetros de playa. En él no solo tendrás unas vistas espectaculares del mar, sino que además te embriagarás con el buen ambiente de las decenas de terrazas de cafeterías, restaurantes y heladerías que lo visten.

La diversión está garantizada. Además, por la noche, locales que han servido café por las tardes, se transforman en lugares espléndidos para tomar copas y pasar una noche de fiesta y marcha con amigos o solo, si hacer amigos es lo tuyo.

El Puerto Olímpico

Puerto Olímpico Barcelona
Puerto Olímpico – Andres Alvarado / Flickr.com

El nuevo Puerto Olímpico que fue creado para reformar esta zona, una zona que si antes era bonita, ahora es hermosa y ha servido de reclamo para muchos turistas. El olor a salitre, a mar y a Barcelona se impregna en cada rincón de este puerto en el que verás veleros, yates y barcos sin igual.

Marenostrum

Este centro comercial es uno de los más grandes de Barcelona. Pero además, el puente que te lleva hasta él no pasará desapercibido ante tus ojos. No solo por su estructura, sino por las vistas majestuosas a ambos lados, en los que el mar lo rodea.

Comer en un restaurante con vistas al mar en primera línea será posible en este enorme centro comercial que no desentona en absoluto con el hermoso barrio en el que está ubicado, la Barceloneta.

Iglesia de San Miguel del Puerto

Iglesia de San Miguel del Puerto en la Barceloneta
Iglesia de San Miguel del Puerto / Canaan / commons.wikimedia.org

En la plaza de la Barceloneta se halla esta iglesia con una fachada alucinante que te dejará con la boca abierta. Data del siglo XVIII y sus soportales, su retablo y todo lo que hay en su interior te encandilará. Con una gran historia que sus paredes están deseando contarte, ¡no te la pierdas!

Barcelona es cuna de artistas, una ciudad siempre animada y hermosa, pero el barrio de la Barceloneta puede ofrecerte toda su esencia. Si visitas la Ciudad Condal, dedica una parte de tu tiempo a recorrerlo y conocerlo a fondo, te aseguramos que no te arrepentirás.