8 atracciones naturales de Eslovenia maravillosas

1 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por el historiador del arte Armando Cerra
Lagos, montañas, cuevas y bosques: una naturaleza esplendorosa es una de las señas turísticas de Eslovenia. Un territorio para explorar y disfrutar.

Eslovenia posee un patrimonio natural realmente espectacular. Para hacerse una idea de su importancia, basta con saber que hasta una tercera parte de la superficie del país es espacio protegido. Por ello, visitar algunas de las atracciones naturales de Eslovenia es siempre una buena idea si se viaja a este país de Centroeuropa.

Además de muy valioso desde un punto de vista ecológico, el patrimonio natural del país también esconde lugares muy hermosos. Hay sitios para todos los gustos: hay montañas, hay lagos, hay cuevas… Una delicia para los amantes de la naturaleza, que durante un viaje a Eslovenia no se pueden perder lugares como estos que vamos a visitar

1. Parque Nacional de Triglav

Parque Nacional de Triglav
Parque Nacional de Triglav

Este es el espacio protegido más grande de toda Eslovenia. Se trata de un territorio integrado dentro de los llamados Alpes Julianos, una estribación oriental de la cordillera alpina.

De todo el parque nacional, la montaña más alta es el pico Triglav, que se eleva a 2864 metros. Y a su sombra hay un sinfín de recorridos senderistas, de rutas a caballo, zonas para lanzarse en parapente o lugares como el río Soca para hacer rafting, entre otras muchas actividades de aventura.

2. Bled, una de las grandes atracciones naturales de Eslovenia

Lago Bled en Eslovenia
Lago Bled

Bled es uno de los lugares más visitados de toda Eslovenia, y lo es por su buena oferta hotelera y por su castillo gótico. Pero, sobre todo, es apreciado por su fabulosa integración con la naturaleza.

De hecho, la imagen de la iglesia levantada entre el bosque de una pequeña isla en el lago es inolvidable. Tanto, que es una de las imágenes más icónicas del país, a la altura de lugares tan hermosos como el lago Como en Italia.

3. Cascadas de Kozjak

Cascada de Kozjak en Eslovenia
Cascada de Kozjak

Otro de los lugares más sorprendentes de Eslovenia son estas cascadas cercanas a la población de Kobarid. Aquí nos espera una sucesión de saltos de agua que generan varias pozas perfectas para refrescarse durante la visita, que se hace de modo íntegro caminando por una senda. No es tan grande como el Parque Nacional de Plitvice de Croacia, pero de algún modo recuerda a esa joya del país vecino.

4. Más atracciones naturales de Eslovenia: garganta de Vintgar

Garganta de Vintgar
Garganta de Vintgar

Volvemos cerca de Bled. La visita a ese lago se puede complementar con el descubrimiento de la garganta de Vintgar, abierta por las aguas del río Radovna. Es un paseo de apenas dos kilómetros realmente espectacular por la estrechez del paso, por los puentes y por los saltos de agua que se van contemplando durante el recorrido.

5. Lago Bohinj

Lago Bohijn, una de las atracciones naturales de Eslovenia
Lago Bohinj

El Bohinj es el lago más grande de Eslovenia y está completamente rodeado de las montañas julianas. Es espectacular y, sobre todo, no está demasiado masificado si lo comparamos con el de Bled. Así que darse un paseo remando sobre sus aguas, e incluso darnos un baño si no tememos las aguas frías, es una experiencia muy, muy recomendable.

6. Vogel, una de las atracciones naturales de Eslovenia en invierno

Pistas de esquí en Vogel
Pistas en Vogel

Si es invierno, ese baño en el lago Bohinj será imposible. Pero a cambio, desde ahí nos podremos acercar hasta las cercanas pistas de esquí de Vogel. Es un lugar verdaderamente hermoso en los Alpes Julianos, no demasiado desconocido y que puede ser un grandísimo descubrimiento para los amantes de los deportes de nieve.

7. Grutas de Postojna

Cueva de Postojna, una de las atracciones naturales de Eslovenia
Cueva de Postojna

Cambiamos el tipo de paisaje que nos ofrece Eslovenia. La riqueza natural de este país centroeuropeo es tan variada, que ahora os proponemos adentraros en un ambiente subterráneo. Las grutas de Postojna son las más famosas del país porque se desarrollan durante unos 20 kilómetros en los que se suceden espectaculares estalagmitas, estalactitas y otros fenómenos kársticos.

8. Castillo de Predjama

Castillo de Predjama
Castillo de Predjama

Y vamos a concluir el recorrido por las atracciones naturales de Eslovenia más bellas visitando un lugar en el que la naturaleza y la mano del hombre se han aliado para crear algo verdaderamente hermoso. Es el castillo de Predjama, una construcción medieval que se hizo en una cueva, pero con una facha asomada a un vertiginoso acantilado.

Se trata de un sitio tan especial como lo es todo este país, digno de descubrirse con calma y con un buen calzado, ya que requiere darse buenas caminatas por sus esplendorosos parajes naturales.

  • I feel Slovenia. Organización de Turismo de Eslovenia. Recuperado de https://www.slovenia.info/es