Bamberg, una bonita ciudad medieval

Emplazada en la bonita región alemana de Baviera y a orillas del río Regnitz, Bamberg nos ofrece sus hermosas construcciones y una historia riquísima de más de 11 siglos, aunque los vestigios que se mantienen datan de la Edad Media. ¿Te gustaría conocerla? ¡En este artículo te contamos lo más destacado de Bamberg, una ciudad sacada de un cuento!

Bamberg, ¿pensada para el viajero?

Quizás te ha pasado alguna vez de ir a un lugar, analizar sus construcciones o atractivos y decir: ¡está hecho a propósito! Porque todo parece estar organizado y planificado para tu deleite. Algo similar ocurre en Bamberg, una pequeña ciudad junto al río.

Sus casas pintorescas, sus calles empedradas, su catedral de un milenio y el ayuntamiento en medio de una isla son solo algunas de las cosas que podrás disfrutar en tu viaje por este bonito lugar.

Canales de Bamberg
Bamberg – Michael Warwick

Los inicios de esta ciudad datan del año 902, cuando la familia Babenberg, soberanos de Austria, construyen un castillo. Posteriormente a la región llegan los monjes benedictinos y al poco tiempo ya cuentan con una diócesis, una catedral y una abadía, por el empeño de Enrique II de Alemania. Es más, durante su reinado Bamberg fue de las localidades más destacadas para el Sacro Imperio Romano-Germánico.

En 1802 la localidad fue anexionada a Baviera y la historia moderna indica que fue de las pocas ciudades alemanas no devastadas y arrasadas por las guerras mundiales. Por esta razón se conservan muchos de sus edificios históricos y además puede enorgullecerse de tratarse de un lugar auténtico.

¿Qué conocer en Bamberg?

Ubicada a dos horas y media de Munich y con un centro Patrimonio de la Humanidad desde 1993, Bamberg es una ciudad que se puede recorrer en uno o dos días (según cuánto tiempo permanezcas en cada sitio). Las visitas guiadas a pie, en segway o en góndola son realmente imperdibles.

Calles de Bamberg
Ayuntamiento – Val Thoermer

Entre los principales atractivos, te recomendamos el antiguo Ayuntamiento llamado Altes Rathaus y que fue construido en estilos barroco y rococó en 1387.

Está situado en una isla en medio del río y se puede llegar a él a través de dos puentes desde el casco antiguo o Altstadt, otro de los imperdibles en tu estancia.

Pide un mapa de la ciudad en la oficina de turismo y dedícate a disfrutar como si el tiempo se hubiera detenido hace varios siglos atrás. Otro de los edificios imprescindibles en tu recorrido es el Bamberger Dom, la catedral tardorrománica, que se inauguró en el año ¡1012!

Catedral de Bamberg
Catedral – clearlens

En la entrada te toparás con la estatua del jinete de Bamberg, uno de los símbolos de la ciudad. Se cree que puede tratarse de Enrique II o de Conrado III (ambos enterrados allí) pero otros indican que es el Papa Clemente II. En el interior el precioso órgano vale la pena la entrada.

Siguiendo con el recorrido tienes que pasear por su plaza más importante: Domplatz. Los edificios que la rodean son el Palacio Episcopal (Neue Residenz) y el edificio Alte Hofhaltung.

Abadía Michelsberg en Bamberg
Abadía Michelsberg – manfredxy

Entre los monumentos que hablan de la historia antigua de la ciudad no podemos dejar de lado Kloster Michaelsberg, es decir, la Abadía de San Miguel. También está cerca del milenio de edad y en la actualidad es una residencia para ancianos.

“En el jardín de la Iglesia se cultivan: Las rosas de los mártires, los lirios de las vírgenes, las yedras de los casados, las violetas de las viudas.”

-San Agustín-

Para terminar el paseo ve hasta la orilla del río, a la zona conocida como Klein Venedig (Pequeña Venecia). Las casas allí están una al lado de la otra como en una hilera perfecta y todas datan de la Edad Media. Pertenecían a los pescadores y muestran su entramado de madera típico de Alemania.

Canales en Bamberg
Canales de Bamberg – Ozerov Alexander

La mayoría tiene un pequeño jardín delantero y un bote anclado en la entrada. Desde esta zona puedes navegar en góndola y pasarlo de maravilla con quien quieras. ¡Te recomendamos que tomes la embarcación al atardecer!

Para terminar esta jornada realmente hermosa, disfruta de una rica cerveza local y un plato de carne con patatas en cualquiera de los restaurantes o tabernas del centro de la ciudad medieval de Bamberg. ¡Tienes 50 cervecerías a disposición!

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar