Mi Viaje
 

Las aguas cristalinas del lago Flathead, en Montana

Las aguas del lago Flathead están consideradas como las más cristalinas del mundo. En este lugar se respira tranquilidad y belleza natural a raudales.

Las aguas cristalinas del lago Flathead, en Montana
Daniel Casas

Escrito por el geógrafo Daniel Casas en 06 Noviembre, 2020

Última actualización: 06 Noviembre, 2020

El Flathead está considerado como el lago con las aguas más limpias del mundo. Este umbral lo alcanza tras compararse con otros lagos de agua dulce de similar tamaño y tipo.

Localizado en el estado de Montana, el lago Flathead, de origen glaciar, se formó en el fondo de un valle como consecuencia de los materiales arrastrados y depositados por un glaciar y conocido en términos geomorfológicos como lago de tipo morrénico. A continuación, os hablamos de sus aguas cristalinas y de los preciosos paisajes que circundan este gran lago estadounidense.

Cómo se formó el lago Flathead

Para aprender un poco sobre geomorfología, en este caso nos tenemos que remontar hasta las últimas glaciaciones del Cuaternario, momento en el que gran parte del hemisferio septentrional —es decir, del norte— estuvo cubierto por grandes masas de hielo.

Ciertos países nórdicos, como Canadá o el norte de Estados Unidos, presentan hoy abundantes formas relacionadas con el modelado glaciar. El impresionante lago Flathead y otros muchos quizá más conocidos por su ubicación, tales como el lago Mille Lacs en Minnesota o el lago Wallowa en Oregón, son ejemplos de esto.

Sin embargo, para hacernos una idea de todos los territorios afectados por las últimas glaciaciones debemos incorporar el lago Buenos Aires, en Argentina, o el de Sanabria, en la provincia de Zamora, en España, entre aquellos lagos pertenecientes a esta tipología.

Los lagos morrénicos como el Flathead se forman en el fondo de un valle como consecuencia del deshielo. Estos quedan embalsados por los materiales rocosos que las morrenas de un glaciar han arrancado, arrastrado y posteriormente depositado en su bagaje valle abajo.

De tal forma, esos materiales arrastrados por la fuerza del glaciar acaban actuando como presas o muros de contención en la zona terminal, donde se acumulan las curiosas morrenas que permiten la formación de estas espectaculares masas de agua dulce.

El lago Flathead tiene las aguas más cristalinas del mundo.

Un lago de aguas cristalinas

El lago Flathead está bordeado en su costa oriental por las montañas de la Misión y en el oeste por los montes Salish, nombre con el que fue conocido el lago por la tribu nativa salish (flathead). Esta tribu vivía al sur del lago, en la Reserva de los indios Flathead. Verdaderamente, no pudieron elegir mejor ubicación para asentarse, pues el paisaje en el que se enclava el lago es de ensueño.

Volviendo a la ubicación del lago, está situado en la esquina noroeste del estado de Montana, a 11 kilómetros de Kalispell y a 48 kilómetros del Parque Nacional de los Glaciares. A su vez, queda flanqueado por dos carreteras que serpentean a lo largo de sus orillas, con numerosas curvas y bellos paisajes.

En la parte occidental está la autopista U.S 93, y en el este, la Ruta 35. El lago tiene unos 50 kilómetros de largo y unos 25 de ancho. Tiene una profundidad media de 50,2 metros y la máxima es de 113 metros; a su vez, presenta un volumen de agua de 23,2 kilómetros cúbicos.

No obstante, el dato más interesante lo ofrece la pulcritud de sus aguas, pues son consideradas las aguas lacustres más cristalinas del mundo. Por ese motivo, el lago Flathead es un destino de obligada visita en las rutas hacia el norte del país.

Qué ofrece el lago Flathead

En primer lugar, este sitio brinda un paisaje maravilloso, compuesto por un gran lago de aguas cristalinas, vegetación abundante y especies faunísticas diversas, tales como el Salvelinus confluentus, una especie de pez que puede llegar a alcanzar los 14,5 kilogramos de peso, o la famosa perca canadiense, que es nativa del lago.

El lago Flathead forma parte de un parque nacional en Montana.

Por otro lado, es posible realizar allí paseos en barco, salidas en vela y pesca, al tiempo que se disfruta de impresionantes vistas de las montañas. En el fondo del valle se alza la ciudad de Polson, y al norte, Bigfork, con su arquitectura del oeste y su enclave de cuento de hadas.

Bigfork es un centro artístico y gastronómico cuya calle principal está bordeada por galerías y tiendas de regalos. En esta ciudad, es famoso su gran teatro de verano, que atrae a multitud de espectadores. Al sur de Bigfork, los campos de cerezos y los puestos de venta en la carretera inundan la orilla este del lago.

Un paisaje de postal

En el mundo existen infinidad de paisajes que parecen sacados de cuentos de hadas. El entorno del lago Flathead es uno de ellos. Aquí la naturaleza es la principal protagonista, y la combinación de relieve, agua, vegetación y fauna interactúan a la perfección.

Esto ocurre hasta tal punto que puede parecer que todos esos elementos se han puesto de acuerdo para atraernos e invitarnos a visitar y disfrutar de un lugar asombroso. Además, este es un destino asequible, fácilmente localizable y del que saldremos sorprendidos de la pulcritud de sus aguas, las más cristalinas del mundo.

La increíble Patagonia: entre lagos, montañas y glaciares

La increíble Patagonia: entre lagos, montañas y glaciares

La Patagonia es una tierra mágica, hermosa y sorprendente. Con sus fantásticos paisajes, es un lugar que quien lo visita jamás lo olvida.



  • Montana: Hogar de los imponentes picos de las Rocky Mountains y de la impresionante belleza del Glacier National Park. Visit the USA. https://www.visittheusa.mx/state/montana
  • FIND YOUR MONTANA IN BIGFORK. Bigfork Chamber of Commerce and Community Foundation for a Better Bigfork, Montana. www.bigfork.org

Daniel Casas
Daniel Casas
Licenciado en Geografía por la Universidad de Salamanca en 2010, cursó el Máster en Formación del Profesorado de ESO y Bachillerato en la misma Universidad, finalizando en 2012. Durante su etapa universitaria, orientó su formación complementaria hacia los problemas medioambientales, el Cambio Climático y el Desarrollo Rural, realizando diversos cursos y seminarios relacionados con estos ámbitos. Ha trabajado como geógrafo y cartógrafo freelance para el Departamento de Geografía de la Universidad de Salamanca y se ha encargado de la elaboración de planos callejeros turísticos para diferentes municipios españoles, así como de la elaboración de Informes de Impacto Ambiental para el sector privado. Esporádicamente ejerce como Perito Judicial Geógrafo para la Comunidad de Madrid. Desde 2012 se dedica en exclusiva a la profesión por la que siempre sintió una gran vocación: la docencia. Trabaja como profesor titular de Geografía e Historia y coordina el Programa de Ecología en uno de los colegios más punteros de la Comunidad de Madrid.