6 rincones imprescindibles de Cantabria

Adrián Pérez 13 octubre, 2015

Cantabria, al norte de España, es un destino ideal para viajar. La Tierra Infinita, como anunciaba una conocida campaña publicitaria, es un paraíso natural lleno de historia, cultura y tradiciones, con parajes increíbles y con posibilidades para todos los gustos.

A pesar de que son muchos los lugares y parajes que se pueden disfrutar en Cantabria, hay algunos que resultan imprescindibles. A continuación te mostramos algunos de esos rincones  que no puedes pasar por alto cuando visites esta maravillosa región.

1. Parque Natural de los Collados del Asón

Paisaje de Collados del Asón en Cantabria
collados del Asón – David Pegzlz

En la parte más oriental de Cantabria se encuentra el Parque Natural de los Collados del Asón. Es un destino fundamental para los amantes de la naturaleza y en el que senderistas, espeleólogos, escaladores y piragüistas pueden disfrutar desarrollando su afición.

En este parque se pueden hacer numerosas rutas, adentrarse en la  Cueva de Coventosa, descender el río Asón o escalar las vías ferratas del Cáliz o El Risco.

En la parte más alta se encuentra el Puerto de los Tornos, un mirador que te permitirá disfrutar de una hermosa experiencia tanto de día como de noche.

2. Parque de la Naturaleza de Cabárceno

animales en el parque de Cabárceno en Cantabria
Parque de Cabárceno – LFRabanedo

En el Parque de Cabárceno los animales viven en semilibertad en lo que fue una antigua mina de extracción de hierro. Además de ver a los animales hay actividades de exhibición y rutas botánicas que permiten ver diferentes tipos de plantas.

3. Monumento Natural de las Secuoyas del Monte Cabezón

Secuoyas en Monte Cabezón
Monte Cabezón – Pedro M. Martínez Corada / commons.wikimedia.org

El Monumento Natural de las Secuoyas del Monte Cabezón está situado en el municipio de Cabezón de la Sal. Las secuoyas del Monte Cabezón se declararon Monumento Natural por Decreto en 2003.

Este fantástico lugar tiene una superficie de 2,47 hectáreas y está poblado por 848 pies de Sequoia sempervirens y 25 pies de Pinus radiata.  Este Monumento Natural es el resultado del experimento en el que una especie completamente ajena a la zona  se adaptó perfectamente al entorno.

4. La Cueva del Soplao

Cueva el Soplao en Cantabria
Cueva del Soplao – María Jesús Tomé / commons.wikimedia.org

La Cueva del Soplao es la más famosa de las grutas de Cantabria. Se encuentra en los municipios de Valdáliga y Rionansa, cerca de San Vicente de la Barquera. Su interior alberga una de las mayores concentraciones de estalagmitas excéntricas del mundo.

La Cueva del Soplao fue descubierta a principios del siglo XX, debido a la explotación de las minas de La Florida. Esta cueva está considerada una de las grandes maravillas de la geología. Está abierta al público desde 2005, aunque solo se permite visitar de forma guiada un parte.

Los visitantes pueden disfrutar de un recorrido espectacular ya que, además de su valor geológico, la cueva y su entorno albergan un excepcional patrimonio de arqueología industrial minera, con más de 20 kilómetros de galerías.

5. Santillana del Mar

Calles de Santillana del Mar en Cantabria
Santillana del Mar – Roberaten

Santillana del Mar es uno de los pueblos más turísticos y más visitados de Cantabria. Posee un conjunto medieval histórico de gran valor, considerado uno de los más bonitos de España. La villa fue declarada conjunto histórico-artístico en 1889.

Destacan la Colegiata y Claustro del siglo XII, la Plaza Mayor de Ramón y Pelayo, la Ermita de Santa Justa, así como diversos museos. Las hermosas y pintorescas calles, como la de Santo Domingo o la de Juan Infante, te trasladarán a otra época.

En sus inmediaciones se encuentra la famosa cueva de Altamira, una cavidad natural que conserva uno de los ciclos pictóricos y artísticos más importantes de la Prehistoria. Aunque el algo digno de ver, su visita está restringida a una visita semanal para cinco personas bajo un estricto protocolo de indumentaria e iluminación.

“Después de Altamira, todo parece decadente”

-Pablo Ruiz Picasso”-

Si no puedes visitar las cuevas, no te preocupes, tienes una buena alternativa. Visita el Museo de Altamira y podrás aproximarte a este famoso paraje prehistórico.

6. Potes

Paisaje en Potes en Cantabria
Potes – Nella

Potes es otro de los pueblos más bonitos de Cantabria, conocido como la villa de los puentes y las torres. El encanto de este pequeño pueblo, rodeado por montañas, reside en su aspecto antiguo, su paisaje y  sus pintorescos puentes y torres.

La Villa de Potes es un conjunto histórico en el que destaca la Torre del Infantado, sede del Ayuntamiento. Pero la villa conserva numerosas edificaciones de gran interés.

Cantabria tiene otros muchos rincones también hermosos, perfectos para disfrutar en buena compañía. Nada mejor que organizar un viaje y descubrirlos por ti mismo ¿Te animas?

Te puede gustar