El Ateneo Grand Splendid: una de las librerías más lindas del mundo

Hay librerías que nos atrapan con su belleza, su historia y sus libros. El Ateneo Grand Splendid es sin dudas una de ellas. Descubre este imponente lugar en Buenos Aires.
El Ateneo Grand Splendid: una de las librerías más lindas del mundo
Milagros Natividad Yegros

Escrito y verificado por coordinadora turística Milagros Natividad Yegros el 02 diciembre, 2020.

Última actualización: 02 diciembre, 2020

Ubicada en el barrio de Recoleta en Buenos Aires, Argentina, El Ateneo Grand Splendid es mucho más que una librería. Esta joya de la arquitectura te invita a que te pierdas entre sus libros y su historia, que comenzó en el siglo pasado.

Actualmente es la librería más grande de Sudamérica, y es considerada también una de las más lindas del mundo. De hecho, la revista National Geographic en 2019 la categorizó como la librería más linda del mundo. Asimismo, el diario británico The Guardian la eligió como la segunda librería más importante del mundo. ¿Quieres saber por qué?

El cine teatro Grand Splendid

Una de las cosas más fascinantes de esta librería es saber que justamente no nació como librería. El Grand Splendid fue inaugurado como un cine teatro en el año 1919 por el empresario austrohúngaro Max Glücksmann. Desde ese momento, ha comenzado la magnífica historia que lo llevaría a convertirse en un icono porteño.

En él tuvieron lugar conciertos de ballet, ópera y las primeras películas sonoras emitidas en Buenos Aires. Además, el sello Nacional Odeón —hoy el sello EMI—, funcionaba en este lugar. Carlos Gardel, la gran figura tanguera rioplatense, comenzó a grabar bajo ese sello en 1920. La sala de grabación aún existe, aunque no se puede visitar.

También el Grand Splendid tuvo una radio —la Radio Splendid— que empezó a transmitir en mayo de 1923. Funcionó durante siete años y, el 1 de octubre de 1929, Gardel cantó por primera vez en radio desde ese primer piso donde funcionaba. Otras figuras importantes del tango que pasaron por el Grand Splendid fueron Roberto Firpo e Ignacio Corsini.

El edificio, gracias a las olas inmigrantes europeas que llegaban en aquel entonces, recibió una notable influencia de aquel continente. Así, alimentó una rica escena cultural y artística, presente en el nacimiento del tango también. Eso dio como resultado una interesante mezcolanza cultural europea y latina.

La librería El Ateneo Grand Splendid fue en su momento un teatro.

El surgimiento de la librería Ateneo Grand Splendid

Muchos de los teatros de Buenos Aires que tuvieron su apogeo en la década del cuarenta desaparecieron con el transcurso del tiempo. El Grand Splendid no fue la excepción, ya que entró en una notable decadencia que lo llevó a su cierre. Específicamente, cerró en la década del ochenta, aunque hasta 1999 funcionó como cine.

Durante unos meses, se discutió sobre qué pasaría con el teatro. Finalmente, el Grupo ILHSA decidió hacer una puesta en valor del edificio y transformarlo en una increíble librería. Se quitaron las butacas y se colocaron bibliotecas, manteniendo su esplendor y elegancia con la arquitectura, los frescos de la cúpula, las barandas originales y las decoraciones intactas.

La obra estuvo a cargo del arquitecto Fernando Manzone y requirió una inversión de tres millones de dólares, algo que no era tan sencillo debido a la crisis económica que estaba aconteciendo en el país. Sin embargo, Adolfo de Vicenzi, director del Grupo ILHSA, decidió llevar a cabo el proyecto. Tras seis meses de remodelación, en el año 2000 nació el Ateneo Grand Splendid.

El Ateneo Grand Splendid contiene mucho más que libros

Actualmente, esta librería guarda aproximadamente unos 200 000 libros, 10 000 películas y 25 000 discos. Cada espacio fue bien aprovechado, por lo que visitar el Ateneo Grand Splendid es mucho más que ir a comprar un libro.

En el antiguo escenario funciona un bar que invita a las personas a disfrutar de la lectura mientras toman algo rico —donde aún está entreabierto el telón aterciopelado rojo—, como un café o un submarino. También puedes pasar el tiempo en los sillones a ambos lados de la sala principal o en los palcos que funcionan como pequeñas salas de lectura.

En el subsuelo hay una sección de libros infantiles, mientras que en el piso superior se puede disfrutar de muestras y exposiciones. Inclusive en esta última, así como en el bar, se puede disfrutar de música clásica o instrumental muchas veces.

En la actualidad, la librería recibe unos 3000 visitantes al día, no solo para comprar o leer, sino también para admirar su imponente belleza. Desde grupos escolares hasta turistas nacionales e internacionales pasan por el Ateneo Grand Splendid. Te aseguramos que, si eres amante de la lectura, también te enamorarás de este lugar.

Frente de una las librerías más bonitas del mundo.

Visita la gran librería porteña

Buenos Aires es una de las ciudades con más librerías en el mundo, por lo que recorrer las calles porteñas es una fiesta para los que disfrutan de la lectura. Algunos consideran que el Ateneo Grand Splendid es muy comercial; sin embargo, es una experiencia que debes vivir si vas a la capital argentina.

Visita el Ateneo Grand Splendid en Recoleta, un verdadero ícono de Buenos Aires. Su historia, su arquitectura, su ambiente de biblioteca y la rica cultura que la envuelve te harán sentir que estás más que en una simple librería.

Te podría interesar...
Las librerías más singulares y encantadoras del mundo
Mi Viaje
Leerlo en Mi Viaje
Las librerías más singulares y encantadoras del mundo

Vamos a descubrir las librerías más singulares por su belleza, por su historia y por el edificio que las acoge. Todas ellas tienen algo que las hac...