Alexanderplatz, recorremos la gran plaza de Berlín

En la capital alemana hay infinidad de atractivos turísticos para disfrutar, ya sea que vayamos durante un fin de semana o un mes. Uno de los imperdibles de Berlín, sin duda, es la enorme Alexanderplatz, que está en el centro de la ciudad y que alberga algunos edificios de renombre. ¿Te gustaría recorrerla con nosotros? Entonces sigue leyendo este artículo.

Breve historia de Alexanderplatz

En sus orígenes la plaza se usaba como mercado para la venta de ganado. En esa época se llamaba Ochsenmarkt (mercado del buey) pero cuando el zar Alejandro I de Rusia visitó Berlín en octubre de 1805 decidieron rebautizarla en su honor.

Fuente en Alexanderplatz
Alexanderplatz – CCat82

A finales del siglo XIX Alexanderplatz (o Alex para los berlineses) se convirtió en un lugar muy importante, ya que por ella pasaba el metro y además se construyó un mercado. En esa época también se erigió la estatua alegórica de Berolina.

La Alexanderplatz tuvo su auge en los años 20, cuando era elegida junto a la Potsdamer Platz para disfrutar de las noches de verano. Fue tal el amor por esta plaza por los berlineses que incluso aquí se desarrolla la novela Berlin Alexanderplatz, publicada en 1929 por Alfred Doblin.

Alexanderplatz tras la guerra

Durante la Segunda Guerra Mundial Alexanderplatz fue seriamente dañada por los bombardeos. Si bien fue rediseñada varias veces en su historia, las reformas de los años 60 fueron las más grandes. Se añadió, por ejemplo, la Torre de Televisión (uno de los edificios más altos de Europa).

Alexanderplatz en Berlín
Alexanderplatz – canadastock

En esa década se amplió como parte del plan de la República Democrática Alemana. Así, paso a ser uno de los centros públicos más destacados del Berlín comunista. Pero también fue el lugar elegido por miles de alemanes para protestar contra el regimen.

Tras la reunificación se la sometió a reformas y cambios, lo mismo que sucedió con varios edificios cercanos. Hoy aún conserva detalles socialistas. Uno de los monumentos que se mantienen es la fuente de la Amistad de los Pueblos.

Desde 2004 se han rediseñado algunos de sus edificios y se planean construir estructuras nuevas al sudeste. En 2007 un grupo de obreros que estaba trabajando en el alcantarillado público encontró el mayor búnker construido durante la Alemania nazi (se cree que fue refugio de la compañía de ferrocarriles, se desconocen sus dimensiones originales y estaba situado al lado de la Casa de los Profesores).

De paseo por Alexanderplatz

Si vas unos días a la capital alemana no puedes dejar de pasear por esta plaza tan famosa. Cuando llegues a la Torre de la Televisión desde el centro de la ciudad ten en cuenta que esa no es la plaza “original” sino que es la que está por detrás del edificio. Igualmente hoy en día todo está considerado como Alexanderplatz.

Además, en la plaza comienzan grandes avenidas que fueron construidas en la época comunista, como es el caso de la Karl Marx Allee, con típica arquitectura soviética. ¿Qué más puedes ver o hacer en esta plaza?

Subir a la Torre de la Televisión

Torre dela Televisión en Alexanderplatz en Berlín
Torre de la Televisión – Vitaly Goncharov

Es algo que no debes perderte. Con sus 368 metros de altura destaca en el skylane de Berlín. En lo alto encontrarás una fabulosa terraza panorámica que gira 360º, de modo que podrás disfrutar de las mejores vistas de la ciudad que puedas imaginar.

Comprobar la hora en el Reloj Mundial

REloj Mundial en Alexanderplatz de Berlín
Reloj Mundial – Daniel Vine Photography

Es uno de los símbolos de Berlín y punto de encuentro de sus habitantes. Pesa nada menos que 16 toneladas y tiene 10 metros de altura. Su cilindro giratorio muestra las 24 zonas horarias del mundo y las principales ciudades de cada una de ellas. En la parte superior hay un pequeño sistema solar que gira una al minuto.

Pasear para descubrir otros tesoros

MArienkirche en Alexanderplatz de Berlín
Marienkirche – Por D.Bond

Las dimensiones de Alexanderplatz permiten dar un buen paseo. Y en él descubrirás otros rincones interesantes. En la parte oeste nos encontramos tres monumentos más que interesantes: el Ayuntamiento Rojo, debido al color del ladrillo usado para su construcción; la fuente de Neptuno y la Marienkirche, erigida en 1380 y la segunda más antigua tras la Nikolaikirche.

Ir de compras

Alexanderplatz está llena de tiendas y centros comerciales. Si tienes tiempo y te apetece, siempre puedes dar una vuelta por ellos, seguro que encuentras algo interesante.

Y como seguro que acabas cansado, en la plaza también encontrarás infinidad de bares y restaurantes en los que probar la gastronomía y la cerveza alemanas.

“Uno cree que va a hacer un viaje, pero enseguida es el viaje el que lo hace a él.”

– Nicolás Bouvier-

Quizás no sea la plaza más bonita de Berlín, sin embargo su gran historia y su gran popularidad convierten Alexanderplatz en un imprescindible de la capital alemana.

Categorías: Destinos Etiquetas:
Te puede gustar