7 lugares en Bulgaria que no te puedes perder

Armando Cerra 19 septiembre, 2016

Bulgaria, en el extremo oriental de Europa, es uno de esos países casi desconocidos para nosotros y que, sin embargo, es una auténtica joya para el turismo. Un país que lo tiene todo: ciudades hermosas, un patrimonio antiquísimo, bellos pueblos, costa, montaña, etc. Aquí te presentamos 7 lugares en Bulgaria que no te puedes perder.

Tesoros de Bulgaria

1. Sofía, la capital

Sofía es una de las ciudades más elegantes que se pueden visitar en toda la Europa del Este y el antiguo bloque comunista. Posee hoteles interesantes, restaurantes económicos y de calidad, una divertida vida nocturna y mucho patrimonio que visitar por su núcleo histórico. Y dentro de ese patrimonio, sin duda alguna destacan sus edificios religiosos.

Catedral Alexander Nevski Sofía
Catedral Alexander Nevski, Sofía – S-F

Se podrían nombrar varios templos pero vamos a citar los más espectaculares, como la iglesia de San Nicolás, también conocida como Iglesia Rusa, o la iglesia Hagia Sofia. No obstante, si se viaja con poco tiempo la visita obligada es la imponente catedral de Alejandro Nevski. Y como complemento a tanto templo ortodoxo, os recomendamos acercaros hasta la mezquita de Banya Bashi, construida en el siglo XVI.

2. Monasterio de Rila

Monasterio de Rila en Bulgaria
Monasterio de Rila – Christian Wilkinson

Una de las grandes joyas del patrimonio búlgaro es el monasterio de Rila, ubicado a unos 120 kilómetros de la capital. Un lugar mágico por su arte, su arquitectura y sus leyendas, que se remontan a la presencia del ermitaño San Juan de Rila en el siglo X. Pero, sobre todo, por su entorno rodeado de montañas y frondosa vegetación. Absolutamente imprescindible.

3. Plovdiv

En esta ciudad, la segunda más grande de Bulgaria, se halla uno de los yacimientos arqueológicos más impresionantes del país. No en vano se tiene constancia de que aquí habitaba ya el hombre hace unos 7.000 años.

Plovdiv en Bulgaria
Plovdiv – RossHelen

Sin embargo, lo más llamativo de este conjunto histórico no es tan antiguo, ya que hablamos de edificaciones de época romana como el foro y el teatro con capacidad de hasta 6.000 personas.

4. Varna

Ahora nos vamos a la costa búlgara, a orillas del mar Negro, donde se encuentra Varna, el destino de verano por excelencia en el país.

Varna en Bulgaria
Varna – Aleksandar Todorovic

Un lugar que cuenta con unas excelentes comunicaciones, incluido un aeropuerto internacional, y en el que no faltan motivos para acudir. Y no solo para disfrutar de su costa, sino también para los muchos eventos culturales de primer nivel que aquí se celebran.

5. Nessebar

Nessebar en Bulgaria
Nessebar – mama_mia

También a orillas del mar Negro se halla la ciudad de Nessebar, cuya visita se ha de dividir en dos partes diferenciadas. Por un lado, la Ciudad Antigua, con restos que nos hablan de una urbe con más de 3.000 años de historia. Y por otro, la ciudad moderna, donde los reyes son los hoteles y las playas. En definitiva, un poco de todo en esta sorprendente ciudad.

“Vagamos para distraernos, pero viajamos para realizarnos.”

– Hilaire Belloc –

6. Veliko Tarnovo

Veliko Tarnovo en Bulgaria
Veliko Tarnovo – Gencho Petkov

En el otro extremo del país se halla esta hermosa población asentada sobre un auténtico acantilado. Todo el que llega hasta aquí queda encantado por la historia y el misterio de esas callejas empinadas, las agotadoras escaleras y esos pasos estrechos.

Tres cosas son imprescindibles durante esta visita: buen calzado, una botella de agua para ir echando algún trago y la cámara de fotos.

7. Parque Nacional de Vitosha

Como hemos nombrado a las grandes ciudades, monumentos, playas y pueblos más recónditos acabaremos este selecto recorrido por el territorio búlgaro recomendando la visita al Parque Nacional de Vitosha, el primero con esa categoría en el país.

Vitosha en Bulgaria
Parque Nacional Vitosha – Svetoslav Radkov

Aquí es posible dar agradables caminatas entre bosques de coníferas y subir a picos que superan los 2.000 metros. Además, se puede descubrir la cueva Duhlata, la más larga del país con 18 kilómetros de longitud.

Igualmente, esos senderos nos pueden llevar hasta varios monasterios medievales y a la espectacular iglesia de Boyana, del siglo X. O si lo prefieres y viajas hasta aquí en invierno, podrás esquiar. En la montaña Vitosha se encuentran algunas de las mejores pistas de Bulgaria.

Te puede gustar